Mis favoritosAccesoVender coche
Autobild.es

GP BahréinEl misterio de Haas: de inquietar a Red Bull en clasificación a arrastrarse en carrera

El equipo estadounidense protagonizó un fin de semana de extremos al mostrarse muy fuerte en los entrenamientos, pero exageradamente lentos en carrera.

Romain Grosjean tuvo que abandonar en las primeras vueltas, mientras que Kevin Magnussen comenzó en la parte alta del pelotón, para terminar sin opción alguna de puntos.

El fin de semana protagonizado por el equipo Haas es uno de los más extraños de los últimos años en la Fórmula 1, pues la diferencia de rendimiento mostrada entre la clasificación y la carrera ha sido radicalmente opuesta.

Tras clasificarse en la sexta posición de la parrilla a sólo cinco milésimas del Red Bull de Max Verstappen, Kevin Magnussen acabó doblado en la 15ª posición, sólo por delante de Lance Stroll -que sufrió la rotura de su alerón delantero en la primera vuelta- y los pilotos de Williams.

“Perdimos la esperanza desde el principio”, admitió Kevin Magnussen. Éramos muy lentos en las rectas, por lo que no tuvimos oportunidad de defendernos. Fuímos tan bien en la clasificación que el coche tiene que ser bueno. Algo no estaba bien y necesitamos trabajar en entender qué fue mal, porque claramente el coche es bueno cuando funciona”, apuntó.

Pero la velocidad en recta no fue el único problema, pues los neumáticos no funcionaron correctamente en ningún momento de la carrera. “Es bastante preocupante tener un día así. Algo no estaba bien, no tenía agarre, el coche no funcionaba. Deslizaba por todas partes, se bloqueaban las ruedas (al frenar). Era un coche completamente distinto al de la clasificación. Muy extraño. Fuimos lentos desde el inicio, no por la degradación (de los neumáticos)”, explicó el danés.

Romain Grosjean no tuvo opción alguna de buscar un buen resultado.

La combinación de poco agarre y velocidad punta baja hicieron que Magnussen pasara en poco tiempo de disputarle la sexta posición a Carlos Sainz a alejarse de los puntos de manera irremediable. “No tuvimos ritmo en los tiempos por vuelta y, para colmo, éramos los más lentos en las rectas. Otros motores Ferrari me pasaban volando en la recta, así que no es eso. Sabíamos que llevábamos un paquete aerodinámico de alta carga, por lo que no es una gran sorpresa, pero pensamos que tendríamos ritmo”, admitió.

A Romain Grosjean las cosas le fueron aún peor, pues pronto fue golpeado, sufriendo daños que forzaron su retirada tras sólo 16 vueltas. "No vi nada en la salida, me golpearon por detrás. El coche quedó demasiado dañado como para continuar, pero igualmente perdí mucho tiempo con el pinchazo camino de boxes. Ese es siempre el riesgo cuando comienzas la carrera en el puesto equivocado. Debería haber empezado octavo hoy, pero es lo que hay. Tendremos una buena oportunidad el martes para entender lo que pasó con el ritmo del coche. Es obvio que no está funcionando como queremos", dijo tras recordar su sanción de tres posiciones del día anterior.

Fotos: Haas F1 Team

Noticias relacionadas

Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto