¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    Estos son algunos usos del hidrógeno que seguramente desconoces

    Estos son algunos usos del hidrógeno que seguramente desconoces
    El hidrógeno es un elemento químico muy versátil.
    David Plaza
    David Plaza6 min. lectura

    El hidrógeno es el elemento químico de moda, pues cuenta con un enorme potencial energético con el que impulsar la descarbonización del planeta. Sin embargo, este no es el único uso práctico que tiene la sustancia química más abundante en el universo.

    La descarbonización tiene muchas patas: combustibles sintéticos, energías renovables, energía nuclear, hidrógeno verde… este último ha adquirido mucho protagonismo en los últimos meses, especialmente a raíz de la invasión rusa a Ucrania que ha multiplicado la crisis energética.

    El hidrógeno tiene mucho potencial como fuente de energía por varias razones: las principales son que se trata del elemento químico más abundante del Universo y que cuenta con una sobresaliente capacidad energética.

    En la industria y el transporte pesado, el hidrógeno se postula como una alternativa de descarbonización muy atractiva

    Sin embargo, no es posible encontrar hidrógeno en solitario, ya que es el elemento más ligero que existe y siempre se asocia a otros elementos. Su combinación más común y conocida es con el oxígeno, formando agua.

    Hidrógeno como combustible

    La mayor parte de las veces, hablamos del hidrógeno a través de su aplicación como combustible, siendo especialmente interesante el producido a partir de fuentes de energía renovables: el hidrógeno verde.

    Aunque su aplicación en la automoción ligera es compleja, en la industria y el transporte pesado se ha postulado como una alternativa muy atractiva a la hora de descarbonizar dichos sectores. Y existen más aplicaciones menos conocidas que merecen la pena ser mencionadas.

    Otros usos del hidrógeno

    Además del uso más conocido del hidrógeno como fuente de energía y combustible para automoción, este elemento químico es utilizado en las siguientes aplicaciones:

    Agua de hidrógeno

    El agua hidrogenada, un tipo de hidratación beneficiosa para la salud.

    Lo cierto es que el agua ya tiene hidrógeno de por sí, pero en los últimos tiempos la llamada agua de hidrógeno se ha puesto de moda. Se trata de un agua a la que se le adiciona hidrógeno puro en forma de gas, pues diversos estudios indican que es beneficioso para la salud.

    Entre esos beneficios se encuentran una mejor absorción en el torrente sanguíneo, ya que la molécula es más pequeña. Además, se produce una mejor hidratación, concentración y reducción de la inflamación corporal. Igualmente, actúa como antioxidante al reducir selectivamente los radicales de oxígeno citotóxicos.

    Peróxido de hidrógeno

    Este producto es utilizado para teñir el cabello, pero también tiene otras aplicaciones en el campo de la salud dental y la desinfección.

    También se utiliza en agricultura en el control de plagas y patógenos, así como portador de oxígeno para las raíces. O en productos de limpieza y desinfección para el hogar, así como la preparación de alimentos.

    Amoniaco y etanol

    El hidrógeno también es utilizado en el proceso de fabricación de amoniaco y etanol. El primero no se utiliza sólo en la limpieza y desinfección del hogar en forma de hidróxido de amonio, sino en fertilizantes, en usos industriales (plásticos, explosivos, telas, tinturas, caucho, etc). También en el tratamiento de residuos de aguas residuales, fármacos y la industria de la celulosa y el papel, entre otros.

    En cuanto al etanol o alcohol etílico, las aplicaciones también son numerosas. Además de ser un ingrediente de las bebidas alcohólicas, es útil como ingrediente en productos de cuidado personal y belleza, pinturas, barnices y combustibles. También como aditivo alimentario para dar uniformidad a colorantes o realzar el sabor.

    Soldadura y gas de elevación

    El dirigible Hildenburg explotó el 6 de mayo de 1937 con 200.000 metros cúbicos de hidrógeno a bordo.

    Otra de las aplicaciones menos conocidas del hidrógeno es su uso en los sopletes de oxihidrógeno para realizar soldaduras de máxima eficacia, ya que la combinación de ambos elementos genera una poderosa reacción.

    El uso del hidrógeno como gas de elevación también es habitual en determinados campos en los que el helio no es adecuado por su mayor densidad. Es el caso de globos aerostáticos a gran altura como pueden ser los globos meteorológicos o ciertos dispositivos de viaje espacial.

    ¿Conoces alguna aplicación más del hidrógeno? Deja un comentario y cuéntanos de qué se trata.

    Noticia actualizada el 30 de junio de 2022 a las 08:39h.