¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
Autobild.es

Cadillac aún no sabe qué hacer con su motor V8 Blackwing

V8 BlackwingCadillac

En una reciente entrevista con medios estadounidenses, uno de los responsables del área técnica de Cadillac afirmaba que la compañía todavía está estudiando qué uso darle a su nuevo motor Blackwing. En principio, la compañía está estudiando en qué modelo o modelos encajar el nuevo 8 cilindros DOHC.

Durante el poco tiempo que lleva en el mercado, el nuevo V8 Blackwing de Cadillac se ha convertido en una de las anécdotas más extrañas de la compañía. A pesar de que General Motors cuenta con toda una gama de motores de 8 cilindros, tanto atmosféricos como sobrealimentados, la corporación decidió invertir fuertemente para desarrollar un motor de doble árbol de levas completamente nuevo para la firma premium, un motor único en su género dentro de la oferta de GM. Siguiendo los pasos del desaparecido V8 Northstar que la marca estuvo empleando entre 1991 y 2011.

Aunque al contrario que esta familia de motores transversales, el nuevo V8 Blackwing fue desarrollado para ser montado de manera longitudinal en plataformas de tracción trasera o total. Este bloque de 4.192 cc fabricado por completo en aluminio es el primero con doble árbol de levas desde que desapareciera la gama Northstar hace casi una década, cuenta con una V a 90° y en su centro monta dos turbocompresores. La firma estadounidense solo lo montó en dos versiones del Cadillac CT6, con 507 CV (500 hp) y 557 CV (550 hp), por lo que la reciente eliminación de este modelo del mercado estadounidense ha supuesto la desaparición de este nuevo motor del catálogo de la firma en su mercado natal, tras poco más de un año en producción.

El Cadillac CT6 es el único modelo que lo ha montado y además brevemente.

En una reciente entrevista con un medio estadounidense, Brandon Vivian, uno de los máximos responsables del área técnica de Cadillac, confirmó que la compañía aún estaba estudiando distintas oportunidades para usar el motor. Aunque no específicó la naturaleza de esas oportunidades ni tampoco mencionó modelo o segmento alguno. Lo que solo podemos entender como que ni siquiera los propios responsables de Cadillac saben estos momentos cuál será el futuro del motor.

Hace cerca de un mes aparecieron unas declaraciones de un ejecutivo de General Motors que apuntaba que este bloque de 8 cilindros iba a ser suministrado a Manifattura Automobili Torino (MAT) para un nuevo proyecto que estaban desarrollando. Sin embargo, horas después de conocerse la noticia, Cadillac se apresuraba a clarificar que las negociaciones de este pequeño fabricante italiano fueron con GM Powertrain Torino, la división de desarrollo de motores de GM en Italia que precisamente acababa de ser vendida a un grupo belga, por lo que en ese momento no existía ningún acuerdo en firme. Sin embargo, la marca no confirmó que las conversaciones hubieran acabado, por lo que nada impide a MAT seguir negociando directamente con General Motors.

Por el momento, lo único seguro es que el V8 Blackwing continuará siendo una extraña anécdota en la historia de la marca. Pues tras su costoso desarrollo, este bloque de ocho cilindros es tan solo un pesado y carísimo pisapapeles, ya que la marca confirmó hace tiempo que no piensa usarlo ni en la nueva gama Escalade ni en las versiones V-Series más potentes, pues estos modelos seguirán empleando los motores V8 push-rod habituales.

Noticias relacionadas

Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto