¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
Autobild.es

Brown da la clave maestra del resurgir de McLaren

La cara visible de la formación británica apunta los factores decisivos que han llevado a McLaren a la buena posición que ocupan en el presente.

De entre todos los cambios, Brown destaca el hecho de haber separado la política y el desarrollo puro del monoplaza.

Brown cumplirá en 2020 su cuarto año al completo en McLaren como director ejecutivo.

Al decir adiós al motor Mercedes a finales de 2014, McLaren inició una arriesgada senda que exploraron casi 30 años atrás al apostar de nuevo por Honda, el fabricante nipón que tantos éxitos otorgó a los de Woking en el pasado, una travesía que recorrieron con más pena que gloria y que significó su caída en picado. Unidades de potencia realmente poco fiables les llevaron a la novena posición en 2015, tan sólo por delante de una Marussia con 0 puntos, quedando así prácticamente como el farolillo rojo de la parrilla.

Cuando todo apuntaba a que el mítico equipo británico estaba abocado para el fracaso, a menos a corto plazo, las cosas empezaron a funcionar y McLaren acabó sexto en el campeonato de 2016, pero en 2017 todo volvió a la abrumadora normalidad. Fue entonces cuando Zak Brown comenzó a gestionar el núcleo interno de la estructura inglesa desde que fuera apostado como director ejecutivo desde finales de 2016, sin más remedio que finalizar la relación con los japoneses y colaborar con Renault por primera vez en la historia de la formación.

Sin embargo, el dirigente americano asegura que éste hecho, a la espera de volver a contar con motores del vigente campeón de constructores a partir de 2021, no fue el decisivo en la resurrección de McLaren. «Cuando empecé había muchos chefs en la cocina, ocurrían muchas cosas en la empresa, con accionistas y demás, por lo que simplemente había una falta de enfoque y dirección del liderazgo», comentó Brown al respecto. «No lo achacaría a una persona, es simplemente que no había coherencia».

«Si te fijas en los cambios que hemos hecho, Andreas ha hecho un trabajo excelente. Obviamente él no construyó el coche, eso se hizo el año pasado, pero ha aportado concentración al equipo, liderazgo; lo ha restructurado en una organización mucho más simple. Recibimos a James Key, Andrea Stella ha dado un paso hacia adelante, así que ni siquiera se trata sólo de la gente nueva que ha llegado, sino que esas personas han dado un paso hacia adelante y han ganado poder, con cometidos claros con respecto a lo que se requiere de ellos. Esa es una especie de dirección de liderazgo», agregó estadounidense.

«Apartamos la política de la organización y con ello llegó un coche mejor desarrollado»

Brown aseguró que a continuación «dejamos las políticas fuera del equipo», considerando este factor como vital en el nuevo organigrama que ha hecho que la fábrica vuelva a ver la luz. «Creo que, cuando falta liderazgo y dirección, las cosas se pueden convertir en política, por lo que apartamos eso de la organización y con ello llegó un coche mejor desarrollado».

«Luego llegaron dos pilotos nuevos, emocionantes y muy rápidos que trabajan realmente bien juntos. Todo eso y mucho más que está comenzando a cuajar y generar una dinámica. Me parece que esto es, como en todos los negocios, el juego del ímpetu. Si te fijas en Mercedes, o cuando llegó Red Bull, necesitábamos en cierto modo dar la vuelta a esta racha negativa y transformarla en una positiva, y ahora tan sólo tenemos que construir sobre ella», concluyó.

Fotos: McLaren

Fuente: Racefans.net

Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto