¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    El prototipo del Corvette ZR-1 descubierto en un desguace vendido a precio de saldo

    10
    Chevrolet Corvette ZR-1 prototipo #EX5023Cars & Bids

    El prototipo del Chevrolet Corvette ZR-1 1988 que fue descubierto abandonado en un desguace ha logrado cambiar de manos al fin, aunque varios años más tarde de haber sido subastado y por un precio notablemente más bajo que el que apuntaban sus estimaciones iniciales.

    Hace ya tres años que os hablamos de este raro ejemplar, uno de los dos prototipos supervivientes del desarrollo del Chevrolet Corvette ZR-1 de la generación C4 del deportivo estadounidense. Esta unidad salió a la luz como parte de los lotes de una de las subastas de Mecum Auctions en 2017, lo que nos permitió conocer la peculiar e interesante historia de este prototipo rescatado, precisamente uno de los barn finds más destacados de ese año.

    Este fue uno de los 25 prototipos ensamblados a mediados de 1987 con el propósito de desarrollar una de las variantes más explosivas y mediáticas de la historia del modelo, el Chevrolet Corvette C4 ZR-1 apodado ‘The King of the Hill’ y cuyo propósito no era otro que elevar todo lo posible el rendimiento mecánico y dinámico del ‘Vette para competir con los deportivos europeos más insignes. De esta serie de prototipos se cree que solo han sobrevivido hasta nuestros días dos unidades y esta precisamente debía haber sido destruida. O eso al menos fue lo que intentaron General Motors y Lotus.

    Su estado de conservación es magnífico, aunque ha sido restaurado.

    Aunque en su momento os contamos la extraordinaria historia de este ejemplar, gracias a la detallada descripción de Mecum Auctions, la nueva puesta a la venta del prototipo nos ha revelado nuevos e interesantes detalles de los antecedentes del modelo.

    Identificado con el código EX5023, este prototipo fue empleado por los ingenieros de Lotus para las tareas de calibración del motor V8 LT5 DOHC de 32 válvulas desarrollado en Hethel específicamente para esta versión y que curiosamente luego no fue evolucionado ni empleado por ninguna otra variante del deportivo estadounidense.

    Aunque ya sabíamos que este ejemplar había sido rescatado en un desguace, lo cierto es que desconocíamos que este se encontraba precisamente en Gran Bretaña y que la persona responsable de su supervivencia fue precisamente uno de los ingenieros de Lotus participantes del proyecto. Este lo rescató, lo reparó y lo conservó hasta 2010, momento en el que lo vendió al propietario de la compañía Blue Flame Restorations, especialistas en mantenimiento y conservación del Chevrolet Corvette C1. Fue a partir de ese momento cuando el modelo recibió los extensos trabajos de restauración que le han devuelto su aspecto original.

    Su interior azul es una de las novedades de su última restauración.

    A pesar de que el modelo ha sido reparado y restaurado en varias ocasiones, lo cierto es que cuenta con altas dosis de originalidad. Cuando fue descubierto conservaba su chasis, motor y transmisión originales, además de todos los elementos del esquema de suspensión y la mayor parte de los paneles de la carrocería. Los únicos elementos que tuvieron que ser reparados o sustituidos fueron algunos paneles de la zona trasera y el techo. El vehículo sigue manteniendo las llantas ZR1 originales, que eran precisamente prototipos iniciales de este elemento. Estas además calzan unos neumáticos Goodyear Gatorback en cuyos flancos se puede leer el aviso ‘Not for sale’, ya que también se trata de gomas experimentales destinadas exclusivamente a las pruebas de estos prototipos del modelo.

    A nivel mecánico nos encontramos con el V8 LT5 desarrollado por Lotus a petición de General Motors y que en este caso cuenta con el número de serie 43, por lo que se trata del 43º bloque fabricado de esta mecánica. Entre las peculiaridades del prototipo encontramos un cuentarrevoluciones específico que marca hasta 8.000 rpm en lugar de las 6.000 rpm que aparecen en los cuadros de todas las unidades de producción del C4 ZR-1.

    Este ejemplar protagonizó titulares a finales de 2017 porque fue incluido entre los lotes del evento que Mecum Auctions organizó en Kissimmee, Florida, a inicios de 2018. En ese momento se le estimó un valor comprendido entre 190.000 y 225.000 $, un precio que en aquel entonces no parecía descabellado si tenemos en cuenta que se trata de una pieza de colección única y que además cuenta con un historial de lo más llamativo. Sin embargo, esto no fue suficiente para que los coleccionistas estadounidenses se animaran a pujar hasta esos valores, por lo que el modelo no cambio de propietario en ese momento. A pesar de que en esos meses acababa de ser desvelado el nuevo Chevrolet Corvette C7 ZR1 2019, lo que en teoría aumentó el interés de las anteriores versiones ZR1 en el mercado de usados.

    Su bloque V8 LT5 es el original con el que Lotus realizó los tests de desarrollo.

    El prototipo desapareció del radar hasta hace solo unos días, cuando fue puesto a la venta en una subasta online de la plataforma Cars & Bids, donde ya sin un elevado precio de reserva alcanzó una puja máxima de 75.000 $, un tercio del valor más alto estimado por Mecum Auctions hace 3 años.

    El prototipo del Corvette ZR-1 descubierto en un desguace vendido a precio de saldo