¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
    Autobild.es

    Es oficial: BMW confirma el cese de producción en abril de los i8 e i8 Roadster

    BMW i8, el deportivo híbrido enchufable termina su producciónBMW

    Ya puedes decir adiós a uno de los modelos más vanguardistas en diseño de los últimos tiempos. BWM ha confirmado oficialmente el adiós definitivo del i8, incluida también la variante Roadster, desde el próximo mes de abril. La marca alemana ya tiene reservado un hueco especial en uno de sus lugares más secretos, el almacén donde las glorias de la marca de Múnich descansan.

    Te lo avanzamos el pasado mes de septiembre, BMW había puesto fecha de caducidad a la presencia del i8 en el mercado, cuestión que la marca alemana se ha encargado de confirmar oficialmente. El próximo mes de abril, cesará su producción y no tendrá un relevo, ni la variante coupé ni el más exclusivo i8 Roadster.

    Ambos modelos fueron adelantados mediante un sofisticado concepto que recibió el nombre de Vision Efficient Dynamics. El primer término se ha utilizado en numerosos anticipos conceptuales mostrando un fiel adelanto del modelo de producción final,y la segunda denominación comercial se atribuyó a las tecnologías de eficiencia implantadas en los modelos de la marca. En conjunto, un deportivo que inauguraba la nueva sub-marca de eléctricos.

    El BMW i8 ha sido el primer deportivo híbrido enchufable de la firma, con un diseño centrado en la aerodinámica

    Junto al i3, nacía la exclusiva BMW i con dos modelos realizados en fibra de carbono, lo que se tradujo también en un experimento para desarrollar este material más resistente y aplicarlo a la gama de modelos de combustión. Con el i8, BMW dio una lección de que los diseños más vanguardistas podían trasladarse a la producción en serie, pero también las particularidades de su sistema de propulsión híbrida enchufable.

    Calificado como "único en el mundo", la marca de la hélice ha combinado un motor de combustión, tres cilindros turbo y 1.5 litros con un motor eléctrico adicional, desarrollando una potencia máxima de 374 CV. Nada raro, si no tenemos en cuenta que ha sido uno de los primeros deportivos de altas prestaciones con un consumo muy reducido y por ser de tracción delantera cuando rodaba en modo eléctrico, dada la ubicación de este motor.

    El BMW i8 ya tiene un sitio reservado en el museo de la marca en Múnich, un gran almacén donde las mejores glorias descansan de por vida, acumulando 20.000 unidades desde su lanzamiento al mercado en 2014. Los interesados disponen hasta el mes de abril para hacerse con una de las 200 unidades disponibles de la edición especial del i8 Ultimate Sophisto Edition.