Técnica F1 [Vídeo] Análisis técnico del GP de Abu Dhabi

Como era de esperar en el último Gran Premio de Fórmula 1 de la temporada, las novedades han sido prácticamente inexistentes y todas ellas han estado enfocadas a estudiar conceptos que resulten útiles en el diseño del monoplaza de 2018.

Tampoco ayudó que el campeonato hubiese quedado decidido varias carreras antes, por lo que todos los equipos tomaron la decisión de cumplir el trámite con la configuración actual y destinar todos los recursos a mejorar sus expectativas para el año que viene.

Ferrari

El equipo italiano estrenó un difusor que reproduce el concepto desarrollado por Red Bull, eliminando los microaletines de los extremos y sustituyéndolos por tres pestañas verticales (1) que permiten gestionar de otro modo el flujo aerodinámico proveniente de la rueda y los frenos. Ferrari también se modificó la separación y posición de los tres planos horizontales (2) de los que nacen dichas pestañas.

Dicha modificación, que se probó el viernes en los entrenamientos libres, formó parte de un programa de análisis aerodinámico realizado con diferentes parrillas de sensores y mediciones que tienen como objetivo recabar datos para comprobar que las simulaciones son correctas. Ferrari colocó dos pilares verticales sujetos en la parte superior de los endplates con tubos pitot sobre ellos (1), pero también dos parrillas de sensores (2) para medir el comportamiento del flujo que discurre entre los neumáticos traseros, el alerón y el difusor.

Sauber

Las otras dos modificaciones destacadas de esta última carrera tienen relación con el Halo y su influencia aerodinámica, que es mucho mayor de lo que puede parecer. Sauber utilizó una segunda versión de dicho elemento de seguridad con los laterales del anillo modificados. En Interlagos la unidad utilizada constaba del anillo convencional y redondo, pero en Abu Dhabi se instaló uno con una forma más estilizada para intentar minimizar su influencia aerodinámica en la refrigeración a través de la toma de admisión y en el canal que va hacia la parte superior de los pontones y el capó motor.

Haas

El equipo estadounidense se movió en términos similares, pero en este caso implementando diminutos generadores de vórtices en la parte frontal superior con la intención de comprobar si estos disminuían las turbulencias y contribuían a homogeneizar el flujo en dirección a la toma de admisión, en la que además se instalaron dos columnas de sensores para comprobar dicho efecto.

Merece la pena recordar lo que hemos comentado en anteriores ocasiones: el reglamento permite a los equipos libertad de diseño en un radio de 20 milímetros alrededor del anillo central del Halo.

Termina así una temporada que nos ha mostrado el frenético ritmo de desarrollo de unos monoplazas que estrenaban reglamento técnico y, por tanto, contaban con un considerable margen de mejora. Todos, incluído Sauber, han presentado novedades durante la mayor parte de la temporada, aunque es cierto que equipos como Toro Rosso y Haas han perdido bastante terreno en el último tercio del año, llegando incluso a verse en problemas para superar a los suizos.

En 2018 el reglamento permanecerá prácticamente invariable, por lo que es de esperar una mayor continuidad en los diseños, que poco a poco se irán asentando para dejar de lado grandes novedades y buscar el perfeccionamiento de lo ya conocido. En motor.es os iremos contando todo lo que suceda a lo largo del invierno y la pretemporada para que lleguemos a la primera carrera en Australia el próximo mes de marzo perfectamente informados.

Tasa tu coche. ¡¡Gratis y sin compromiso!!

El redactor te recomienda

Noticias relacionadas

Más leídas
Más comentadas

¿Qué te parece el nuevo diseño?

Tú opinión nos importa.

Un pequeño formulario con nombre opcional, e-mail opcional y el comentario.

×