¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
Autobild.es

Opinión​“Esto sólo lo arregla Carlos Sainz”

La Fórmula 1 en España nació con Fernando Alonso y es probable que muera cuando el piloto asturiano decida probar suerte en otra categoría. ¿O no? Hay un piloto en la parrilla que ha llamado la atención desde sus inicios y que ahora, con su extraordinario rendimiento, ha dejado de ser “el hijo de” para convertirse en uno de los pilotos más cotizados de la parrilla.

Mucho antes de conocer de verdad a Carlos Sainz como piloto y de verle correr (no voy a decir que sabía lo bueno que era desde que le seguía en el karting, no es cierto), solía utilizar una coletilla cuando hablaba o escribía sobre lo efímero de la afición en España a la Fórmula 1 y su relación directa con la popularidad de Fernando Alonso. “Esto sólo lo arregla Carlos Sainz”, solía decir en la época en la que la crisis económica azotaba nuestro país con más fuerza (cercenando las aspiraciones de decenas de pilotos españoles con talento) y la gente se empezaba a preguntar "¿Qué le pasa a Alonso, que ya no gana?". Pero, aunque sabía que Carlos era un piloto muy prometedor por lo que escuchaba de quienes le conocían, dicha frase estaba basada principalmente en otro tipo de cualidades que Sainz siempre ha tenido.

"Sainz inculcó a su hijo el arte de manejar la atención mediática"

Carlos Sainz siempre ha tenido una gran repercusión mediática por varias razones. La principal es su apellido, que deja claro que es el hijo del único piloto español que puede hacer frente al legado de Fernando Alonso. Leyenda viva de los rallyes, Carlos Sainz (padre) es además un gran relaciones públicas que ha inculcado a su hijo cómo comportarse ante la prensa, los patrocinadores y el modo de manejar la atención mediática sin que ello afecte a los resultados y aspiraciones deportivas, sino todo lo contrario.

Carletes (me van a permitir la confianza para distinguir mejor al padre del hijo) ha crecido en los circuitos y además lo ha hecho rodeado de miradas, cámaras y análisis de todo tipo para ver “cómo de bueno es el hijo de Carlos”. Esa misma atención le ha permitido obtener patrocinios en una época en España en la que parecía casi un milagro encontrar apoyo en casi cualquier tipo de actividad deportiva.

Obviamente la calidad y los resultados ayudaron, pero es innegable que la conexión de Carlos con Red Bull ayudó a Carletes a ser, al menos, considerado para ingresar en el programa de Red Bull. Y todo ello me hacía pensar que el único modo de que la afición a la Fórmula 1 en España (no digo “al automovilismo” conscientemente, en este país se sigue a deportistas, no a deportes) se mantuviera a niveles relevantes cuando Fernando Alonso se retire, era que Carletes llegara. Yo lo tenía claro: un chico maduro y suelto delante de las cámaras, con buenos resultados deportivos, un apellido ilustre que le garantiza seguimiento en la prensa y todo ello, apoyado por la estructura de Red Bull. Iba a llegar sí o sí.

Prestigio ganado a pulso

La verdad es que estuve cerca de equivocarme y para Carletes no fue sencillo obtener la primera oportunidad porque un torbellino llamado Max Verstappen apareció en escena de manera inesperada y el único modo que Red Bull tenía de evitar que firmara con Mercedes era ofreciéndole un asiento en Toro Rosso. Pero Sebastian Vettel se marchó y eso posibilitó el ascenso de Daniil Kvyat. Carletes estaba dentro.

"Ya no hace falta apuntar ‘Carlos Sainz Jr.’, ni importa si tuvo más medios que la mayoría"

Algo más de año y medio después, Ya no hace falta apuntar ‘Carlos Sainz Jr.’, ni importa si tuvo más medios que la mayoría en su preparación para competir en las categorías inferiores. Tampoco es relevante si Red Bull se planteó sacarle del programa de jóvenes pilotos. Actualmente, Carlos Sainz (olvidemos ya lo de Carletes) es un piloto asentado en la Fórmula 1 que, además de haberse ganado un sitio por pleno derecho, es uno de los pilotos más cotizados que lidera, junto con Max Verstappen y Stoffel Vandoorne, la generación del futuro en la categoría.

"Fernando Alonso tiene relevo"

Sainz ha conseguido sumar a su mediática imagen, sus habilidades ante las cámaras y los micrófonos y a su determinación por llegar a lo más alto, una consistencia en la pista y una cultura del trabajo, la humildad y la autocrítica que sólo puede llevarle al éxito, porque ha demostrado que tiene talento más que suficiente para triunfar en la Fórmula 1. Un piloto que ha demostrado rendir al mismo nivel cuando el coche está para rondar el top 5 que cuando está para pasar a Q2 con el gancho. Sacándose de la manga la vuelta más rápida del fin de semana cuando hacía falta y siendo implacable en carrera.

No sabemos si será Campeón del Mundo algún día y, desde luego, no es probable que vaya a marcar una época como Fernando Alonso (estamos hablando de uno de los mayores talentos de la historia, no perdamos la perspectiva), pero podemos estar tranquilos porque Fernando tiene relevo y vamos a tener a un piloto español durante muchos años en la Fórmula 1. Y no uno cualquiera, uno brillante. Carlos Sainz, a secas.

Fotos: Red Bull Content Pool

Noticias relacionadas

Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto