¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    [Vídeo] Los Renault F1 de 2012 y 2016, frente a frente

    David Plaza
    David Plaza

    La Fórmula 1 actual utiliza motores de baja cilindrada que ven aumentada su potencia con el turbo y complejos sistemas híbridos, pero en 2012 los monoplazas aún portaban los poderosos V8 atmosféricos.

    El equipo Renault recuperó el Lotus E20 de 2012 para realizar un vídeo en el que se enfrenta al monoplaza de esta temporada, poniendo a Magnussen y Palmer al volante de ambos en Silverstone.

    La Fórmula 1 cambió notablemente en 2014, cuando entraron en competición los nuevos propulsores V6 híbridos turboalimentados de 1.600 centímetros cúbicos. Hasta ese momento, los motores V8 atmosféricos entregaban una potencia aproximada de 930 caballos y, actualmente, los propulsores híbridos -dotados de dos recuperadores de energía-, ofrecen una potencia similar.

    El Lotus E20, creado en la misma factoría en la que actualmente opera Renault tras comprar el equipo en diciembre, fue uno de los animadores de la temporada 2012, en la que Sebastian Vettel se proclamó campeón tras un intenso duelo con Fernando Alonso hasta la última carrera.

    Kimi Räikkönen y Romain Grosjean pudieron disfrutar de las excelencias del Lotus, que era especialmente bueno con el trato de los neumáticos y permitió al finlandés terminar la temporada en la tercera posición del campeonato, después de ganar el Gran Premio de Abu Dhabi. Además, el Lotus E20 consiguió tres vueltas rápidas y diez podios.

    El monoplaza de esta temporada vive una situación radicalmente distinta, tras haber contado con muy poco trabajo al ser concebido en pleno proceso de venta de Lotus, que contaba con graves dificultades económicas. La tardía adquisición por parte de Renault no ha podido reflejar beneficios deportivos este año, pero se espera que el equipo de un gran salto de calidad en 2017.

    Fotos: Renault