¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
    Autobild.es

    Las 'distracciones' de los equipos de la Fórmula 1: estos son sus negocios paralelos

    A raíz de la presencia de McLaren Racing en la Indy 500 de 2019, muchas han sido las voces que han cuestionado si ello interferirá en la Fórmula 1.

    De los diez equipos de la parrilla, sólo dos limitan su actividad a la categoría, utilizando el resto sus recursos para múltiples actividades adicionales.

    McLaren y Fernando Alonso aglutinan, en conjunto, un cóctel mediático difícil de superar. Tanto en el éxito como en el fracaso, ambos reciben una atención a nivel mundial con la que pocos pueden competir y su presencia en las 500 Millas de Indianápolis de 2017 así lo demostró.

    Lo mismo ocurrirá, probablemente, en 2019, pero hasta entonces la situación de McLaren Racing en la Fórmula 1 permitirá plantear un debate que ya genera polémica: ¿hace bien el equipo de Woking en abrir nuevos campos teniendo tantas dificultades para tener éxito en la categoría reina?

    Lo cierto es que sólo dos equipos de la parrilla limitan su actividad a la Fórmula 1. O, mejor dicho, a competir en la Fórmula 1. Tanto Racing Point Force India como Toro Rosso utilizan sus recursos, herramientas, presupuesto y personal única y exclusivamente para intentar ser lo más rápidos posible en las 21 carreras que conforman el calendario actual de la máxima categoría.

    El resto, en menor o mayor medida, diversifica sus recursos para abrir nuevas vías de financiación y desarrollo tecnológico que les permitan depender menos -o nada- de los resultados deportivos para contar con una organización empresarial sana y viable a largo plazo.

    Mercedes

    La marca alemana es una de las más prestigiosas de la automoción comercial, pero también cuenta con una herencia deportiva de largo recorrido que permanece en la actualidad. Incluso, Toto Wolff, además de accionista y máximo responsable de Mercedes AMG F1, gestiona toda la división deportiva de la marca, hasta esta temporada presente en el DTM y actualmente involucrada en programas de Fórmula 3, GT y Fórmula E a través de la empresa HWA, filial de Mercedes.

    Mercedes se ha despedido del DTM esta temporada para embarcarse en la Fórmula E.

    Ferrari

    La firma italiana afincada en Maranello es una de las que menos diversifica sus actividades, pues se centra en su mayoría en mantener a la marca como el mayor icono del automovilismo mundial, tanto a nivel comercial como deportivo. Sus automóviles deportivos de altas prestaciones son referencia a todos los niveles y la Fórmula 1 será siempre su actividad principal, pues no en vano Enzo Ferrari utilizó la venta de coches para financiar a la Scuderia.

    Ferrari cuenta con una numerosa y exitosa presencia en el mundo de la resistencia y los GT.

    Actividades que, actualmente, se limitan a los GT, distribuidos por todo el mundo en innumerables campeonatos con AF Corse como gestor principal de todo ello. Además, Ferrari también cuenta con experiencias deportivas de todo tipo para sus clientes en circuitos, así como museos, parques temáticos y un centro de simulación en Maranello.

    Red Bull

    El imperio austriaco fundado por Dietrich Mateschitz extiende sus alas por prácticamente cualquier actividad deportiva o de riesgo en la que el público joven pueda estar interesado. Pero, en lo que respecta exclusivamente a Red Bull Technologies, empresa que gestiona técnicamente a Red Bull Racing y Scuderia Toro Rosso, tampoco son escasas las actividades.

    Desde el desarrollo de productos para BMC Switzerland, empresa del mundo del ciclismo, hasta la concepción del Aston Martin Valkyrie, un hiperdeportivo híbrido diseñado por Adrian Newey que ha tenido al genial ingeniero británico apartado parcialmente del equipo de Fórmula 1 durante los últimos años.

    El Aston Martin Valkyrie ha llegado a monopolizar casi por completo a Adrian Newey, el diseñador estrella de Red Bull Racing.

    La colaboración con Aston Martin no se limita sólo al Valkyrie, pues ambas empresas se asocian a nivel tecnológico, tanto en el desarrollo del monoplaza de Fórmula 1, como en el de los diferentes modelos comerciales de la marca británica. También es obligado destacar que Red Bull es la única organización que cuenta con dos equipos en la parrilla capaces de operar de manera independiente e integral.

    Williams

    El equipo fundado por Frank Williams y Patrick Head ha terminado convirtiéndose en una empresa diversificada a múltiples niveles. Williams Grand Prix Engineering se subdivide a su vez en Williams Racing, Williams Advanced Engineering y Williams Heritage.

    Mientras que la primera es en esencia el equipo de Fórmula 1 y la tercera se encarga de explotar la herencia histórica del equipo desde su fundación en 1977, Advanced Engineering ofrece una numerosa cantidad de servicios.

    La Babypod de Williams es una incubadora desarrollada con tecnología de la Fórmula 1 para transportar bebés en situaciones de emergencia.

    Creada en 2010, se trata de una empresa tecnológica que desarrolla todo tipo de servicios de ingeniería e innovación. Además de haber desarrollado baterías para la Fórmula E, una plataforma para coches comerciales eléctricos denominada FW-EVX, Hyperbat Limited (fabricante de baterías para automoción comercial) o Netfficient (desarrollo de baterías para edificios sostenibles), ofrece servicios a Aerofoil Energy o Airbus, entre otras empresas dentro del campo de la automoción, defensa, construcción, sanidad o aeronáutica.

    Renault

    La marca francesa también cuenta con un extenso historial deportivo en diferentes disciplinas del automovilismo con el fin de potenciar su imagen de marca en el mundo de la automoción comercial.

    Aunque, en el caso de Renault, dicha actividad ha ido en muchas ocasiones ligada al florecimiento del talento a través de las copas de promoción, tanto en turismos como en monoplazas. Y, para ello, es clave el director general de Renault Sport Racing, también máximo responsable del equipo de Fórmula 1: Cyril Abiteboul.

    La Clio Cup guarda tras de sí una herencia de competición que se remonta a 1969 con el Renault 8 TS como precursor.

    Renault estuvo presente en las World Series by Renault durante 11 años y en la Fórmula E durante tres temporadas antes de pasarle el testigo a Nissan, marca del mismo grupo empresarial. Además ha gestionado o gestiona sus propios campeonatos y también, como en el caso de varios de sus competidores en la Fórmula 1, programas de jóvenes pilotos en distintas categorías.

    McLaren

    La organización resultante del equipo fundado por Bruce McLaren en 1963 ha derivado en tres principales estructuras que convierten a los de Woking en uno de los entramados empresariales más activos y exitosos de la parrilla.

    McLaren Automotive se encarga de la automoción comercial de grandes prestaciones y McLaren Racing gestiona la actividad del equipo de Fórmula 1. Por su parte, McLaren Applied Technologies cuenta con múltiples servicios y actividades de todo tipo, entre los que destacan tecnología e innovación en diversas ramas de la competición, automoción, transporte público, sanidad y ciencia.

    El servicio ferroviario de Singapur es sólo uno de los múltiples clientes de McLaren.

    También ha creado la centralita electrónica estándar de la Fórmula 1, la IndyCar y la NASCAR (en este caso también los cuadros de mandos digitales), las baterías para la Fórmula E desde la temporada 2018, y comercializa productos de alto rendimiento como sensores, software, sistemas eléctricos y electrónicos.

    McLaren además proporciona asesoramiento de ingeniería y análisis de datos a sus clientes en los circuitos, así como sistemas de monitoreo de presión de neumáticos y acelerómetros de tres vías a varios equipos de MotoGP.

    Haas

    La organización estadounidense fundada por Gene Haas compite con cinco coches en las NASCAR Series junto con Tony Stewart (Stewart-Haas Racing), pero su fundador tiene como actividad principal la gestión de Haas Automation, una empresa que inició su actividad en 1983 y que fabrica y comercializa maquinaria-herramienta de precisión y accesorios a nivel mundial, tanto en el campo industrial como de competición.

    Haas cuenta con una gran tradición en maquinaria de mecanizado industrial.

    Sauber

    Peter Sauber inició su actividad empresarial en 1960 a través del negocio de los sistemas eléctricos, pero su vínculo con el automovilismo comenzó siete años después como piloto y desde 1970 como constructor. Tras asociarse con Mercedes en el Mundial de Resistencia a primeros de los 90, el suizo se introdujo en la Fórmula 1 y la empresa que lleva su nombre cuenta hoy con numerosas actividades paralelas al equipo que ya no dirige.

    Audi utilizó los servicios de Sauber para desarrollar su LMP1 híbrido.

    Tras su asociación con BMW durante la primera década de este siglo, la empresa suiza ha sabido aprovechar las instalaciones de vanguardia heredadas de aquello y ofrece servicios aerodinámicos a múltiples equipos y empresas, tanto del ámbito deportivo como comercial. Entre esos servicios destacan test a escala real en túnel de viento, dinámica computacional de fluidos, desarrollo aerodinámico, diseño y modelado y también equipamiento especial para desarrollo en túnel de viento.

    Paralelamente ofrece servicios de ingeniería, entre los que destacan el diseño y la fabricación aditiva en metal y plásticos, entrenamiento de diseño, construcción ligera y test en banco dinámico (7 Post-rig).