Citroën C4 2015, ligera actualización estética y tecnológica del francés

Foto 1
  • Foto 2
  • Foto 3
  • Foto 4
  • Foto 5
  • Foto 6
(14 fotos)

El Citroën C4, el modelo compacto de la marca francesa, renueva su estilo con una pequeña actualización y puesta al día, donde hay que incluir más tecnología. El Citroën C4 se renueva por dentro y por fuera. Pequeños cambios estéticos hacen referencia a un restyling, mientras que por dentro se incluye más tecnología.


Frontalmente el C4 2015 no cambia en exceso, solo los faros presentan un aspecto diferente

En su momento el Citroën C4 llegó para sustituir al viejo Xsara, un modelo que dio muchas alegrías a la marca francesa por su tremendo éxito comercial. El C4 tenía un papel difícil, superar esas cifras. En 2004 se presentó al mundo la primera generación de todas. Su diseño y su innovación fueron las principales cartas de presentación, que hoy, con la presentación del C4 2015 se sigue manteniendo en alza.

Con el paso de los años el C4 no solo ha igualado en ventas al Xsara, sino que lo ha superado claramente. Es uno de los modelos fetiche de Citroën, por eso se piensan muy mucho que cambios introducir, para que estos no afecten al volumen de ventas. En 2004 vimos la segunda generación, que no tenía nada que ver con la anterior, y hoy llega el restyling de esta, que a pesar de no suponer una revolución, sí que mejora lo presente.

Exteriormente podemos apreciar que la línea de diseño apenas varía, de hecho en la parte frontal solo se modifican los faros, que ahora pasan a tener luces diurnas LED integradas en los mismos, además de presentar un tinte más oscuro que los actuales. Como decimos hay pocos cambios en esta parte, al igual que en el lateral, que no cambia en absoluto.


El interior es muy semejante al actual, aunque elementos como el volante y la consola se han simplificado

No es hasta llegar a la parte trasera cuando los cambios se hacen más notables. Los faros, al igual que los delanteros cambian. Presentan un aspecto más parecido al C3 que al anterior C4, un cambio mínimo, pero que le da otro aire completamente diferente. Sigue manteniendo el resto de elementos actuales de la zaga, incluida la franja cromada en el bajo del parachoques.

El interior también ha sido cambiado, no en gran medida, pero lo suficiente como para justificar un restyling. Aunque la mayoría de componentes son los mismos, si que se aprecian elementos nuevos, como el volante, que reduce significativamente el número de botones. Algo parecido ocurre con la consola central, más simple y limpia. Por último el arranque pasa a ser mediante botón, que va situado en el túnel central.

El C4 llevaba tiempo pidiendo a gritos una actualización tecnológica, mantenerse al día en un segmento tan competitivo como el de los compactos, es esencial para conseguir unas buenas cifras de ventas. Para ello Citroën ha optado por incluir nuevos asistentes y un sistema de información y entretenimiento mejorado, que será completamente controlado desde la pantalla táctil central de siete pulgadas.

La gama de motores corresponde, como es lógico a las versiones PureTech y BlueHDi, que ya está presente en la actualidad. Todas ellas con la etiqueta EURO6 de emisiones de gases. Como es costumbre en la marca francesa el cambio automático estará reservado para los motores más potentes de todos, tanto en diésel como en gasolina.


Los faros traseros solo cambian muy ligeramente, recordando claramente al Citroën C3

Tasa tu coche. ¡¡Gratis y sin compromiso!!

El redactor te recomienda

Noticias relacionadas

Más leídas
Más comentadas

¿Qué te parece el nuevo diseño?

Tú opinión nos importa.

Un pequeño formulario con nombre opcional, e-mail opcional y el comentario.

×
Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto