¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    Uno de los raros y brutales Dodge Viper GTS-R aparece a la venta

    Uno de los raros y brutales Dodge Viper GTS-R aparece a la venta
    15
    Dodge Viper GTS-R GT2 Champion Edition package 1998Worldwide Auctioneers
    Sergio J. Cabrera
    Sergio J. Cabrera6 min. lectura

    Esta es una de las versiones más raras y buscadas por los coleccionistas de cualquier generación del Dodge Viper. Lanzada a modo de edición limitada para celebrar la victoria del Viper en el campeonato FIA GT de 1997, esta versión contó con una producción de solo 100 ejemplares, de las que esta unidad es la número #002.

    Menuda pieza de coleccionista va a subastar Worldwide Auctioneers en breve. No solo se trata de una de las pocas unidades fabricadas del rarísimo Dodge Viper GTS-R GT2 Champion Edition package de 1998, sino que además se trata de la unidad número #002 de esta exclusiva edición limitada, que a pesar de su edad se encuentra completamente nueva y sin prácticamente uso.

    El Dodge Viper RT/10 fue lanzado a inicios de la década de los noventa como una suerte de homenaje al radical Shelby Cobra roadster clásico. A pesar de que el Cobra original era realmente un proyecto relacionado con Ford, compañía que no solo facilitó el capital necesario para su desarrollo sino que también proporcionaba todos los motores V8 que empleaba el roadster, a finales de la década de los ochenta, Carroll Shelby estaba asociado con el Grupo Chrysler. De ahí que fueran los responsables de esta corporación los que idearon este homenaje al Cobra clásico, uno de los modelos que forman parte destacada de la historia de uno de sus principales rivales.

    El kit aerodinámico de esta edición limitada es espectacular.

    Tras el éxito mediático del Viper RT/10 original, la compañía decidió crear una versión coupé y competir con ella en el Campeonato del Mundo de Resistencia, como hicieron en su día las distintas variantes del Shelby Cobra motorizado por Ford. Lo cierto es que el nuevo Viper GTS, que es como fue bautizada esta variante coupé, tenía un gran parecido con el Shelby Cobra Daytona y como este, también gozó de gran éxito en competición. De hecho, el Viper GTS-R (nombre de la versión de carreras) fue el gran dominador de la categoría FIA GT de la mano del equipo francés ORECA, quiénes lograron numerosas victorias y nada menos que 5 títulos mundiales entre 1997 y 2002.

    Para celebrar la consecución del primer título en 1997 se decidió crear una edición limitada a modo de homenaje basada precisamente en la variante coupé del Viper, que adoptó el nombre de la versión de competición. De esta edición solo fueron fabricadas 100 unidades, todas ellas caracterizadas por la misma configuración y con la posibilidad de montar el espectacular paquete opcional GT2 Champion Edition package, que con un precio de nada menos que 15.000 $ añadía el impresionante kit aerodinámico que podemos ver en estas imágenes, que incluía el nuevo paragolpes delantero con splitter y aletines o el inmenso alerón trasero, uno de los más espectaculares del momento. Además de los distintos emblemas alusivos a esta versión de carácter limitado y los asientos de competición con arneses de ORECA.

    Lo lógico hubiese sido denominar a esta dirección limitada Dodge Viper GTS-R GT2 Champion Edition, puesto que ese es el nombre del paquete aerodinámico que solo está disponible en esta versión, sin embargo, la marca prefirió emplear tan solo el nombre de la variante de competición y dejar a los clientes la decisión de instalar o no este paquete aerodinámico.

    El paquete aerodinámico es opcional.

    La unidad que aparece en estas fotografías es un ejemplar muy destacado de esta versión, pues no solo se encuentra en perfecto estado y con todos sus elementos originales, sino que ha estado en manos de coleccionistas bien conocidos que lo han conservado debidamente. Además, esta es la unidad número #002 de las 100 fabricadas de esta edición limitada, lo que es todo un argumento para cualquier especialista o aficionado del modelo.

    Si el Viper GTS convencional mantenía el V10 de 8.0 litros fabricado en aluminio del Viper RT/10 pero con 456 CV (450 hp), en el vano delantero del Viper GTS-R este bloque entregaba 466 CV (460 hp) y 678 Nm de par máximo, asociado exclusivamente a la transmisión manual de 6 velocidades.

    En el interior de esta versión encontramos un ambien muy racing gracias a los asientos deportivos con arneses, aunque todo el habitáculo permanece revestido en piel en doble tono y mantiene su equipamiento básico, como el sistema de audio o el aire acondicionado. Por lo que a pesar de su aspecto exterior, no hablamos de una radical lightweight de circuito, sino de una versión de calle algo más radical.

    En el interior se mantienen todos los elementos de confort pero se añaden asientoos deportivos con arneses.

    Este ejemplar será subastado en breve por la casa estadounidense Worldwide Auctioneers en su próximo evento de Auburn, que tendrá lugar el próximo 5 de septiembre en la mencionada localidad estadounidense.

    Uno de los raros y brutales Dodge Viper GTS-R aparece a la venta