¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
Autobild.es
  • Koenigsegg One:1, pulverizando el récord 0-300-0 km/h

VídeoKoenigsegg One:1, pulverizando el récord 0-300-0 km/h

¿Cuál es el superdeportivo más rápido del mundo? La pregunta tiene trampa y admitiría muchos matices, pero desde luego uno de ellos es este Koenigsegg One:1. El superdeportivo sueco ha batido el récord de 0-300-0 km/h, y en este espectacular vídeo podrás comprobar de qué es capaz.

Koenigsegg lleva un tiempo haciéndose un importante hueco dentro de los superdeportivos más rápidos y exclusivos. Y lo hace a base de hechos, creando modelos capaces de desafiar los límites de la física. Un buen ejemplo de ello es el Koenigsegg One:1, que con 1.340 CV y una relación peso/potencia igual a la unidad es capaz de dejarnos helados al marcarse una espectacular vuelta rápida en Spa-Francorchamps, por ejemplo.

Aquí tienes otra muestra de lo que es capaz este asombroso Koenigsegg One:1. En este vídeo podrás ver cómo el supercoche sueco bate el récord del 0-300-0 km/h, esto es, aceleración desde parado hasta los 300 km/h y posterior frenada hasta volver a detenerse. El actual tiempo récord ya estaba en casa, y había sido establecido por el Koenigsegg Agera R en el 2011, con 21,19 segundos.

Ahora el One:1 pulveriza de nuevo el tiempo récord del 0-300-0 km/h, parando el cronómetro en sólo 17,95 segundos. Más de tres segundos de diferencia con respecto al anterior récord, que se dice pronto. Para ello, el Koenigsegg One:1 ha sido pilotado por Robert Serwanski, piloto de pruebas del fabricante, que incluso se permite el lujo de soltar el volante y realizar la hazaña sin manos, demostrando la estabilidad del One:1 tanto en brutales aceleraciones como en frenadas.

Para acelerar de 0 a 300 km/h sólo necesitó de 11,922 segundos, un tiempo en el que un utilitario común y corriente sólo sería capaz de alcanzar los 100 km/h. Y para detenerse por completo desde los 300 km/h, la frenada necesitó de 6,03 segundos, poniendo de manifiesto el potente rendimiento de su equipo de frenos.

En el vídeo que encabeza este artículo tienes todos los detalles, pero seguro que Koenigsegg todavía querrá superarse a sí misma con sus futuros modelos, ¿para cuándo Nürburgring?

Noticias relacionadas

Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto