¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    Así es el 'BoP' de las 1.000 Millas de Sebring, primera cita del WEC 2022

    Así es el 'BoP' de las 1.000 Millas de Sebring, primera cita del WEC 2022
    El LMP1 de Alpine compite con un peso mínimo de 952 kilogramos, mismo que tuvo en Le Mans 2021.
    Fernando Sancho
    Fernando Sancho4 min. lectura

    El Toyota GR010 Hybrid es más pesado, menos potente y no podrá usar la tracción total hasta los 190 km/h en Sebring.

    FIA y ACO han aplicado ajustes para limitar el rendimiento de los LMP2. Los ajustes en GTE son toda una incógnita.

    FIA y ACO han publicado los ajustes del primer 'Balance of Performance' del WEC 2022, tabla de parámetros correspondiente a las 1.000 Millas de Sebring. En este aspecto, el promotor de la serie ha dibujado un nuevo modelo de 'BoP' que tiene en cuenta nuevos parámetros como es el caso de la velocidad mínima de activación del sistema de tracción total en los prototipos hypercar híbridos. Una medida que afecta en exclusiva a Toyota hasta la llegada de Peugeot y que dibuja un nuevo escenario competitivo en la categoría reina del WEC para Alpine y Glickenhaus.

    Los parámetros habituales fijan un peso mínimo para el Toyota GR010 Hybrid de 1.070 kilos, cuatro más que en las 24 Horas de Le Mans de 2021, así como 30 kilogramos más que los que tuvo en Bahrein. La potencia de los Toyota se ha reducido a partir del rango de revoluciones en comparación con el cierre de la temporada pasada. La cifra de energía por stint es de 898 MJ para el GR010 Hybrid, aunque quizá el punto crítico es que el sistema de tracción total sólo entrará en funcionamiento a partir de los 190 km/h en Sebring. Antes era a 120 km/h en seco y 150 km/h en mojado en cualquier pista.

    Así es el 'BoP' de las 1.000 Millas de Sebring, primera cita del WEC 2022
    El Toyota GR010 Hybrid tiene más peso, menos potencia y energía disponible y tracción total desde los 190 km/h.

    Esta medida impide que Toyota use el sistema de tracción a las cuatro ruedas de su hypercar en casi toda la pista e iguala las prestaciones con el LMH de Glickenhaus y el LMP1 de Alpine. En el caso del SCG 007 LMH, el peso mínimo es de 1.030 kilogramos, mientras que sus cifras de potencia se mantienen sin cambios respecto a Le Mans. Eso sí, su energía por stint se ha reducido de los 965 a los 910 MJ. Por su parte, el Alpine A480 tiene el mismo peso de 952 kilogramos que en Le Mans, pero se ha reducido su energía por stint y la potencia de su motor Gibson V8.

    Dejando a un lado la clase reina, ACO ha aputado una reducción adicional del rendimiento de los LMP2. Su motor Gibson ha perdido 10 CV de potencia, en parte para asegurar fiabilidad en la transición hacia el nuevo biocombustible de TotalEnergies. Además, también se ha hecho una gran revisión de su aerodinámica. Los aditamentos aerodinámicos del frontal de los LMP2, situados bajo los faros, se han eliminado en el kit de baja carga obligatorio. Los prototipos llevan difusores 50mm más cortos y se ha añadido un flap en el alerón trasero para compensar la pérdida de carga.

    Por último, entre los GTE, amplios cambios. El Corvette C8.R tiene un restrictor de aire menor en comparación a Le Mans del año pasado, de 42,3 mm. Por su parte, el Ferrari 488 GTE Evo y el Porsche 911 RSR mantienen sus pesos mínimos respecto al cierre de la pasada temporada, pero el vehículo italiano gana algo de la potencia que perdió antes de la primera de las dos carreras de Bahrein a finales del año pasado. También se han hecho ajustes en los GTE de la categoría amateur.

    Fotos: Alpine Endurance Team / Toyota Gazoo Racing