¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    Di hola al nuevo Ford B-Max

    Di hola al nuevo Ford B-Max
    6
    Manuel López
    Manuel López

    Ford publica la primera imagen oficial del B-Max, el MPV compacto que se situará como el escalón de acceso a la gama más familiar del óvalo azul. Su estética es muy parecida a la de un Fiesta, pero, aunque nada novedoso, no deja de ser agradable a la vista. Tendremos más información en breve. Además, podrás verlo en el Salón de Ginebra 2012.

    Ford hace pública la primera imagen su MPV compacto, del cual ya presentó, en Ginebra 2011, la versión "conceptual". Pero, viendo las formas tan producibles que éste ya presentaba, presagiabamos que el modelo definitivo no iba a distar demasiado del mismo. Y así ha sido, porque después de habernos hartado de ver imágenes espía del "sustituto del Fusion", hoy podemos ver la primera foto oficial del coche para constatarlo.

    Básicamente luce el Kitenic Desing de Ford cual Fiesta y/o C-Max (el culo es muy Grand C-Max), pero al menos se trata de un modelo mucho más diferenciado y elaborado que el Fusion, al que sustituye.

    La sorpresa no es demasiado grande, teniendo en cuenta que ya lo hemos mirado y remirado, pero es agradable ver como luce el B-Max sin los cutres camuflajes del prototipo de pruebas, y en esta ocasión, se nos presena pintado en un llamativo tono anaranjado en una de las versiones tope de gama, como es costumbre en este tipo de fotos.

    Los genes del Fiesta le vienen de casta, y es innegable que parece el mismo coche, al que le han administrado unos buenos anabolizantes. De igual modo, comparte elementos estéticos directamente sacados del subcompacto, como pueden ser los espejos retrovisores entre otras cosas.

    Su interior... Como te lo hemos comentado tantas veces, te dejamos unas imágenes (espía) para que lo veas y juzgues tú mismo:

    Una de las soluciones más interesantes de este modelo, será la ausencia de pilares B, dejando un espacio de acceso sin límites.

    Dejando esto de lado, el B-Max aporta soluciones propias (no en lo estético), como pueden ser sus puertas deslizantes traseras y la ausencia de pilar B (irán integrados en los marcos de las puertas), que permitirá un acceso sin limitaciones al interior, al igual que podremos tener una panorámica completa del habitáculo si las abrimos todas.

    Su gama mecánica estará presidida por los novedosos EcoBoost de 1.0 L tricilíndricos, en especificaciones de 100 y 120 caballos de potencia, y entre sus elementos de equipamiento no faltarán el climatizador dual, freno de mano eléctrico, el sistema SYNC etc.

    Lo veremos en el Salón de Ginebra 2011, a lo que le seguirá su lanzamiento, para el último trimestre de 2012.

    Di hola al nuevo Ford B-Max