¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
    Autobild.es

    A Elon Musk no le ha sentado bien la mala acogida de las novedades del Battery Day

    Elon MuskYoutube

    Recientes declaraciones del millonario sudafricano han puesto de relieve su enorme descontento por la mala acogida general que han tenido las novedades y los anuncios revelados durante la conferencia Battery Day, celebrada el pasado 22 de septiembre. Lo cual es toda una ironía, dada la naturaleza del evento y de las propias novedades allí desveladas.

    Hace unos días tuvo lugar una de las habituales conferencias de Tesla, más concretamente el denominado Battery Day, que en teoría está destinada a revelar novedades, planes y resultados relacionados con las distintas iniciativas tecnológicas de la compañía estadounidense. Aunque como bien sabemos, todas las conferencias encabezadas por Elon Musk son empleadas para revelar novedades de todo tipo relacionadas con el fabricante y sus futuros productos, independientemente de la naturaleza del evento.

    Por lo que es habitual que tras estas conferencias se dispare la atención mediática sobre el proyecto Tesla y en muchas ocasiones, sea un impulso para la cotización de las acciones de la compañía, cuyos títulos suelen ganar valor tras los anuncios de Elon Musk. Sin embargo, este último evento no solo no logró la repercusión mediática esperada, sino que fue ampliamente criticado por numerosos medios y analistas de la industria, tras lo cual tuvo lugar una pequeña caída del valor de sus acciones.

    En el Battery Day se volvió a hablar de un nuevo pick-up de menor tamaño.

    Lo que resultó toda una ironía, pues de todos los eventos similares que ha organizado la compañía, esta debería haber sido la madre de todas las conferencias de Tesla, a tenor por la inmensa expectación levantada por los medios afines a la compañía y las declaraciones de los ejecutivos de la compañía, como el propio Musk. Tal fue el hype creado alrededor de esta conferencia y las supuestas maravillas tecnológicas que iban a ser presentadas, que incluso nosotros realizamos un artículo especial analizando las distintas teorías e informes que trataban de adelantar lo que habían preparado para esa conferencia.

    En ese artículo nos hicimos eco de los distintos informes que adelantaban la posible presentación de las baterías del millón de kilómetros de Tesla o las posibles novedades del proyecto Roadrunner, además de la posible presentación del nuevo Tesla Model S Plaid. La variante más poderosa del Model S.

    Pasada más de una semana desde la celebración del evento, ya conocemos muchas de las opiniones y reacciones a las novedades anunciadas por la marca, incluyendo la del propio Elon Musk ante la mala acogida general que han tenido sus anuncios, que solo han sido respaldados por los medios y analistas afines a Tesla. Los mismos que aplauden cualquier mínima novedad de la compañía como si fuera una victoria olímpica y excusan de mil maneras posibles todos los problemas o malas noticias originadas por este proyecto.

    Musk durante el Battery Day.

    En una reciente entrevista en el podcast de Kara Swisher, Elon Musk realizó varios comentarios acerca de la acogida negativa que han tenido las novedades anunciadas en el Battery Day, afirmando sin pelos en la lengua que las «personas promedio» e incluso los «más inteligentes de Wall Street no han sabido apreciar la verdadera importancia de dichas novedades». Aunque a la misma vez afirmó que él realmente no tenía interés en convencer a nadie de nada, tan solo pretendía mostrar los futuros planes de producto de la compañía. Apostillando que su «objetivo nunca es convencer a la gente de por qué deberían invertir en Tesla. Vende tus acciones, no me importa».

    El caso es que Elon Musk tiene motivos de sobra para estar disgustado con la pobre cobertura que hicieron la mayoría de los medios de su evento. Nosotros mismos tan solo encontramos relevante informar de los primeros datos revelados del nuevo Tesla Model S Plaid, puesto que era evidente que la marca no había presentado verdaderas novedades durante esa conferencia, ni siquiera las relacionadas con la variante más poderosa del Model S. Aunque gran parte de la culpa de la escasa atención mediática la tiene precisamente Tesla, pues no le dieron acceso a los medios. Por lo que no hubo nadie de la prensa para hacer preguntas o profundizar en lo que allí se estaba presentando. Tan solo hubo 250 invitados al evento, la mayoría de ellos bloggers y youtubers afines a la compañía californiana.

    Como ya te contamos en su momento, durante meses asistimos a toda una avalancha de informes y rumores que adelantaban los grandiosos avances que supuestamente se iban a presentar ese día y que en algunos casos eran descritos, literalmente, tan notables y revolucionarios que iban a cambiar la industria del automóvil para siempre. Como ejemplo de ello podéis encontrar docenas de artículos en la red, como estos titulares de Joey Kinder y Randell Suba, ambos auténticas obras maestras del clickbait y la arbitrariedad, marca de la casa de la publicación Teslarati.

    Musk volvió a hablar de su futuro modelo pequeño.

    Por lo que tras meses de artículos especulativos anunciando estas supuestas maravillas tecnológicas, era de esperar que lo realmente presentado en la conferencia supiera a poco. Contrariamente a lo habitual, el propio Musk llegó incluso a rebajar las expectativas antes del evento anunciando que todas las novedades presentadas serían a 3 años vista (si todo sale bien), lo que supuso todo un jarro de agua fría. No queremos emplear la palabra fiasco, pues lo cierto es que la tecnología anunciada por la compañía resulta tremendamente interesante y cuentan con algunos avances muy notables en el campo de las baterías, pero no es lo mismo anunciar la tecnología en desarrollo que presentarla una vez esté lista. De la misma manera, tampoco son avances como para eliminar de un plumazo a la competencia , como aseguraban algunos personajes.

    La realidad es que tras meses de anuncios lo que realmente nos encontramos fue tan solo un nuevo anuncio del desarrollo de una nueva configuración de baterías, que si bien van a mejorar notablemente las existentes, siguen siendo un proyecto a medio o largo plazo, como tantos cientos de proyectos de baterías que os mostramos cada año.

    El caso del Tesla Model S Plaid es aún más grave, pues se trata de un modelo que fue realmente presentado hace más de un año y del que todavía seguimos esperando sus especificaciones finales. Como ya te contamos con todo detalle en un reciente reportaje, el anuncio de las especificaciones estimadas del modelo durante el Battery Day parecían más un intento de robar la atención mediática que ha recibido su gran rival, el nuevo Lucid Air, que una presentación real. Pues tan solo han dado una serie de valores estimados que parecen haber sido fabricados a la medida para anunciar unas prestaciones ligeramente superiores a las de su nuevo competidor.

    Uno de los más extraños prototipos del Tesla Model S Plaid.

    ¿Tiene motivos Elon Musk para estar enfadado? Lo cierto es que no. Por mucho que pretendan vendernos el proyecto Tesla como una empresa que trabaje diferente, lo cierto es que el mercado sigue siendo el mismo, por lo que no tiene sentido ir en contra del mercado para tratar de llamar la atención con anuncios grandilocuentes de tecnología que no está lista. Si todos los fabricantes, de cualquier industria, llevan décadas anunciando sus novedades solo cuando las tienen listas o casi, será por algo.

    No menos irónico es el argumento que Musk empleó para expresar su descontento en esta última entrevista. Según el empresario sudafricano, tanto la gente de a pie como los analistas de Wall Street no entienden lo realmente difícil que es pasar de la fase de prototipo a la de producción. Según Musk, llegar al prototipo es tan solo el 1% del trabajo, lo complejo es todo lo que viene detrás, convertirlo en un producto en serie y además rentable. Por lo que nos extraña sobremanera el desencanto del empresario ante las reacciones del Battery Day, donde ni siquiera llegó a presentar un prototipo funcional, tan solo mostró diagramas, algunas imágenes y habló de proyectos en desarrollo a los que les falta años de trabajo para estar listos. Por lo que empleando la propia lógica de Musk, es inevitable que la gente no le haya dado demasiado valor a estos anuncios, pues son tecnologías o modelos que aún no existen, a los que todavía les queda por delante el 99% más complejo de su creación.