¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
    Autobild.es

    Corvette Racing valora un programa europeo en el WEC con el C8.R GTE

    Corvette Racing valora preparar las 24 Horas de Le Mans en Portimao y Spa-Francorchamps.

    Corvette Racing estudia la opción de competir en Portimao y Spa como requisito previo para disputar las 24 Horas de Le Mans.

    La última aparición de Corvette Racing en el WEC fue con motivo de las 6 Horas de Austin disputadas en febrero de 2020.

    La vida competitiva del Corvette C8.R GTE tiene fecha de caducidad en Estados Unidos ante la decisión de IMSA de cambiar la clase GTLM por una categoría GTD Pro bajo normativa GT3. Sin un futuro claro para un vehículo que debutó en 2020, el proyecto de Corvette de la mano del equipo Pratt & Miller busca la única válvula de escape de su GTE para ampliar su estancia en los circuitos, el Mundial de Resistencia. En este aspecto, Corvette Racing valora disputar las dos primeras rondas del WEC en 2021 como requisito previo en su negociación con ACO para tener sitio en las 24 Horas de Le Mans de este año.

    Las únicas plazas aseguradas en la parrilla de Le Mans son las de los coches que compiten de forma regular en el WEC y las concedidas vía invitación, motivo por el que Corvette puede competir en las 8 Horas de Portimao y las 6 Horas de Spa como requisito previo a las 24 Horas de Le Mans, a modo de acercamiento con ACO para tener un puesto en la cita reina de la resistencia. De hecho, Pratt & Miller ya ha iniciado los preparativos para dar forma a su posible presencia en Portimao con uno de sus Corvette C8.R GTE ante el aplazamiento de las citas del IMSA en Long Beach y Laguna Seca.

    Este procedimiento es habitual en Corvette. Ya en 2020 tenía un programa previsto de dos pruebas previas a las 24 Horas de Le Mans. De hecho, el equipo tenía intención de competir en las 6 Horas de Austin y en las 1.000 Millas de Sebring como preparación de Le Mans, pero sólo pudo disputar la carrera celebrada en Texas. La cancelación de Sebring y las restricciones de movilidad derivadas de la pandemia de COVID-19 apartaron a Corvette de las 1.000 Millas y de hacer debutar su Corvette C8.R GTE en Le Mans. Una ausencia que puso fin a su racha de 20 participaciones consecutivas en La Sarthe.

    Fuente: Sportscar365 / Fotos: IMSA