Ricciardo ofrece la victoria a sus mecánicos tras el cambio de motor y el doble pit-stop

  • La sensacional victoria del piloto australiano en China corrió serio peligro al romperse su motor Renault en la última sesión de entrenamientos libres del sábado.
  • Un meteórico cambio de motor antes de la clasificación y una perfecta ejecución de doble parada en boxes tras el coche de seguridad propiciaron la recuperación de Ricciardo.

Daniel Ricciardo ha sido el gran protagonista del Gran Premio de China al pasar de la nada al todo en 24 horas. El piloto australiano pensó que lo tenía todo perdido tras romper el motor en la última sesión de entrenamientos libres, dejando a sus mecánicos menos de dos horas para sustituirlo por uno nuevo a tiempo para participar en la Q1 de la clasificación.

Generalmente, un cambio de motor lleva alrededor de tres horas, por lo que Daniel Ricciardo no pudo evitar sentir que estaba todo perdido y saldría último en la carrera. Pero los mecánicos lograron que su piloto saliera a pista a falta de tres minutos para el final de la sesión, obteniendo un tiempo lo suficientemente rápido como para pasar de ronda y clasificándose finalmente sexto. “No sé la razón, pero parece que no gano carreras aburridas, todas son muy divertidas. Fue inesperado, hace 24 horas pensé que iba a comenzar último en la parrilla. Primero debo darle las gracias a los chicos, ya se las dí ayer, pero éste ha sido un premio real por ese trabajo”, destacó Ricciardo tras obtener el triunfo en China.

La segunda clave de su triunfo llegó cuando el accidente entre Gasly y Hartley dejó la curva 14 llena de restos de fibra de carbono, haciéndose necesario el ingreso del coche de seguridad para permitir la limpieza del asfalto. En ese momento Red Bull ordenó a sus dos pilotos entrar en boxes, ejecutando un doble pit-stop consecutivo a la perfección. “Escuché que había salido el coche de seguridad en la curva 14 y me dijeron que íbamos a hacer una doble parada, que fuera a boxes. Ocurrió muy rápido y fue muy decisivo. Fueron movimientos ganadores, así que gracias a todos en Red Bull”, señaló el vencedor.

Genial desempeño de los mecánicos de Red Bull.

La estrategia funcionó y esa parada para colocar neumáticos blandos nuevos permitió a Ricciardo ganar posiciones y adelantar a los Ferrari, a su compañero y a los Mercedes“Disfruté mucho. Obviamente teníamos el neumático blando y sabíamos que tendríamos más rendimiento en frenada que ellos. En muchas ocasiones sólo hay una oportunidad, así que intenté sacar el máximo partido de ello”.

Sabía que siempre quedaría suficiente espacio y que los neumáticos tenían suficiente agarre

El último escollo era Valtteri Bottas, que ofreció resistencia con una frenada al límite estrangulando el espacio durante la aproximación al vértice de la curva. Pero Ricciardo mantuvo el control del coche y consumó el adelantamiento. “Estuvo muy ajustado, fuí agresivo, pero limpio. Pensé en echarle… no, ¡sólo estoy bromeando! Sabía que siempre quedaría suficiente espacio y que los neumáticos tenían suficiente agarre. En el peor de los casos me iría largo y volvería a tener otra oportunidad”, explicó el australiano.

Tras esta victoria, la sexta de su carrera deportiva, Daniel Ricciardo se coloca en la cuarta posición del campeonato, cediendo 17 puntos con Sebastian Vettel, que continúa como líder entre los pilotos.

Fotos: Red Bull Content Pool

Tasa tu coche. ¡¡Gratis y sin compromiso!!

El redactor te recomienda

Noticias relacionadas

Más leídas
Más comentadas

¿Qué te parece el nuevo diseño?

Tú opinión nos importa.

Un pequeño formulario con nombre opcional, e-mail opcional y el comentario.

×
Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto