¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
    Autobild.es

    GP MónacoMercedes se equivoca con la puesta a punto y lo paga caro

    Tras marcar el mejor tiempo en la primera sesión de entrenamientos, Lewis Hamilton y Valtteri Bottas han tenido dificultades para mantenerse en el top 10 en la segunda.

    Un error en la puesta a punto les ha complicado las cosas, aunque Toto Wolff y Valtteri Bottas confían en solucionarlo a tiempo para la clasificación.

    Día de contrastes para Mercedes, que ha terminado el día tan mal como bien lo comenzó. En la primera sesión de entrenamientos, Lewis Hamilton marcó el mejor tiempo, pero en la segunda, ni él ni Valtteri Bottas lo han tenido fácil para mantenerse entre los diez mejores registros.

    Según el máximo responsable del equipo, Toto Wolff, el problema lo ha provocado un cambio de reglajes algo radical que les ha hecho tener muchos problemas para encontrar el equilibrio adecuado. “Hemos tomado un camino erróneo con la puesta a punto del coche y las consecuencias son que somos octavos y décimos, muchas lecciones valiosas aprendidas. Nos comprometimos con dicho cambio, que era bastante radical. Necesitas un par de horas para deshacerlo, más de una sesión, por lo que decidimos seguir con ello y recoger datos”.

    Wolff considera que, aunque hay tiempo para recuperar el terreno perdido, es una pena haber malgastado un tiempo precioso en pista y sólo queda redoblar esfuerzos para plantar cara a Ferrari. “Fuimos muy competitivos por la mañana (primera sesión), así que necesitamos volver atrás, no es un ejercicio complicado. En cualquier caso, perdimos una sesión en la que podríamos haber progresado un poco más. Es momento de agachar la cabeza, mantener la calma y tratar de trabajar tan bien como sea posible el sábado por la mañana”.

    Bottas lo tiene claro, Hamilton no tanto

    Valtteri Bottas precisa que los cambios se hicieron para intentar mejorar el equilibrio del monoplaza en algunas curvas del trazado monegasco pero, como ha comentado Wolff, las cosas no fueron según lo previsto. “¡Espero que la diferencia no sea real! Hicimos algunos cambios mecánicos en la segunda sesión para intentar mejorar el equilibrio en algunas curvas y claramente fuimos en la dirección equivocada. Pero sabemos cómo solucionarlo, aunque otros coches pintan realmente bien”, dijo Bottas en alusión a los Ferrari y Red Bull.

    En cualquier caso, Bottas está totalmente convencido de que el sábado las cosas serán muy distintas y Mercedes volverá a la cabeza el sábado. “Seremos fuertes de nuevo, estoy seguro. Tenemos tiempo adicional para trabajar antes de la tercera sesión (el sábado por la mañana) y la clasificación, por lo que estaremos cerca de nuevo”.

    Lewis Hamilton, en cambio, parece estar bastante más confuso que sus colegas de Mercedes, afirmando que no sabe la razón por la que el coche ha ido tan mal en la segunda sesión. “No lo sé, realmente no lo entiendo. La primera sesión fue realmente bien, los coches iban muy bien. Luego fue como la noche y el día, blanco y negro”.

    El piloto británico apunta a un mal funcionamiento de los neumáticos, que no han conseguido hacer funcionar correctamente en ningún momento durante los 90 minutos de entrenamientos. “Por alguna razón no podíamos (hacer) trabajar los neumáticos, mucho deslizamiento. Mucho que estudiar para encontrar porqué fue mal, pero confío en mis chicos. No sé si es la puesta a punto, se trata de los neumáticos, no sé porqué no funcionaban”.

    No sé si es la puesta a punto, se trata de los neumáticos, no sé porqué no funcionaban.

    Lo que sí afirma Hamilton es que los monoplazas de esta temporada son considerablemente más rápidos que los anteriores, aunque eso no hace que conducirlos sea más complicado en Mónaco. “El coche es mucho mejor, tiene más agarre. Si acaso, será más sencillo. Es una sensación fantástica, Mónaco siempre es increíble de conducir y ahora es definitivamente el mejor coche con el que he pilotado aquí”.

    Fotos: Mercedes AMG F1