¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    El copiloto invisible de Toyota

    Pedro Marín
    Pedro Marín

    Toyota considera que el coche completamente autónomo no es la única solución para una conducción segura. Toyota Research Institute se encuentra trabajando en el desarrollo de una tecnología cuyo fin es la de ofrecer al conductor un revolucionario copiloto invisible.

    Toyota considera que el coche completamente autónomo no es la única opción en el futuro del automóvil, por este motivo, en su departamento Toyota Research Institute (TRI) de Estados Unidos, se encuentra trabajando actualmente en las instalaciones de la Universidad de Michigan en el desarrollo de una tecnología para traernos el “copiloto invisible”.

    Toyota ofrece un coche del autónomo más realista que nos dejará conducir y que cuenta con asistencia en carretera que nos advertirá de aquellas cosas que el sistema es capaz de ver y nosotros no.

    TRI es una compañía creada por el gigante japonés en 2015, con una partida de 1000 millones de dólares con el objetivo de trabajar en la tecnología autónoma, la inteligencia artificial y los robots. Los resultados de la investigación se podrán testear en un simulador que Toyota tiene cerca del Monte Fuji del tamaño de dos campos de fútbol sala.

    Simulador de conducción de Toyota

    Este sistema nos permite tener el control manual del vehículo, actuando solo temporalmente, por ejemplo cuando predijera una colisión que el conductor no va a evitar. Actualmente existen muchas ayudas en los coches que nos permiten una frenada a tiempo para evitar colisiones, sin embargo, la novedad introducida en estos vehículos es que será el propio vehículo el que sea capaz de tomar la dirección, acelerar y parar en un lugar seguro si fuese necesario.

    La empresa japonesa ve aún muchos obstáculos para que los vehículos autónomos puedan utilizarse de forma segura puesto que estamos en un mundo diseñado para coches conducidos por humanos, especialmente en los núcleos altamente poblados de las ciudades, por ello destacan la importancia de la transición con un coche semi-autónomo, como es este caso, que permitan probar la tecnología en la vida diaria.