¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    Sainz se marca el séptimo puesto como objetivo para Mónaco

    David Plaza
    David Plaza5 min. lectura

    El piloto madrileño considera realista aspirar a ser “el mejor del resto”, pues sólo una debacle de los equipos punteros daría pie a más opciones.

    Sainz se encuentra cómodo en los circuitos urbanos y no se siente molesto con el hecho de que, en Mónaco, la clasificación sea lo más importante del fin de semana.

    Renault va encontrando poco a poco su sitio en el campeonato y su gran regularidad le está valiendo para superar a McLaren en la clasificación de constructores y ostentar el cuarto puesto. Tras los dos abandonos consecutivos de Nico Hülkenberg después de un error de pilotaje en Bakú y un desafortunado accidente en Barcelona, Carlos Sainz se ha sobrepuesto a sus problemas de adaptación al RS.18 para mantener el equipo a flote, logrando un quinto y un séptimo puesto.

    El español considera que, tanto él como Renault, han avanzado en la dirección correcta en las últimas citas y los tiempos del último sector de Barcelona le hacen ser optimista de cara a Mónaco. "Por mi parte, últimamente hemos hecho progresos. Ser cuartos en el campeonato también ayuda a que el equipo vaya en la misma dirección. Creo que estamos llegando. Quizá Mónaco sea una carrera más representativa que Barcelona para ver dónde estamos con el rendimiento del chasis, porque últimamente el motor ha cobrado importancia en Barcelona, ya que curvas como la 3 o la 9 se toman a fondo. Estoy entusiasmado porque creo que tenemos un buen coche. En la Q3 de España fuimos séptimos en el tercer sector. Podría ser un buen indicador", comentó.

    Por tanto, el objetivo es claro: liderar el grupo intermedio y esperar errores de los equipos punteros para mejorar dicho resultado. "Es el objetivo que siempre ha tenido el equipo para 2018: ser el primero de los mortales, mantenernos delante de McLaren. La vuelta es más corta, así que las distancias siempre se reducen. Salvo sorpresa o debacle de algún equipo, meterse entre los tres primeros creo que es extremadamente complicado porque los niveles de carga que producen (Mercedes, Ferrari y Red Bull) están fuera de nuestro alcance", admitió.

    El encanto de los circuitos urbanos

    Mónaco es un circuito estrecho, lento y traicionero en el que las opciones de adelantamientos son muy escasas, algo que a Carlos Sainz no le incomoda. "Quizá sea la carrera en la que el sábado es más importante y tampoco me parece nada malo. Me parece bien que haya carreras diferentes durante el año, que unos sábados sean más importantes que otros. La clasificación es tan espectacular que luego vale la pena que la carrera sea aburrida".

    En Bakú, Carlos Sainz fue uno de los pilotos estrella, plantando cara a los Red Bull en la primera parte de la carrera.

    Tradicionalmente, Carlos Sainz ha sido un piloto muy competitivo en los trazados urbanos, algo que ya ha quedado demostrado esta temporada con el quinto puesto de Bakú. El español admite sentirse muy cómodo en este tipo de trazados. "Como mis coches no iban muy rápido en recta, iban muy rápidos en curva. Pero Bakú era un circuito con muchas rectas y lo hicimos bien. Son circuitos que me gustan y que me atraen. Son circuitos de valientes y yo me considero un piloto valiente, así que los disfruto mucho".

    Quizá sea la carrera en la que el sábado es más importante y tampoco me parece nada malo

    ¿Y quién será favorito a la victoria? Carlos Sainz cree que Red Bull tendrá opciones reales de lograrla por primera vez este año. "Creo que aquí Red Bull luchará por la pole por primera vez. Hasta ahora no han podido por culpa de ese déficit de motor y velocidad punta que todavía tenemos, pero creo que es la primera carrera en la que Red Bull puede demostrar el chasis que tiene que, por lo que he visto en los datos, es muy bueno", señaló.

    Fotos: Renault Sport F1