¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    IndyCarEd Jones firma por Carpenter para los circuitos y la Indy 500

    Adrián Fernández
    Adrián Fernández4 min. lectura

    El ex piloto de Ganassi pilotará el segundo coche del equipo, que ocupará Ed Carpenter en óvalos.

    Pilotará un tercer coche en Indianápolis merced a una asociación con Scuderia Corsa.

    Jordan King busca hueco en Carlin, en pos de disputar una temporada completa.

    La temporada 2018 de IndyCar prometía ser la gran oportunidad de Ed Jones, que había firmado con el poderoso Chip Ganassi Racing para empezar su segunda temporada en la categoría. No obstante, el emiratí de origen británico nunca terminó de adaptarse, siendo especialmente dañina la comparación con el ya pentacampeón Scott Dixon, especialmente en una segunda mitad de temporada en la que no pasó del octavo puesto en carrera.

    Jones se ha movido con rapidez tras perder su asiento ante Felix Rosenqvist, y solo tres semanas después de ese anuncio, ya ha encontrado un hueco en la parrilla. El equipo Ed Carpenter Racing ha anunciado este miércoles que Jones, que cumplirá 24 años en febrero, será el piloto del coche #20 en las 12 pruebas de circuito permanente o urbano de la temporada 2019. Un año más, el coche seguirá estando ocupado por el dueño Ed Carpenter en las cinco pruebas de óvalo.

    Asimismo, el acuerdo incluye una asociación con Scuderia Corsa, que permitirá a Jones participar en las 500 millas de Indianápolis al volante del coche #64, un añadido que no tuvo su antecesor Jordan King. Se cree que esto último podría haber sido otro de los desencadenantes de este fichaje, toda vez que King aspiraba a un programa completo que Carpenter, tras explorar la posibilidad, no podía proporcionarle. El británico entabla ahora negocaciones con Carlin para subirse a uno de sus coches.

    Scuderia Corsa, equipo exitoso en la resistencia estadounidense, debutó en IndyCar el año pasado con una aparición en las 500 millas de Indianápolis en asociación con el equipo Rahal, en la que Oriol Servià terminó en 17ª posición tras ser uno de los grandes protagonistas de la carrera. Giacomo Matteoli, jefe del equipo, pretendía que su equipo compitiese de forma independiente en 2019, pero finalmente se conformará con un cambio de equipo con el que asociarse en la Indy 500, lo que implica también pasar de usar un motor Honda a un Chevrolet.

    "Unirse a Carpenter y Scuderia Corsa es una fantástica oportunidad de la que formar parte. Ambos han sido muy exitosos en sus respectivas categorías, y creo que la combinación de fuerzas será tremendamente beneficiosa", asegura Jones, campeón de Indy Lights en 2016, que el año pasado terminó en la 13ª posición de la general con dos podios en Long Beach y Detroit, ambos en el tercer lugar del cajón. Sus resultados totales no fueron mucho mejor que en su temporada debut, donde impresionó con cinco top 10 en las primeras diez carreras y un tercer puesto en la Indy 500 que no pudo revalidar en 2018 al accidentarse.

    Fotos: IndyCar Media