¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
Autobild.es

BMW M5 2018: las 5 claves del nuevo sedán deportivo

14

El nuevo BMW M5 ya está aquí. El máximo exponente de las berlinas deportivas de la firma de Munich llegará al mercado en unos meses como una de las propuestas más deportivas del segmento. Analizamos las claves de esta nueva generación del sedán deportivo de BMW Motorsport.

Tal y como te habíamos adelantado, el nuevo BMW M5 ha sido presentado varias semanas antes de su supuesto debut internacional, en el Salón de Frankfurt 2017. Tras varias filtraciones, que nos llegaron a mostrar incluso el aspecto al completo del nuevo modelo, la marca ha desvelado finalmente todas las imágenes y los detalles de esta nueva generación, la sexta del sedán deportivo de mayor tamaño de BMW Motorsport.

Esta nueva generación es un considerable salto adelante con respecto a la generación precedente del modelo, lo cual no es nada raro si tenemos cuenta que hablamos de un salto generacional y no de una simple actualización, como la que conlleva un restyling.

Son múltiples las áreas en las que el nuevo M5 ha evolucionado, desde el propio motor hasta el sistema de transmisión, con la incorporación por primera vez de un sistema de tracción total, hasta la incorporación de diversos elementos realizados o reforzados con CFRP o fibra de carbono.

El V8 de 4.4 litros y doble turbo de 600 CV.

1. Motor

El nuevo BMW M5 2018 cuenta con una evolución del motor S63 de ocho cilindros en V de 4.4 litros con tecnología M TwinPower Turbo, lo que significa que cuenta con doble sobrealimentador. Este bloque entrega una potencia de 600 CV (441 kW) entre las 5.600 y las 6.700 rpm, con una cifra de par máximo de 750 Nm, que está disponible a partir de las 1.800 rpm, lo que le permitirá tener muy buena respuesta en baja, aunque continúa dando este valor de par hasta que la aguja del cuentarrevoluciones llega a las 5.600 rpm.

Con respecto al M5 de la anterior generación, esto supone un aumento de 40 caballos con respecto a la versión estándar del M5, que disponía de 560 CV, aunque con paquete opcional Competition Package aumentaba hasta los 575 CV, que se convirtieron en 600 CV en la edición especial 30 Aniversario. En cuanto a la cifra de par máximo, el nuevo M5 dispone de 70 Nm más de par.

Para lograr el nuevo rendimiento, BMW Motorsport ha actuado sobre los turbocompresores, que ahora disponen de mayor presión, así como los sistemas de lubricación y refrigeración, o el propio colector de escape, más ligero y rediseñado para que ofrezca mayro rendimiento a los turbocompresores.

Por primera vez cuenta con opción de tracción total.

2. Transmisión

Una de las mayores novedades del nuevo M5 es su sistema de transmisión, pues por primera vez estará dotado de tracción a las cuatro ruedas. Esta será una opción que tendrán los clientes en el concesionario, versión clásica de tracción trasera o con el nuevo sistema de tracción a las 4 ruedas M xDrive.

Este nuevo sistema deriva toda la potencia a las ruedas traseras, pero permite actuar al eje delantero en condiciones de menor adherencia del eje trasero.

Este sistema actúa combinando el sistema de tracción a las 4 ruedas inteligente BMW xDrive con el nuevo diferencial M activo, una evolución del empleado por BMW M en los actuales M3 y M4. El usuario puede configurar el sistema y escoger entre operar solo con tracción trasera o combinar la tracción a ambos ejes. El apartado de transmisión se completa con la nueva caja automática M Steptronic de ocho velocidades con Drivelogic

Frenos carbonocerámicos opcionales, con pinzas doradas.

3. Bastidor

Como variante deportiva del Serie 5 G30, el nuevo BMW M5 F90 está basado sobre la nueva plataforma CLAR, lo que significa que dispone de una base mucho más rígida y ligera. Por lo que el trabajo de desarrollo de BMW Motorsport se ha centrado sobre todo en afinar al máximo el bastidor, para tratar de lograr el máximo refinamiento dinámico posible, cuyas pruebas se han realizado en circuitos como el Nordschleife.

Una muestra de ello es la profusión de materiales ligeros y exóticos que nos encontramos en el nuevo M5, así como la nueva suspensión variable con tres modos de conducción (Comfort, Sport y Sport Plus) que dispone de nuevas geometrías y nuevo multibrazo trasero, así como la dirección M Servotronic, también de respuesta ajustable según sea el modo de conducción seleccionado.

En el apartado de los frenos encontramos como de serie el M5 cuenta con discos de freno realizados en BMW M Compound de serie, más ligeros que los habituales de hierro fundido. De manera opcional se pueden instalar los frenos carbonocerámicos, que podemos distinguir a simple vista porque montan pinzas de color dorado con el logotipo M en lugar de azules. Las pinzas cuentan con seis pistones en el eje delantero. En cuanto a las gomas, de serie encontramos neumáticos de 19 pulgadas con código de velocidad ZR en ambos ejes.

Silueta muy sobria y comedida.

4. Peso

Todas las mejoras de bastidor las podemos resumir en pocas palabras, menor peso. El BMW M5 lleva a otro nivel el mimo con el que BMW trabaja los modelos derivados de la plataforma CLAR, todos los modelos sobre la futura Serie 3 contarán con esta plataforma.

Si el Serie 5 G30 contaba con refuerzos en CFRP, el BMW M5 cuenta con muchos más elementos realizados en este material, como el propio techo, totalmente realizado en carbono.

Sistemas como los discos de freno de carbono, o los nuevos elementos de aluminio en el esquema de suspensión logran rebajar el peso total en la báscula por debajo de su antecesor. De hecho, incluso contando con el sistema de tracción total M xDrive, el M5 pesa menos que el anterior M5 F10 de tracción trasera. Esto permitirá al nuevo conjunto elevar el dinamismo y la respuesta con respecto a la anterior generación, sin olvidarnos de su competidores.

Pocos rivales en el mercado.

5. Sus rivales

Modelos que puedan compararse al M5 nunca ha habido demasiados. El M5 aglutina en un mismo paquete el lujo y el confort de una berlina de representación con las cifras y la respuesta de un deportivo. Por lo que solo nos encontramos dos rivales reales, el Mercedes-AMG E63 4MATIC y el Audi RS6.

El modelo de Mercedes cuenta con 612 CV y sistema de tracción total en su última actualización, mientras que el Audi solo está disponible en formato de carrocería familiar, también con tracción total y 560 caballos, en formato sedán, Audi solo cuenta con el Audi S6, pero se sitúa un escalón por debajo en potencia con respecto a la versión RS.

El Mercedes es un recién llegado al mercado, y la nueva generación del Audi A6 está a la vuelta de la esquina, por lo que por el momento, el modelo de Stuttgart parece que será el único verdadero rival del nuevo M5.

Noticias relacionadas

BMW M5 2018: las 5 claves del nuevo sedán deportivo
Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto