¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    General Motors no quiere vender Opel

    General Motors no quiere vender Opel
    1
    Jorge Shand
    Jorge Shand

    De acuerdo a los últimos reportes de la industria y a lo publicado en medios norteamericanos, General Motors estaría analizando seriamente todas las opciones para conservar su división europea Opel dentro del grupo.

    La noticia comenzó a correr como un reguero de pólvora ayer por la tarde. La mayoría de los medios del motor y económicos de todas pares del planeta comenzaron a divulgarla. General Motors, el ex quebrado gigante de Detroit, que había anunciado unos pocos días atrás que estaba pronto a decidir a quien vendía su filial europea Opel, fundamentalmente por las presiones del gobierno alemán que le conminaban a tomar la decisión.

    Y ahora resulta que no, que los chicos de General Motors quieren seguir jugando duro y por ello están considerando no deshacerse de Opel y estudian la forma de conseguir los 3.5 mil millones de euros que necesitan, contando para ello con las ayudas comprometidas por el gobierno alemán para mantener a flote una de las empresas emblemáticas de ese país y que es una de las grandes fuentes de empleo además

    Pero esto no sería suficiente y ante la imposibilidad de poder utilizar los recursos inyectados por el gobierno americano después de su declaración de bancarrota, GM estaría considerando vender o hipotecar sus instalaciones y operaciones en China con el fin de mantenerse como fabricante en Europa, hecho que a los expertos y economistas consultados les parece poco rentable y poco creíble, ya que General Motors es uno de los fabricantes de vehículos más grandes que operan en China y arriesgar su presencia en un mercado tan grande por salvar sus operaciones europeas sería considerada una apuesta de muy alto riesgo.

    Así las cosas, sólo queda esperar a ver como se suceden los acontecimientos, sin olvidar que el gobierno alemán tiene un gran peso en esta decisión.

    General Motors no quiere vender Opel