¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
    Autobild.es

    General Motors se va a gastar 20.000 millones en el desarrollo de sus nuevos eléctricos

    Mary Barra durante el EV Day 2020General Motors

    Recientemente, la corporación confirmó los próximos lanzamientos de vehículos eléctricos de todas sus marcas de aquí a 2022. La primera decena de modelos que forman parte del ambicioso plan de eléctricos que está poniendo en marcha GM y que incluye el desarrollo y lanzamiento de hasta una veintena de modelos de baterías antes del fin de 2025. La factura final de esta ambiciosa estrategia será de nada menos que 20.000 millones de dólares.

    General Motors lleva varios años presumiendo de su ambiciosa ofensiva comercial para los segmentos eléctricos. Hace ya varios años que confirmó que está desarrollando simultáneamente más de 20 modelos de baterías diferentes y que estos llegarán al mercado antes de 2025, aunque muchos de ellos estarán disponibles incluso antes de 2023 (fecha anunciada inicialmente). Sin embargo, hasta ahora no conocíamos el costo que va a tener esta titánica estrategia, tan solo habíamos visto algunos de los enormes recortes que ha tenido que sufrir la compañía estos años para poder sufragar este nuevo plan.

    Según recientes declaraciones de ejecutivos de la marca, el presupuesto destinado al desarrollo de los cerca de 20 modelos que van a ser lanzados o presentados de aquí a 2025 es de nada menos que 20.000 millones de dólares. Una cifra inmensa, una auténtica montaña de dinero que sin embargo parece pequeña si tenemos en cuenta la gran cantidad de modelos diferentes que están siendo desarrollados simultáneamente y que además van a ser lanzados en un periodo muy corto de tiempo.

    Si General Motors realmente lanza los 20 o más modelos que ha anunciado, esto significaría que el desarrollo de cada modelo habría costado 1.000 millones de dólares o menos, pues el presupuesto de 20.000 millones incluye también la preparación de las factorías que van ensamblar estos modelos y esta no es una cantidad precisamente pequeña. El costo medio de desarrollo de un modelo totalmente nuevo supera fácilmente los 2.000 millones de dólares y en el caso de los modelos de Tesla se acerca a los 5.000 millones, por lo que GM va a poder decir que sus nuevos eléctricos les ha salido baratos.

    Aún así, esos 20.000 millones de dólares suponen una cantidad enorme de dinero que justifica plenamente los enormes recortes a los que se ha sometido la compañía en los últimos 2 años, con la eliminación de numerosos modelos o marcas completas poco rentables, el cierre de factorías en el mercado norteamericano y el despido de miles de trabajadores.

    Por el momento solo podemos confirmar la llegada de cerca de la mitad de los modelos prometidos entre ahora y 2025, pues estos primeros modelos ya han sido confirmados por la propia corporación en su último informe de sostenibilidad, como podéis ver en los artículos insertados sobre estas mismas líneas, incluyendo el desarrollo y lanzamiento del Cruise Origin, el primer modelo sin volante ni pedales de la compañía, que llegará para crear una flota piloto de taxis robotizados.

    Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto