¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir

El 5 de febrero llega una nueva ley que hará subir el precio del combustible

El 5 de febrero llega una nueva ley que hará subir el precio del combustible
El combustible está subiendo tanto, que hay quien comienza a buscar otros medios de transporte alternativ
David Plaza
David Plaza6 min. lectura

La ley comunitaria que da inicio a mayores sanciones a Rusia va a provocar una nueva subida de los precios del combustible, afirman Repsol y Cepsa. Esto se da en un clima de alza continuada de los mismos.

Si durante el mes de diciembre te contábamos que los precios del combustible mantenían una tendencia a la baja, ya en enero la situación cambió drásticamente.

No sólo porque el Gobierno puso fin al descuento de 20 céntimos en los combustibles de automoción, sino porque el mercado invirtió su tendencia y volvió a subir.

Varias semanas más tarde, esa tendencia alcista se mantiene y los combustibles siguen subiendo. Pero lo van a hacer todavía más, anticipan dos de las principales empresas energéticas de España: Repsol y Cepsa.

El 5 de febrero, la fecha fatídica

En lo que llevamos de año, el precio medio de la gasolina ha subido un 17 %, mientras que el del diésel lo ha hecho un 15 %. No es nada comparado con lo que nos espera a partir del 5 de febrero, si la previsión de Repsol y Cepsa se cumple.

Esto se debe a que ese día entrará en vigor una nueva ley de la Unión Europea, por la cual entrarán en vigor nuevas sanciones a Rusia. Concretamente, la prohibición de comprar productos petrolíferos rusos, una medida que se une al embargo al crudo llegado desde Rusia por barco y el tope de 60 dólares por barril, que ya se decretaron en diciembre.

Ver precios del combustible hoy

Medida que, según Josu Jon Imaz y Maarten Wetselaar, presidentes de Repsol y Cepsa respectivamente, va a provocar una repentina escalada de precios. Lo que también han confirmado es que no esperan tener escasez de suministro, pues han tenido tiempo para abastecerse.

La necesidad de importar combustible

Según Refinitiv, un proveedor global de datos e infraestructura del mercado financiero, en noviembre del año pasado el 44 % de las importaciones de gasóleo procedieron de Rusia.

Esta dependencia se debe a la falta de equilibrio entre oferta y demanda de combustible en Europa, ya que se requieren 1,3 millones de barriles de gasóleo diariamente que deben ser importados del continente.

Los expertos del sector aseguran que esta situación se debe a la estrategia energética de la Unión Europea, que busca desvincularse de los combustibles fósiles lo antes posible, lo que ha llevado a una disminución de las inversiones en este negocio y al cierre de 26 refinerías en los últimos 12 años.

Como resultado, la capacidad de refino ha disminuido en un 18 %, lo que ha aumentado la dependencia de otros países. En resumen, menos oferta local, significa más presión para importar.

Abastecimiento en Asia y Oriente Medio

En un esfuerzo por protegerse del embargo del gasóleo ruso, Europa ha estado comprando grandes cantidades de este combustible a productores de Asia y Oriente Medio como Arabia Saudí, Emiratos Árabes Unidos e India.

Sin embargo, según datos de Bloomberg, hasta mediados de diciembre, cerca del 50 % de las importaciones de diésel procedían de instalaciones navieras rusas.

Según la consultora Facts Global Energy, Turquía podría ser clave para estabilizar los precios en Europa. Como el principal comprador de diésel ruso fuera de la UE, Turquía podría actuar como intermediario, consumiendo el diésel que compra a Rusia y exportando a Europa el diésel producido en sus refinerías.

La inestabilidad de los precios del combustible no parece tener fin.

Qué va a pasar en España

Aunque España no es especialmente dependiente del diésel ruso, el embargo a las importaciones de este producto desde Rusia también afecta al país.

Según los expertos del sector de estaciones de servicio consultados por El Mundo, los contratos anuales para comprar diésel incluyen varios factores, siendo uno de los más importantes la cotización internacional del diésel.

Si el embargo a Rusia provoca escasez y esta cotización se incrementa, eso se refleja en el coste final que pagamos los consumidores, incluso si no compran directamente gasóleo ruso.

Por tanto, es de esperar que el vaticinio de Repsol y Cepsa -que no en vano, lideran el mercado petrolífero español- se cumpla. Aunque queda por determinar cómo de importante será la subida de los precios a consecuencia de esta nueva medida contra Rusia.

Fotos: Unsplash