¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
    Autobild.es

    ACO dibuja el escenario de la 88.ª edición de las 24 Horas de Le Mans

    Las 24 Horas de Le Mans de 2020 prometen ser únicas por las circunstancias que rodearán a la carrera.

    Las 24 Horas de Le Mans de 2020 se disputarán presumiblemente con un volumen de público muy por debajo del habitual.

    ACO ha suspendido la venta de entradas y dará prioridad a los espectadores que adquirieron sus boletos antes del 29 de junio.

    La pandemia de COVID-19 ha alterado la normal disputa de la fase final de la campaña 2019-20 del WEC. Sin ir más lejos, las 24 Horas de Le Mans se han trasladado de junio a septiembre. La carrera de las carreras además se disputará con un formato compacto con toda la actividad del evento concentrada en cuatro días. Por si esto no fuera poco, ACO ha confirmado que las 24 Horas de Le Mans de 2020 se celebrarán con un volumen de público reducido respecto a anteriores ediciones. De hecho, la venta de entradas se ha suspendido hasta nuevo aviso ante la crisis sanitaria del coronavirus.

    En un breve comunicado, ACO ha confirmado que sólo los titulares de entradas que hayan sido compradas antes del 29 de junio tendrán acceso a las instalaciones del circuito de La Sarthe. De hecho, la venta de boletos se ha suspendido hasta nuevo aviso, toda vez que ACO está a la espera de las decisiones que tome el Ejecutivo francés en lo que respecta a la organización de eventos multitudinarios. Al final, la evolución de la pandemia de COVID-19 marcará el volumen de público presente en Le Mans, si bien la cifra total de espectadores estará muy lejos de los 252.500 aficionados que acudieron a La Sarthe en 2019.

    Al respecto de esta decisión, Pierre Fillon ha explicado: «En las 24 Horas de Le Mans de este año tienen la solidaridad y la responsabilidad serán algo más que simples palabras. Estamos ante un evento que se debe construir desde la unión y la fraternidad. Queremos rendir un gran homenaje a los héroes que han luchado contra esta crisis con un evento que será distinto a lo que estamos acostumbrados. La responsabilidad es nuestro principio y por eso creemos que los espectadores comprenderán nuestra posición y apoyarán esta decisión. No vamos a romper ningún récord de asistencia este año, pero la magia de Le Mans permanecerá intacta».

    Fotos: Red Bull Content Pool