¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
Autobild.es

Duemila Route: Vendida al completo la mayor colección subastada en Europa

19

La subasta de la impresionante colección 'Duemila Route' este fin de semana en Milán no defraudó a nadie, con la práctica totalidad de lotes vendidos, y la gran mayoría superando las estimaciones.

Esta impresionante colección, de 800 lotes, pertenecía a la colección embargada a un empresario italiano.

Uno de los Ferrari 308 GTB presentes.

Este fin de semana tuvo lugar en la Feria de Milán la subasta ‘Duemila Route’ de RM Sotheby’s, una inmensa e impresionante colección de vehículos, que entre bicicletas, barcos, motocicletas y automóviles sumaban un total de 800 lotes. El libreto oficial deja a las claras la magnitud de esta colección, incautada a un empresario italiano por evasión fiscal.

Aunque la casa de subastas británica no dedicaba demasiado tiempo a ofrecer detalles más allá de los lotes, sobre todo por la ingente cantidad de trabajo que tuvo el poder catalogarlos, unas pocas averiguaciones bastaron para conocer el origen de la que hasta la fecha ha sido la colección más grande subastada simultáneamente en Europa.

De hecho, en los Estados Unidos están acostumbrados a eventos que llegan a aglutinar hasta 3.000 unidades, como las grandes citas de Mecum Auctions, pero no hemos podido encontrar antecedente alguno de alguna colección vendida al mismo tiempo que llegara a estas cifras.

Uno de los escasos Bugatti EB110 GT, 616.000 euros.

Hace unas semanas se ponía a la venta parte de la colección Ron MacWorther, que con más de 130 vehículos apenas superaba la cuarta parte de los automóviles aquí reunidos, más de 430. A los que había que sumar los cientos de motos y bicicletas, además de los barcos, los numerosos objetos de memorabilia e incluso algunos trineos de bobsleigh de época.

Todo aquel que esperara que semejante amalgama de modelos, que partían con unas estimaciones muy acordes con el mercado y por tanto nada infladas, se convirtiera en una especie de mercado de ofertas, se llevaría una gran desilusión, puesto que no solo se lograron vender todos los modelos, sino que en la gran mayoría de casos se superaba ampliamente las estimaciones iniciales, que como hemos apuntado, en algunos casos eran bastante modestas de entrada.

Incluso nosotros teníamos algunas dudas con algunos ejemplares, pero el tamaño de la colección fue lo suficientemente llamativo para que en muy poco tiempo, todos los medios internacionales se hicieran eco, alertando a toda la escena del automovilismo de colección, por lo que todos los ejemplares encontraron comprador y en algunos casos, después de importantes pujas. Aunque lo más importante eran las palabras que todo coleccionista espera oir en una subasta: "Sin reserva", lo que significa que sea cual sea el último precio, el lote cambiará de manos, lo que supone un porcentaje de éxito siempre superior.

Poco más de un millón de euros por el F40 de 1992.

El volumen de modelos es tal, que a pesar de haber seguido todo el evento durante el fin de semana, resulta muy complejo hacer un análisis en profundidad en tan poco tiempo. Por lo que por el momento no podemos afirmar que haya habido alguna pieza que haya logrado batir algún récord, pero lo que sí es seguro, es que la gran mayoría no solo superaban las estimaciones, sino que se acercan a las cifras más altas pagadas anteriormente. En total se recaudaban más de 51 millones de

Piezas destacadas

En el listado que os mostramos al final os ofrecemos las piezas de más alto valor de la subasta, aunque también hubo otros resultados también muy destacables, a pesar de que no se correspondían con aquellos ejemplares más llamativos o raros, y que conseguían un gran resultado en el evento. Entre las unidades más relevantes, señaladas de manera destacada previamente por la organización, podemos comprobar como la mayoría tuvo un gran éxito.

La pieza más rara y valiosa no era otra que el Ferrari 275 GTB de seis carburadores y carrocería de aleación, uno de los pocos que salieron de los talleres de Scaglietti con la carrocería más ligera, y que lograba llegar a los 3.416.000 euros, un valor que sobrepasa con mucho las estimaciones iniciales, pero que queda algo lejos de los casi 4 millones que se han llegado a pagar por uno de estos ejemplares.

El vencedor absoluto, el Ferrari 275 GTB/6C.

Junto a este encontrábamos el Maserati MC12 Stradale, que lograba alcanzar unos más que impresionantes 3.024.000 euros, a falta de comprobación, probablemente uno de los precios más altos pagados nunca por una de estas pocas unidades. Tras estos encontrábamos el ejemplar del F40 de 1992, el último año de fabricación del modelo, que alcanzaba los 1.030.400 euros, algo por debajo del récord actual, o el Ferrari 365 GTB/4 “Daytona” Berlinetta, uno de los primeros ejemplares del ‘Daytona’ dotado aún del frontal transparente de plexiglás, y que alcanzaba los 873.600 euros.

Destacables también los 851.200 euros alcanzados por el tremendamente raro Lancia-Ferrari LC2 de Grupo C de 1991, que alcanzaba los 851.200 euros, una pieza muy dificil de ver. El Bugatti EB110 GT cambiaba de manos por 616.000 euros, idéntica cifra que lograba un Porsche 911 GT2 (993). Otros ejemplares de la marca alemana que lograban llamar la atención eran el 959 ‘Komfort’ de 1988 y el Carrera GT de 2005, que alcanzaban 1.008.000 y 761.600 euros respectivamente.

Entre los Lamborghini el más destacado era el Countach 25 Anniversario, que alcanzaba los 436.800 euros, cifra bastante superior a los 330.400 del Ferrari 512 BB o los 336.000 euros del Lancia Delta HF Integrale Grupo A del Jolly Club, aún con la librea de Repsol, o los 246.400 euros del Delta HF Integrale 16v Grupo A oficial, con los emblemas de Martini.

El Lancia-Ferrari LC2 Grupo C 1991.

Otros resultados llamativos fueron los 358.400 euros del Ferrari Dino 246 GT, o los 117.600 euros obtenidos por un Ferrari 308 GTB de 1980, un precio más propio de los primeros ejemplares fabricados entre 1975 y 1976, más popularmente conocidos como ‘Vetroresina’, de los que encontrábamos no uno sino dos unidades en esta subasta, que superaban los 160.000 y 190.000 euros respectivamente. Cifras respetables para esos modelos pero lejos del récord actual, que casi duplica esas cifras.

En suma, precios bastante altos para la gran mayoría de ejemplares, incluidos los menos destacados, que en en su mayor parte, mejoraron ampliamente las expectativas iniciales, como podéis estudiar al detalle en el informe de resultados finales.

Noticias relacionadas

Duemila Route: Vendida al completo la mayor colección subastada en Europa
Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto