¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
    Autobild.es

    La clave del éxito de Williams en los pit-stops

    El equipo Williams está consiguiendo esta temporada los mejores registros en cada Gran Premio. Sin excepción, sus mecánicos realizan las paradas en boxes más rápidas en todas las carreras, llegando a igualar el récord absoluto en el Gran Premio de Europa.

    Lo que empezó como una anécdota se ha convertido en un desempeño asombroso después de ocho carreras en las que los mecánicos de Williams han liderado la tabla de pit-stops más rápidos. Según Pat Symonds, Director Técnico del equipo, lo más destacable no es haber igualado el récord absoluto, cifrado en 1,92 segundos, sino la consistencia mostrada por sus mecánicos en cada carrera.

    "El registro es impresionante, pero la consistencia es más importante para mí. En Bakú, tres de nuestras paradas en boxes estuvieron entre las cuatro más rápidas. Ésto significa que hemos progresado en las paradas”, aseguraba Symonds, que apuntaba a la optimización del diseño de las tuercas como principal razón para haber mejorado. “Nuestro gran problema se basaba en las tuercas de las ruedas. Yo diría que el rediseño de las piezas representa la mayor parte de nuestro progreso. Suministramos algunas partes a Manor, pero fue embarazoso pedirles tanto dinero. Cuesta 60.000 libras producir estas piezas", aseguró Symonds en declaraciones a Auto Motor und Sport.

    Contrariamente a lo que pueda pensarse, los mecánicos de Williams no practican más la operación del cambio de ruedas, algo que tradicionalmente hacen mucho Red Bull y Toro Rosso, tanto en los test privados como en los Grandes Premios. "No practicamos más. En realidad lo hacemos menos que antes. Si practicamos mucho, los chicos se cansan y pueden cometer errores, lo que hace que pierdan la confianza. Cada parada se registra y analiza en detalle. En Canadá hicimos dos paradas, el informe fue de dieciséis páginas, es el detalle el que marca la diferencia”.

    Buenos presagios para Austria

    Williams tiene marcado con especial esmero el Gran Premio de Austria, donde han sido siempre competitivos, llegando incluso a disputarle la victoria a Mercedes en 2014. La alta velocidad del circuito se adapta bien al monoplaza, por lo que Pat Symonds espera poder sacar un buen resultado este fin de semana.

    "Austria es el típico circuito de alta velocidad y, como tal, favorece a las características del FW38 y de la unidad propulsora. El circuito en sí nos ha llevado al éxito en el pasado y tenemos todas las razones para creer que lo hará de nuevo. Sin embargo, para esta tercera visita aquí con los coches híbridos, vamos a ver un par de diferencias significativas. La primera de ellas es la meteorología, se prevé inestable el viernes y sábado, aunque se espera un domingo seco, aseguró Pat Symonds.

    "El segundo punto diferenciador es el nuevo asfalto del circuito, que tendrá un impacto determinante sobre la degradación de los neumáticos. En la reciente carrera de F3 Europea, los equipos informaron de que la degradación de los neumáticos es mucho mayor, lo que hace que la perspectiva de una carrera en seco después de las sesiones de entrenamientos en mojado, sea aún más difícil", ha explicado Symonds.

    Con todo ello, Symonds espera una carrera a dos paradas, aunque sin duda la meteorología podría alterar los planes iniciales. "Esperamos ver una carrera de dos paradas y las elecciones de neumáticos seleccionados parecen reflejar eso. Sea cual sea las condiciones tengo toda la confianza en que lograremos un buen resultado", finalizó diciendo Symonds.

    Fotos: Williams

    Fuente: Auto Motor und Sport