¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
    Autobild.es

    BMW venderá equipamientos opcionales a través de un programa de suscripción

    Nuevos servicios de BMW ConnectedDrive, incluyendo nueva función de mapas alojados en una nube de datos vBMW

    Los nuevos modelos que están saliendo a la venta empiezan a estar equipados avanzadas soluciones de conectividad. Hasta ahora, también utilizada para comprar aplicaciones, en un futuro muy próximo también se podrá usar para comprar nuevos equipamientos opcionales para los modelos, mediante un modelo de de suscripción.

    BMW ya ha empezado a maquinar cómo aumentar las ventas de equipamientos especiales, un nuevo modelo de negocio que hay que pensar muy bien en cuanto a estrategia y costes, porque no es tan fácil como parece la teoría. La intención de los bávaros es aprovechar la conectividad para vender diferentes opcionales, lo cual supone tener que montar en fábrica determinados componentes.

    Por ejemplo, la activación de los asientos calefactados se podrá hacer desde la pantalla del sistema de info-entretenimiento adquiriendo la opción y una «licencia» de utilización, de manera que al producirse el pago, el servicio se presta. Más bien, la calefacción de los asientos comienza a funcionar, y si no paga, el sistema simplemente se apaga.

    Activar la función de masaje en los asientos delanteros será posible mediante suscripción en BMW

    Puede sonar a ciencia ficción, pero así es el nuevo programa de suscripción de opcionales a través de la conectividad de BMW, que ofrecerá tres meses gratuitos para probar opciones como el asistentes de luces altas y cambio de las de cruce y carretera, la activación de asistentes de conducción como el mantenimiento de velocidad activa, adoptar sonidos más deportivos o incluso configurar automáticamente el tarado del chasis deportivo M solo a golpe de un click.

    Lo cierto es que es una opción interesante para aquellos que desean disponer de múltiples colores y personalizar el cuadro de instrumentos o la iluminación ambiental, añadiendo más a los ya disponibles o, incluso, con colores especiales tipo fluorescente. Soluciones de este tipo están muy bien, pero en el caso de los asientos calefactables es un opcional que el cliente monta y lo disfruta toda la vida.

    Y, además, supondría montar en el coche un equipamiento no solicitado en la hoja de pedido, que añade peso al conjunto. He aquí la cuestión para poder activar algunos equipamientos extras, ya que determinados no se pueden montar después de ser entregados, sino que debe de hacerse en fábrica. Así, la solución de suscripción no es del agrado total de los clientes, aunque también por el lado de la seguridad.