¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
Autobild.es

GP EspañaLas mejoras en Toro Rosso: todo un dolor de cabeza

El pasado fin de semana fue uno de los más frustrantes para la formación italiana, que no encontró el rendimiento esperado con las piezas nuevas que montaron en el Circuit.

El domingo consiguieron maquillar este contratiempo, con ambos pilotos acabando en los puntos.

Toro Rosso prometía rendimiento a raudales en pretemporada. Si bien comenzaron con problemas de fiabilidad por solventar, demostraron que cuando el monoplaza era capaz de rodar sin impedimentos técnicos, lo hacía a muy buen ritmo. El cambio de un propulsor Ferrari del año anterior a una Unidad de Potencia proporcionada por Renault del año en curso, con las últimas actualizaciones, auguraba una mejora significativa para el STR12.

“Fue un fin de semana complicado”, admitió a Autosport el director técnico de los de Faenza, James Key. Es sabido que las mejoras que llevan los equipos a los grandes premios, en aras de mejorar su rendimiento en la pista, se maximizan al comienzo de la gira europea en el Gran Premio de España, y ellos no iban a ser menos. Sin embargo, parece ser que no pudieron aprovechar del todo las piezas nuevas que montaron, todo a causa de un mal entendimiento de su funcionamiento: “Hicimos muchos cambios en el coche, y tuvimos que trabajar en ellos más de lo que habíamos pensado para conseguir el equilibrio adecuado”.

Mientras que en McLaren se muestran orgullosos por haber conseguido una correcta correlación entre los datos obtenidos en las pruebas aerodinámicas en el túnel del viento y los observados seguidamente en el circuito, los contratiempos sufridos por Toro Rosso sugieren lo opuesto: “Tuvimos que ajustar un par de cosas para que funcionaran correctamente, cosas que quizás no trabajaban de la manera que nosotros esperábamos, por lo que tuvimos que dar marcha atrás”.

Tal y como se bajó del coche una vez terminaron los entrenamientos libres, Daniil Kvyat se mostraba abatido, confesando que no se había sentido nada cómodo en el interior del monoplaza. Además, cuando los medios le preguntaron si desde el equipo habían dado con el problema que había causado este malestar, el piloto ruso lo negaba a la vez que afirmaba que tocaría “cambiarlo todo de arriba abajo”. Key le da la razón y explica que no consiguieron hacer que las mejoras se aplicaran de una manera apropiada: “Pasamos casi todo el viernes intentando solucionarlo, tratando de entender cómo teníamos que reglar el coche para sacar el máximo provecho del mismo. El sábado casi lo conseguimos, pero Carlos estaba mucho más contento con el comportamiento del monoplaza que Daniil”.

La escudería filial del equipo de la bebida energética siempre ha contado con menos recursos que estos últimos por motivos obvios, pero en esta carrera, con la misma Unidad de Potencia para los dos, las distancias se redujeron más que nunca.

En carrera, todo parecía ir más o menos de acuerdo con lo esperado.

El hecho de que los austriacos tampoco hayan dado aún con la dirección conveniente para rendir al nivel que han mostrado durante los últimos años propició que el crono de Daniel Ricciardo no quedase tan inalcanzable para Carlos. A pesar de que el madrileño no pudiera pasar a Q3 y disputar una mejor posición de salida junto a los diez pilotos más rápidos hasta el momento, el rendimiento que mostraron el domingo fue agua de otro costal: “Estábamos más cerca de ellos que nunca, fue bastante alentador. Me parece que hemos dado medio paso adelante, pero necesitamos trabajar mucho todavía en el coche para dar un paso completo”.

Fotos: Red Bull Content Pool

Fuente: Autosport

Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto