¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
Autobild.es

IndyCarGanassi confirma la reducción de su formación a dos coches

Chip Ganassi ha anunciado oficialmente que sólo contarán con los coches 9 y 10 en 2018.

Tony Kanaan, Max Chilton y Charlie Kimball no seguirán en el equipo.

El gran favorito para ser compañero de Scott Dixon en 2018 es Brendon Hartley: "Me encantaría estar en la IndyCar".

Muchos de los intensos rumores respecto a Chip Ganassi Racing y sus pilotos en los últimos meses se han visto confirmados este miércoles. El equipo ha emitido un comunicado en el que, en palabras de su dueño Chip Ganassi, se ha oficializado la reducción de su actividad en IndyCar a sólo dos monoplazas para la temporada 2018, terminando así con la actividad de los coches #8 y #83 que pilotaban Max Chilton y Charlie Kimball. Ganassi ha justificado esta decisión en base a "el hecho de que hemos creído necesario volver a nuestro negocio principal de tener DOS (sic) coches con capacidad para pelear el campeonato".

Este anuncio no sólo deja sin asiento a Chilton y Kimball, pilotos con patrocinios relativamente sólidos a los que numerosas informaciones sitúan en la órbita de Carlin para su asalto a la categoría en 2018, sino que ratifica que Scott Dixon es el único piloto confirmado, dejando el estatus de Tony Kanaan en el aire: "Volveremos a ser un equipo de dos coches en 2018, con Scott Dixon en el número 9, y un segundo piloto aún por determinar en el número 10". Hace un par de semanas, una información de RACER situaba a Kanaan como flamante incorporación de A. J. Foyt Racing. De confirmarse, terminaría de ese modo el periplo del brasileño en Ganassi, a la que llegó en 2014 como sustituto de Dario Franchitti tras su retirada forzosa, obteniendo una victoria y 12 podios en cuatro años.

El pobre rendimiento de Kanaan en el segundo coche respecto a Dixon (un título, 8 victorias y 19 podios en ese mismo periodo), sumado a la pérdida del potente patrocinio de Target en los coches #9 y #10 entre 2016 y 2017, no ha sido el único motivo de esta contracción. Desde que Ganassi amplió su equipo a más de dos coches en 2011, la percepción general es que estos coches se trataban de una estructura menor dentro del propio equipo, con menos recursos de ingeniería y un nivel de pilotaje insuficiente. Así, desde su llegada al equipo ese año, Kimball sólo ha obtenido una victoria y 6 podios en 7 temporadas. Las actuaciones en el otro coche tampoco fueron para tirar cohetes: entre Graham Rahal, Ryan Briscoe, Sage Karam, Sebastián Saavedra y Chilton, sólo se han obtenido 5 podios (4 Rahal y uno Karam) en 6 temporadas. En total, una victoria y 11 podios en 118 carreras, unos números a todas luces insostenibles en comparación con las expansiones de Penske y Andretti.

Ganassi reubicará a algunos de sus empleados destinados a esos coches en sus actividades en NASCAR (donde su piloto Kyle Larson es uno de los grandes favoritos al título), sus Ford GT en WEC e IMSA, y el Global Rallycross, pero se espera que hasta 40 miembros del equipo cambien de aires, ya sea a estructuras existentes o a algunas de los potenciales nuevos equipos (Harding, Carlin, Juncos): "Hemos tenido que dejar marchar a un número de buenas personas. Esta decisión no se ha tomado a la ligera, ya que afecta a mucha gente, pero creemos que es lo mejor para nuestro negocio. Es una de las cosas más duras que experimenta el dueño de un negocio, en especial porque soy más que consciente de que son las personas las que hacen funcionar a cualquier compañía", afirmaba Chip Ganassi en el comunicado.

Sin Felix Rosenqvist en liza, el plan B es Brendon Hartley

Aunque el equipo probó recientemente con Felix Rosenqvist, piloto al que ya dieron un test el año pasado cuando competía en Indy Lights, la continuidad del sueco con Mahindra para competir en Fórmula E cierra por el momento esa opción. Todas las miradas apuntan ahora a Brendon Hartley, quien llegaría con el apoyo de Honda. El piloto neozelandés, que se quedará sin equipo este año tras el fin del programa LMP1 de Porsche en el WEC, ha probado recientemente un Fórmula E con Venturi, pero varios medios han apuntado que es la opción número 1 de Ganassi para pilotar el #10.

Sin ir más lejos, el pasado fin de semana, con motivo de la disputa de las 6 horas de Austin, Hartley, que no compite en monoplazas desde su paso por la Formula Renault 3.5 en 2011, se dejó querer y ratificó su interés, en declaraciones a Motorsport.com: "Me encantaría estar en IndyCar, y espero que en las próximas semanas haya algo en claro. Estoy genuinamente pendiente de la IndyCar, y sería un nuevo reto. Si se materializa, estaría entusiasmado por el desafío de los óvalos". Hartley, eso sí, espera poder mantener "algún tipo de relación con Porsche allá donde vaya, y competir en algunas carreras. Pero, sin LMP1, habrá muchos pilotos disponibles, y no las suficientes carreras para un programa completo".

Fotos: IndyCar Media

Fuente: Motorsport.com

Noticias relacionadas

Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto