Técnica F1 [Vídeo] Análisis técnico del GP de Malasia

  • Los equipos han vuelto a adoptar configuraciones aerodinámicas con la eficiencia como principal objetivo.
  • El calor habitual de Malasia también obliga a los ingenieros a prestar mucha atención a la refrigeración para evitar averías.
  • Mercedes y Toro Rosso implementaron paquetes aerodinámicos nuevos, pero ninguno de ellos funcionó como se esperaba.

La Fórmula 1 se despidió de Malasia tras 19 años de visita ininterrumpida a un circuito que ha dejado huella en la categoría al ser uno de los más exigentes en todos los sentidos. Desde el punto de vista técnico, los equipos han de hacer frente a un compromiso entre velocidad punta y carga aerodinámica, ya que Sepang cuenta con dos largas rectas, pero también con numerosas curvas de todo tipo.

Un monoplaza que quiera ser competitivo en este circuito necesita alcanzar un equilibrio en todos los aspectos, apostando por la eficiencia aerodinámica, estabilidad a altas velocidades y en frenada, así como una buena tracción a la salida de las curvas lentas. Pero, por si eso no fuera suficiente, las altas temperaturas propias de la zona exigen tener en cuenta la refrigeración de los elementos internos del coche

Ferrari

Un buen ejemplo de esto último es la modificación que Ferrari implementó en la toma de admisión del motor, los sistemas asociados a la recuperación de energía y la caja de cambios, que en Sepang pasó a ser triple (1) para no comprometer la fiabilidad, aunque con ello se penalizara la eficiencia aerodinámica.

También merece la pena destacar la adopción de un T-Wing de un solo plano (2) en contraste con el doble de Singapur, buscando con ello reducir el drag para mejorar la velocidad punta en recta.

Ferrari también implementó un nuevo bargeboard (3), que básicamente incorporaba un tercer plano en la parte más adelantada para perfeccionar el tratamiento del flujo aerodinámico proveniente del alerón delantero y en dirección a los pontones y el suelo del monoplaza.

Force India

El equipo Force India, que con la ganancia de protagonismo de los motores, recuperó su lugar de honor como líder del grupo intermedio tras pasar algunos apuros en un circuito de máxima carga aerodinámica como Singapur, realizó una pequeña modificación en el bargeboard, aunque no llegó a mantenerla durante todo el fin de semana. Se trata de una reducción de la altura de los cuatro elementos verticales finales (2), que no dio buen resultado.

McLaren

A pesar de dar la temporada prácticamente por perdida, McLaren sigue evolucionando su monoplaza con miras a perfeccionar el coche de 2018, que ya contará con el motor Renault. En esta ocasión, Fernando Alonso pudo disfrutar de un bargeboard evolucionado que incorporaba un elemento vertical adicional para aumentar el control del flujo aerodinámico, que trabajaba en consonancia con un nuevo suelo.

A pesar de no disponer de ambos cambios, Stoffel Vandoorne demostró con su séptimo puesto final que el equipo dispone de un coche muy capaz de hacer frente a sus rivales, a pesar de tener una gran limitación a nivel de potencia.

Mercedes

Lewis Hamilton no pudo hacer frente a Max Verstappen, pero sí se las arregló para ofrecer un buen rendimiento a lo largo del fin de semana. Y en parte fue gracias a una decisión tomada el viernes después de los entrenamientos.

La nueva actualización aerodinámica incorporada por el equipo no dio el resultado esperado y Hamilton decidió volver a la antigua. Valtteri Bottas, que no se juega el campeonato, decidió seguir probando la nueva al día siguiente con la esperanza de que no lloviera, pudiendo así realizar una comprobación exhaustiva.

La realidad reveló que la decisión de Hamilton fue la adecuada, pues Bottas siguió teniendo muchos problemas durante todo el fin de semana con un coche inestable y menos competitivo que el de su compañero. Dichas novedades consistían en un borde de ataque más fino en la bandeja situada bajo el morro (1), así como la división en dos de la pestaña horizontal exterior del suelo (2) situada delante de los desviadores de flujo asociados al pontón. Finalmente, se cambiaron las aletas verticales (3) situadas en esa misma zona, pero junto al bargeboard.

Toro Rosso

El equipo italiano también implementó algunos cambios en su monoplaza que no funcionaron como se esperaba. El primero de ellos fue un T-Wing con forma de percha (1) en lugar del convencional simple.

Pero fue en la parte intermedia donde pudimos ver el mayor número de cambios. El primero en la parte más adelantada del bargeboard junto al splitter, donde se desechó una aleta doble para incorporar una sencilla (1). La forma de las dos piezas centrales del bargeboard también cambió, ganando superficie la segunda de ellas (2) y, en consecuencia, también la tercera (3), que complementariamente perdió longitud.

Finalmente, se modificaron los desviadores de flujo. El primero de ellos, que servía inicialmente de soporte (4), pasó a un papel secundario para dar más protagonismo al segundo (5), que en consecuencia adoptó una forma curvada en su base.

Tasa tu coche. ¡¡Gratis y sin compromiso!!

El redactor te recomienda

Noticias relacionadas

Más leídas
Más comentadas

¿Qué te parece el nuevo diseño?

Tú opinión nos importa.

Un pequeño formulario con nombre opcional, e-mail opcional y el comentario.

×