¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
Autobild.es

BMW adelanta el fin de producción del M3 al mes de mayo de 2018

El deportivo por excelencia de la marca de Múnich terminará su producción el próximo mes de mayo, adelantándose nada menos que cinco meses a lo previsto señalado en el calendario para octubre de este año. Y aunque esta medida es menos radical para el Serie 5 M550i xDrive, que también parará su producción durante unos meses, todo se debe a un problema de homologación del nuevo ciclo WLTP.

Cinco meses antes de terminar su producción, señalada para octubre de 2018, el actual BMW M3 dejará las cadenas de montaje el próximo mes de mayo

El nuevo ciclo de homologación de consumos y emisiones de partículas de CO2 entró oficialmente en vigor a partir del pasado mes de septiembre siendo la norma más exigente hasta ahora desarrollada en la normativa europea y que obedece a la Euro 6d. Incluso, hace pocos días ya te contamos que Mercedes adelantaba que el nuevo procedimiento de mediciones WLTP y RDE no iba a solucionar los problemas del anterior.

Pero dejando a un lado el estudio de la marca de la estrella, la verdadera realidad es muy diferente y es que mientras durante todo este año han tenido tiempo para realizar las pruebas necesarias para que sus nuevos modelos -y la optimización de sus motores- cumplan con la exigente normativa, BMW anuncia que uno de sus modelos estrella abandona la producción antes de tiempo. Sí, la actual generación del M3, que tenía su caducidad prevista para el mes de octubre, se adelanta cinco meses a este mes de mayo.

El nuevo procedimiento armonizado para vehículos ligeros (WLTP) define un estándar global para determinar los niveles de contaminantes y emisiones de CO2, el consumo de combustible y la autonomía de los vehículos híbridos y eléctricos, un ajuste más severo de la normativa anterior con el ciclo NEDC que permitió a los fabricantes saltarse la norma por completo y establecer valores absolutamente irreales.

La berlina deportiva de la Serie 5, con permiso del exclusivo M5, es la versión M550i xDrive, que goza de gran aceptación en Estados Unidos pero no es tan deseado en Europa

La introducción este nuevo procedimiento WLTP y de pruebas en condiciones reales de conducción RDE acelera el final de la producción del BMW M3, ya que el montaje y pruebas que son necesarias realizar antes de someter al modelo a los ensayos requieren el doble de trabajo que el anterior modelo.

El fabricante ha llegado a la conclusión de que es un gasto innecesario para un modelo que dejará el mercado en apenas cinco meses, por supuesto sin contar el tiempo que la marca necesite para adaptar el filtro de partículas. Esta medida afecta sólo a la berlina deportiva manteniéndose el ciclo de producción previsto para los M4 y M4 Cabrio.

Pero no es el único, porque las versiones M550i xDrive de la gama Serie 5 también pararán su producción durante algunos meses a partir de finales de mayo. Eso sí, según apuntan nuestros colegas de BMWBlog, el paro afecta a toda la producción de los modelos destinados al mercado europeo, que es donde se encuentra vigente esta nueva normativa y no a otros mercados como el americano.

La medida no afecta ni a los BMW M4 Coupé ni al M4 Cabrio, que continúan sus planes de producción

La razón es solo una, y es que los dos modelos no superan la estricta normativa del ciclo WLTP, y aunque se apunta que el M550i podría volver a producción a partir de 2019, sólo BMW sabe realmente cuándo esta versión volverá a sus cadenas de montaje haciéndolo con un nuevo filtro de partículas de gasolina que, por ahora, no está disponible y el fabricante tampoco puede hacer las modificaciones necesarias antes de junio de 2018 por lo que la mejor solución es la de realizar un paro en la producción de un modelo que, según la marca, tampoco tiene un nivel relevante en términos absolutos. Al menos, no en Europa.

Con más detalle, el problema ha surgido porque la instalación de un filtro de partículas no es un elemento que se puede implementar directamente sobre el bloque propulsor, sino que necesita cambios en la unidad de gestión electrónica del motor además de localizar el punto donde se debe de instalar, normalmente cerca del sistema de escape.

Pero para apartar todas las dudas de los más escépticos, BMW sí ha apuntado que el 97 por ciento de su gama de modelos se actualizó a tiempo antes de la fecha límite como es el caso del nuevo BMW M5 que sí cumple con esta normativa y supera los límites marcados.

Fuente: BMWBlog

Noticias relacionadas

Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto