Existe una demanda latente de coches eléctricos en el hemisferio sur

Christian Senger, responsable de coches eléctricos de la marca Volkswagen, considera que la creciente demanda de coches eléctricos no solo ha de contabilizarse con países del norte y con mayores recursos. Zonas como Sudamérica pueden unirse al cambio a la electromovilidad a medio plazo.

China es el principal responsable del despegue de las ventas de eléctricos, en el resto de países desarrollados el crecimiento es más lineal - Fuente: Bloomberg

Recientemente vimos que algunos fabricantes están teniendo problemas para atender la demanda de coches eléctricos, tanto modelos creados como tal desde cero (caso del Tesla Model 3) como versiones electrificadas de coches diseñados para combustión interna (caso del Volkswagen Golf GTE).

Esa demanda viene fundamentalmente de países del hemisferio norte y con una renta per cápita elevada y/o políticas favorables al crecimiento de estos vehículos. Donde el precio de la gasolina es más alto, o la contaminación más insufrible, también se forma el caldo de cultivo para que los eléctricos proliferen.

Cualquier gráfico de ventas de coches eléctricos tiene la misma forma, prácticamente en forma de parábola ancha, si analizamos el escenario base 2010. Por entonces ya existía una suerte de competencia entre algunos utilitarios eléctricos, principalmente los trillizos de PSA-Mitsubishi y el Nissan Leaf. China deforma la curva, de forma que crece casi exponencialmente.

Imagen: Mario Roberto Durán Ortiz (Wikimedia Commons) CC BY-SA 4-0

No fue hasta septiembre de 2015 cuando se alcanzó la cifra de un millón de vehículos eléctricos ligeros en todo el mundo. En diciembre de 2016 se alcanzó el segundo millón, en noviembre de 2017 el tercer millón. El ritmo de ventas sigue creciendo y no sigue un patrón lineal, más bien exponencial.

Eso, evidentemente, no se mantendrá siempre en el tiempo, y los crecimientos son altos porque se parte de situaciones de mercado con muy pocas ventas. Ya son más del 1% del parque automovilístico mundial, el margen de crecimiento sigue siendo muy alto, y crecerá con fuerza a lo largo de la próxima década.

Todo eso se refiere a países como Noruega, Japón, Canadá, Estados Unidos... pero aún queda una demanda latente que no se está teniendo en cuenta, en países del sur. En Volkswagen creen que el objetivo de 2025 (un millón de unidades al año para la marca Volkswagen, tres millones de todas las marcas) podrá ser superado por esa demanda no computada.

El Nissan Leaf continúa siendo el coche eléctrico más vendido del mundo a pesar de su veteranía

Los eléctricos irán aumentando de ventas según vaya eliminándose la diferencia de precio respecto a sus equivalentes térmicos. La tendencia es que se equilibren en pocos años, los precios del kWh de almacenamiento caen, aumentan las plataformas compartidas (que reducen los costes de desarrollo) y la industria se empieza a mover al unísono a favor de esta tecnología. Todo suma.

Por ejemplo, en China existe la obligación legal de vender un 10% de eléctricos en 2019 por fabricante, luego es necesario poner en las calles más modelos para ampliar la potencial cartera de clientes y que los coches no se acumulen en los concesionarios. Cada vez hay más segmentos y más variedad.

Más fabricantes prometen tener cada año una gama electrificada, desde híbridos ligeros hasta eléctricos puros

Algunas previsiones apuntan a que el coche típico de mediados de la próxima década será un crossover o un SUV, de motorización eléctrica, con capacidad de conducción autónoma o semiautónoma, y con un elevado grado de conectividad a Internet y gadgets personales. Mientras tanto, el motor de combustión ya alcanzó su cénit en popularidad.

En el caso concreto de Volkswagen, aunque ahora hay problemas puntuales de oferta y los plazos de entrega superan los 12 meses para modelos como el e-Golf, no será siempre así. Se irán añadiendo cadenas de producción y fábricas dedicadas en exclusiva a los eléctricos, en vez de compartir recursos con modelos convencionales.

El desarrollo económico de algunos países del sur, unido a una creciente disponibilidad de puntos de recarga y políticas que favorezcan a los eléctricos, espoleará esa demanda que ahora es difícil de medir y proyectar. Además, los fabricantes esperan solucionar sus problemas de falta de flexibilidad ante una demanda tan creciente como la que tienen actualmente.

Durante la próxima década varios grupos automovilísticos estarán produciendo coches eléctricos de forma masiva para un público generalista, como Volkswagen o Renault Nissan Mitsubishi. En cuanto a los Premium, también se han anunciado catálogos amplios, la fórmula Tesla se ha tomado como ejemplo a seguir. Pocos fabricantes discrepan de esa visión, como es el caso de Mazda.

Tasa tu coche. ¡¡Gratis y sin compromiso!!

El redactor te recomienda

Noticias relacionadas

Más leídas
Más comentadas

¿Qué te parece el nuevo diseño?

Tú opinión nos importa.

Un pequeño formulario con nombre opcional, e-mail opcional y el comentario.

×
Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto