Motor.es

Prueba Renault Kangoo E-Tech 100% Eléctrico, el combi para conciliar familia y trabajo

El Renault Kangoo Combi E-Tech se propone como un monovolumen compacto con un gran confort de marcha, un equipamiento de primer nivel y una capacidad de carga sensacional que, además, tiene cero emisiones. Lo probamos.

Prueba Renault Kangoo E-Tech 100% Eléctrico, el combi para conciliar familia y trabajo

12 min. lectura

Publicado: 09/02/2023 12:00

El Renault Kangoo es uno de los modelos más populares del fabricante francés en todo el mundo, con más de 4,4 millones de unidades vendidas hasta la fecha desde su creación hace 26 años. Ahora, la tercera generación añade una variante 100% eléctrica con carrocería combi, el Renault Kangoo E-Tech, una interesante versión con la que he tenido una primera toma de contacto en su presentación.

La versión eléctrica del Kangoo se identifica rápidamente de las versiones con motor de combustión por el diseño de la parrilla

Hasta el momento la gama del Kangoo contaba con una propuesta eléctrica en carrocería furgón que tomaba el relevo del Kangoo Z.E. de la generación anterior. La nueva versión turismo fue presentada en el Salón del Automóvil de París 2022 y guarda muchos elementos en común con el Nissan Townstar EV y el Mercedes EQT, modelos con los que comparte desarrollo.

El nuevo vehículo eléctrico de la marca del rombo se adapta a las necesidades tanto de los clientes profesionales como de los particulares. Durante el evento pudimos conocer en profundidad la versión combi que muestra su faceta monovolumen. Un MPV compacto con unas dimensiones exteriores que reflejan 4.486 mm de longitud, 1.596 mm de anchura y 1.838 mm de altura (1.893 mm si lleva barras de techo).

Calcula ahora el precio de tu seguro de coche

¡Infórmate!

El Kangoo con etiqueta medioambiental Cero sin miedo a las Zonas de Bajas Emisiones (ZBE) mantiene un estilo casi idéntico al de las variantes de combustión, incluyendo sus dos prácticas puertas laterales correderas, pero la parrilla tiene un diseño específico que identifica rápidamente a esta versión de cero emisiones. No es solo una cuestión estética, detrás del logo de la calandra se ubica la toma de recarga.

Un equipamiento abundante

Por dentro, las novedades más visibles son la nueva palanca de cambios y el salpicadero que, dependiendo de la versión, está decorado por una moldura con aspecto de madera oscura. Además, el cuadro de instrumentos con pantalla TFT de 4,2 pulgadas añade indicadores de potencia y se añade la posibilidad de equipar una instrumentación digital con pantalla de 10 pulgadas. También cambia el climatizador bizona con bomba de calor.

El habitáculo está plagado de prácticos huecos y compartimentos

El sistema multimedia Easy Link con pantalla táctil de 10 pulgadas resulta muy sencillo e intuitivo de manejar y es compatible con Android Auto y Apple CarPlay. En el E-Tech Eléctrico añade algunas funciones adicionales como que el navegador indica puntos de recarga disponibles cercanos, su potencia, el precio de la recarga y el tipo de toma.

También se puede programar la carga para que la carga se realice en el momento que el usuario decida (por ejemplo, cuando la tarifa eléctrica sea más baja). Del mismo modo es posible programar el preacondicionamiento térmico del habitáculo. De esta manera se activa la calefacción en invierno o la climatización en verano para que cuando se haga uso del vehículo esté a una temperatura agradable. El que pasa frío es porque quiere porque en el Kangoo E-Tech parabrisas, asientos delanteros y volante pueden estar calefactados.

El Kangoo Combi eléctrico está disponible con los acabados Equilibre y Techno. El nivel Equilibre lleva de serie faros Full Led, llantas de chapa de 16 pulgadas, retrovisores exteriores eléctricos calefactables y abatibles, elevalunas delanteros eléctricos, asiento del conductor con regulación en altura, instrumentación con pantalla TFT 4,2 pulgadas, asistente de mantenimiento de carril, frenada de emergencia asistida con detección de peatones, airbags frontales, laterales y de cortina sensores de aparcamiento traseros, regulador y limitador de velocidad, sensores de luz y lluvia y salidas de aire en plazas traseras.

La instrumentación digital es opcional

El acabado Techno añade barras de techo, llantas de aleación de 17 pulgadas, acceso manos libres, volante de cuero, sistema Easy Link, climatizador bizona, asiento del conductor con regulación lumbar, asiento pasajero con regulación en altura, asientos delanteros calefactables, retrovisor interior de oscurecimiento automático, retrovisor de vigilancia para niños, elevalunas traseros eléctricos, sensores de aparcamiento traseros, delanteros y laterales y cámara trasera.

Entre las opciones disponibles se encuentra la base de carga inalámbrica para smartphones, la instrumentación digital, el sistema de reconocimiento de señales de tráfico, aviso de ángulo muerto, el control de crucero adaptativo, el parabrisas calefactado, el volante calefactable o el sistema de mejora de la tracción Grip Control, entre otros elementos. El monovolumen eléctrico de Renault puede ser muy completo.

Las plazas traseras están compuestas por tres asientos independientes, deslizantes y plegables

A diferencia del resto de las variantes térmicas de esta furgoneta, el Kangoo E-Tech no puede configurarse con siete plazas, todas las versiones son de cinco pasajeros. En la segunda fila se disponen tres asientos independientes que pueden deslizarse longitudinalmente hasta 140 mm. Los ocupantes de las plazas posteriores gozan de mucho espacio, elevalunas eléctricos (según el nivel de equipamiento), bandejas plegables, tomas USB y salidas de aire específicas.

Respecto a cualquier monovolumen tradicional, el Kangoo sorprende por su capacidad de carga, incluso en esta versión eléctrica. Propone un enorme maletero de 850 litros medidos hasta la bandeja y 950 litros medidos hasta el techo. Un volumen que, dependiendo de la posición de los asientos posteriores, se puede ampliar hasta los 2.500 litros.

Un espacio de carga al alcance de muy pocos

Dos cargadores de a bordo disponibles

Bajo el capó habita un motor eléctrico con una potencia de 90 kW (120 CV) y un par máximo de 245 Nm. Está asociado a una batería de ion-litio con una capacidad neta de 45 kWh y que está compuesta por ocho módulos. En el caso de la versión E-Tech EV 45 22 kW lleva un sistema de refrigeración líquida. Renault garantiza que mantienen más del 70% de su capacidad durante 8 años o 160.000 km.

Esta furgoneta con capacidades familiares está pensada para los desplazamientos diarios en la ciudad y alrededores más que para viajes muy largos, si atendemos a su autonomía. Con una sola carga, el Kangoo E-Tech tiene una autonomía de 285 km en ciclo WLTP. En uso estrictamente urbano la homologación puede llegar a los 430 km.

El Kangoo E-Tech se mueve sin preocupaciones en las ZBE de las grandes ciudades

Las prestaciones son normales para un vehículo de sus características. Es capaz de acelerar de 0 a 100 km/h en 12,6 segundos, si bien en los primeros metros es capaz de ganar velocidad con intensidad gracias a la entrega inmediata del par. Se mueve proporcionando un gran confort y con una rumorosidad baja en desplazamientos urbanos. En carretera el ruido aerodinámico se deja notar. La velocidad máxima es de 135 km/h.

El monovolumen galo dispone de un modo Eco que se acciona pulsando un botón. Con esta función activa la potencia se reduce a 56 kW (76 CV) y la velocidad máxima del vehículo queda limitada a 110 km/h para una conducción más suave que maximice la autonomía. Interesante en trayectos urbanos.

Renault propone tres niveles de intensidad de la frenada regenerativa para aprovechar la energía en las deceleraciones. La cantidad de recuperación se selecciona a través de la palanca del salpicadero y, aunque es sencilla de operar, también se habría agradecido que tuviera levas tras el volante para modificar este parámetro. En el nivel de mayor intensidad la retención es grande pero no llega a ser similar a una función one pedal, el coche no llega a detenerse por completo.

La potencia máxima de carga es de 80 kW

Tanto el acabado Equilibre como el Techno se pueden configurar con dos versiones, según el cargador de a bordo instalado. El más económico es el E-Tech EV 45 11 kW que lleva el cargador de 11 kW AC con el que se puede cargar la batería al completo (0-100%) en unas 26 horas utilizando un enchufe doméstico convencional de 2,3 kW. Con un punto de carga doméstico de 7,4 kW son necesarias 7 horas y en un punto de 11 kW hacen falta 5 horas.

Con la versión E-Tech EV 45 22 kW se incluye el cargador de abordo de 22 kW AC y 80 kW DC. Esta segunda opción, que reduce los tiempos de carga, tiene un sobrecoste de unos 1.300 euros. Así, una carga del 15% al 80% llevaría 1 hora y 30 minutos en un punto de 22 kW mientras que solo necesitaría de 37 minutos en un punto de 80 kW en corriente continua. El cable de modo 3 viene de serie y el de modo 2 está en la lista de extras.

El nuevo Renault Kangoo E-Tech 100% eléctrico ya está a la venta con un precio de partida de 39.200 euros, una tarifa que no incluye descuentos ni las ayudas del Plan MOVES III.

Opiniones del Experto
ValoraciónNota7.3
Acabados7
Diseño7
Habitabilidad8
Prestaciones6
Confort8
Comportamiento7
Equipamiento8
Pixel