¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    Los BMW Serie 1 y Serie 2 Gran Coupé, ya disponibles en el programa BMW Individual

    El BMW Serie 1 se puede configurar con las exclusivas pinturas de BMW IndividualBMW

    BMW presenta una de las actualizaciones más inesperadas en su gama de modelos. Por primera vez en la historia del Serie 1, el compacto se encuentra dentro del programa de personalización de BMW Individual. El fabricante de Múnich ha ampliado esta opción también al Serie 2 Gran Coupé, en principio con un gran paleta de colores a su disposición.

    La tercera generación del BMW Serie 1 se transformó en un modelo de tracción delantera, y no es una de las mayores satisfacciones de la firma alemana. Lanzado al mercado en 2019, en los próximos meses el compacto debe recibir su pertinente lavado de cara, lo cual no supone problema para introducir mejoras que permitan dar un empujón a sus cifras de ventas.

    BMW lo ha hecho en este modelo, y también el Serie 2 Gran Coupé. El compacto de cinco puertas y la berlina deportiva se han incluido en el programa de personalización de los hermanos mayores, las opciones de «BMW Individual». Los clientes podrán elegir entre una paleta de colores de nada menos que 127 posibilidades, divididas en 95 colores metalizados, con diferentes tonalidades, y 32 sólidos.

    Paleta de colores de BMW Individual
    La amplia paleta de colores de BMW Individual del Serie 1 y Serie 2 Gran Coupé cuenta con 127 opciones

    Los BMW Serie 1 y Serie 2 Gran Coupé se unen a BMW Individual

    A pesar de que las opciones son más que diversas, la firma no ofrece el exclusivo acabado «Frozen» de los hermanos mayores, que ofrece un acabado mate con una terminación satinada especial. No hay límite, se pueden elegir en los dos niveles de acabado con que se ofrecen los dos modelos, el más básico «Advantage» y el más deportivo «M Sport», además de estarlo también para las versiones más prestacionales de los M135i y M235i.

    Tonos muy llamativos que harán fijarse más detenidamente en los dos compactos, con algunas opciones que hasta ahora eran coto exclusivo de los modelos más deportivos como el «Azul Barcelona» del Serie 8, el «Amarillo Dakar» del antiguo BMW M4 Coupé o el «Verde Java» de la nueva generación del deportivo.

    Una importante novedad que ofrecerá nuevas posibilidades de personalización a los clientes, si bien el precio de las pinturas se desconoce. Será algo entre el concesionario y el cliente, pero de lo que podemos estar seguros es que cualquiera de los colores tendrá un precio prohibitivo para una gran mayoría de clientes. Algo que BMW sabe perfectamente que no tendrá una oleada de peticiones anuales. A pesar de ello, es un extra con el que también ganará mucho dinero.

    Fuente: BimmerToday