¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
    Autobild.es

    Vettel habla sobre los problemas del coche de 2018 y por qué 2019 debería ser distinto

    Ferrari comenzó la temporada pasada con victoria, a pesar de que el monoplaza contaba con serios problemas de sobreviraje.

    Este año las expectativas eran incluso mejores, pero el Gran Premio de Australia ha terminado siendo un estrepitoso fracaso para los italianos.

    A pesar de que Ferrari comenzó la temporada 2018 con victoria, ésta se produjo principalmente gracias a una buena jugada estratégica que se materializó tras la incursión del coche de seguridad en la vuelta 25, después del abandono de Romain Grosjean con una rueda mal ajustada.

    Aunque en sucesivas carreras Ferrari plantó cara a Mercedes y Sebastian Vettel llegó a liderar el campeonato, ello se produjo sólo tras una serie de contramedidas que solucionaron los problemas encontrados en Melbourne, tal y como ha revelado el propio piloto alemán.

    “Ya ha pasado un año, así que no es un gran secreto”, admitió Sebastian Vettel. “En 2018 acabamos los test de invierno con problemas en el coche, no se comportaba del modo que queríamos o como debería. Este año ha sido al contrario, iba muy bien y hacía lo que se esperaba de él.

    El coche de 2018 sufría de sobreviraje, lo que impidió a Ferrari mantener el ritmo de Mercedes en carrera y sólo las circunstancias impidieron la victoria de los alemanes.En Australia el año pasado el equilibrio no era el correcto, la zaga iba muy mal y tuvimos que reglar el coche con mucho subviraje. Lo gestionamos y la carrera fue bien, pero no estuvimos ahí en clasificación. En Bahréin lo solucionamos y conseguimos inmediatamente más rendimiento para el resto del año”, señaló Vettel.

    Ferrari llegaba a Melbourne como claro favorito, pero ningún piloto de rojo se subió al podio.

    No cabe duda de que las expectativas para esta temporada eran altas e, incluso, se señalaba a Ferrari como claro referente en la primera carrera, pero las cosas han sido muy distintas. “Este año el problema no tiene nada que ver con el del año pasado. El coche y los números tienen sentido, pero aún nos falta algo. Ahora mismo no tenemos una respuesta, pero necesitamos volver atrás y analizar en profundidad, estoy seguro de que encontraremos algo. Sabemos que el coche es mejor de lo que hemos visto, no sólo en la carrera, sino en todo el fin de semana”, admitió Vettel.

    Vettel cedió siete décimas con Lewis Hamilton en la clasificación y ni él ni Charles Leclerc pudieron hacer frente a Mercedes en la carrera, siendo incluso superados por Max Verstappen y llegando a meta a casi un minuto de Valtteri Bottas. A la notable mejoría de los alemanes en la segunda semana de test con la versión B del W10, quizá haya que sumar que Albert Park es un circuito muy distinto al de Barcelona, pues la temperatura es notablemente superior, el asfalto es mucho más bacheado y el trazado no es tan dependiente de la carga aerodinámica y el motor como el catalán.

    No sé cuál es su problema, pero estoy seguro de que volverán con fuerza en las próximas carreras

    Sea por lo que fuere, Lewis Hamilton admitió estar sorprendido por lo ocurrido, aunque no duda de que Ferrari volverá pronto a inquietarle. Llegamos a Australia con el convencimiento de que ellos estarían por delante, a tenor de lo visto anteriormente. Pero obviamente no fue el caso y no estoy seguro de por qué. No sé cuál es su problema, pero estoy seguro de que volverán con fuerza en las próximas carreras, así que debemos mantenernos alerta”, concluyó.

    Fotos: Scuderia Ferrari