¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
Autobild.es

Dakar 2020Así ha sido el Dakar de Fernando Alonso hasta la jornada de descanso

Fernando Alonso tuvo una jornada para olvidar y cinco etapas en las que ha dejado destellos de su talento junto a Marc Coma.

El asturiano está a las puertas del 'top 15', aunque sabe que la dificultad irá en aumento en la segunda mitad del Dakar.

En un suspiro, el Dakar ha llegado a su ecuador. La jornada de descanso en Riyadh ha servido para marcar el ecuador de la prueba, todo a la espera de una segunda semana que promete ser todavía más dura. Fernando Alonso y Marc Coma lo saben, aunque por el momento el balance de su primer Dakar juntos es muy positivo. No obstante, Alonso está en disposición de colarse en el 'top 10' de la general pese a perder más de 2 horas y 34 minutos en la segunda etapa tras romper la suspensión. No obstante, el piloto asturiano ha mostrado una línea ascendente con el 'top 5' entre ceja y ceja en varias etapas.

El Dakar 2020 comenzó para Fernando Alonso en clave de pinchazos. Dos tuvo el asturiano en la primera jornada, algo que no se puede achacar a su inexperiencia como 'rookie'. De hecho, todos los pilotos de Toyota han sufrido este mal endémico del Hilux. A pesar de este hecho y de algunos problemas de navegación, Alonso se quedó a las puertas del 'top 10' en la primera jornada del rally. Fernando iniciaba así su andadura en el rally con un prometedor resultado, aunque el asturiano no tardaba en comprobar lo que significa disputar el Dakar y la dureza que rodea la prueba.

No obstante, Alonso tenía una segunda etapa para olvidar. Inmerso en el polvo en suspensión al salir undécimo, el asturiano golpeaba un obstáculo con su Toyota Hilux, dañando una rueda y la suspensión. La pareja española adoptaba el rol de mecánico para reparar el coche y seguir en carrera sin esperar al camión de asistencia. Pese a todo, Alonso y Coma perdía 2 horas y 34 minutos, finalizando la etapa en el puesto 63º. Las opciones de conseguir un resultado entre os mejores se desvanecía, aunque eso no frenaba el ímpetu de Alonso. De hecho, en la tercera etapa conseguía su mejor resultado parcial tras acabar cuarto en Neom.

La cuarta jornada tampoco fue muy positiva para Alonso en términos de resultados, con hasta tres pinchazos que le hicieron ceder otros 26 minutos. Con todo, el asturiano dejaba muestras de un ritmo que terminaría por enseñar en la quinta especial, camino de Ha'il. Con un terreno más arenoso, Alonso conseguía hacerse con el 7º puesto parcial en el quinto día. De hecho, el español aseguraba que había sido su mejor día en términos de ritmo, si bien en la sexta etapa todavía mostraba unas mejores prestaciones. Con las primeras dunas, terreno más propicio para Alonso y su Toyota Hilux, el asturiano era sexto para colarse en el 16º puesto de la general antes del día de descanso.

El propio Fernando Alonso ha valorado su carrera: "El balance por ahora es fenomenal. Me he divertido mucho y me he sentido competitivo. Hace seis días en la salida de la primera etapa en Jeddah no sabía muy bien dónde podía estar, si podía estar a media hora en cada etapa de los líderes, a una hora o a 40 minutos. No sabía muy bien el ritmo de la carrera. A medida que han pasado los días y me he visto entre los cinco o seis primeros casi he tenido que pellizcar para creérmelo. Como digo, me he divertido, pero soy consciente que falta una segunda semana muy dura con muchas dunas y arena".

Sobre la dinámica del Dakar, el asturiano ha añadido: "Es una sensación rara. No diría que te lo puedas pasar bien al ir con tanto ritmo y saltos que te gustaría bajar un poco el ritmo para disfrutar de la conducción, el coche y de las dunas surfeándolas. Sin embargo, no hay tiempo para eso. La carrera va rápida y debes aprovechar cada minuto para ir a tope y ganar unos segundos de tiempo. Hay que abrocharse bien los cinturones y prepararse para saltar porque los caminos están muy rotos y ninguno de los pilotos que tienes alrededor afloja".

Por último, el español ha concluido: "La segunda semana va a ser más dura de lo que parece. Faltan todavía 2.700 kilómetros por hacer en medio del desierto. Vamos a encontrar muchas dunas y dificultades escondidas aquí y allá, pequeñas trampas. Hay que tener que tener los ojos muy abiertos. El cansancio también se va acumulando y hay fatiga en los pilotos, copilotos y mecánicos. También el coche sufre. Suspensiones, motores, cambio… todo va acumulando kilómetros y hay que estar atento a todo".

Fotos: Toyota Gazoo Racing

Noticias relacionadas

Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto