¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    El Gobierno quiere 100.000 puntos de carga en 2023, ¿es viable?

    El Gobierno quiere 100.000 puntos de carga en 2023, ¿es viable?
    El 87% de los usuarios de coches eléctricos afirma haber tenido problemas con los puntos de carga Unsplash
    David Plaza
    David Plaza5 min. lectura

    Las estadísticas muestran que España no está aún preparada para acoger al vehículo eléctrico de manera masiva, lo que lastra enormemente la aceptación de este tipo de movilidad por parte de los usuarios.

    Recientemente nos hacíamos eco del desolador informe de la Asociación Europea de Fabricantes de Automóviles (ACEA), que desvelaba que únicamente un 11% de los puntos de carga instalados en Europa es de carga rápida, es decir, de más de 22 kW.

    Este no es un caso aislado, pues varias son las asociaciones, fabricantes y encuestas que alertan del problema, así como de la disconformidad de los usuarios de vehículos eléctricos.

    Más de 4.000 puntos de carga se encuentran en la actualidad en diversas fases de gestión administrativa, con tiempos de espera de más de un año

    No en vano, la tercera edición de la Encuesta Nacional de Conductores de Coches Eléctricos, realizada a más de 1500 usuarios de este tipo de vehículos, hace notar que la satisfacción en relación a las redes de recarga disponibles en España es escasa, siendo la de Tesla la mejor valorada con una puntuación media de 3,4 sobre 5.

    Es más, según los datos de dicha encuesta, hasta un 90% de los encuestados se muestra insatisfecho con la actual red de recarga a consecuencia de los elevados precios o la escasez de puntos disponibles.

    Algo especialmente dramático si tenemos en cuenta que un 63% de los usuarios consultados no cuenta con un punto de recarga propio en su domicilio y depende de la red pública para utilizar a diario su vehículo eléctrico, la misma en la que el 87% afirma haber tenido problemas en alguna ocasión.

    Los planes del Gobierno

    En dicho contexto, Repsol ha anunciado recientemente una inversión de 42 millones de euros para la creación de una red de puntos de carga para vehículos eléctricos en España y Portugal.

    En la práctica, esto supone instalar 610 puntos en 577 estaciones de servicio de la petrolera española en nuestro país y otros 33 en Portugal, con potencias instaladas de 50 kW (carga rápida) y 180 kW (carga ultrarrápida) respectivamente. Esto significa que, de las más de 3.300 estaciones de servicio Repsol existentes en España, sólo el 18% dispondrán de infraestructura de recarga para coches eléctricos a finales de 2023.

    Por su parte, la secretaria de Estado de Energía, Sara Aagesen, ha afirmado en el II Encuentro internacional de Carga Ultrarrápida organizado por AEDIVE que el plan de incentivos Moves Grandes Flotas incluirá también ayudas a las infraestructuras de recarga para reforzar el plan de incentivación para la adquisición de vehículos eléctricos.

    En dicho evento, AEDIVE incidió en la necesidad de resolver las barreras en la concesión de permisos y licencias que lastran la puesta en marcha de este tipo de infraestructuras y que propician que más de 4.000 puntos de carga se encuentren en la actualidad en diversas fases de gestión administrativa, algunos incluso con tiempos de espera de más de un año.

    En consecuencia, Sara Aagesen señaló que en «muy breve plazo de tiempo» activará la mesa de trabajo público-privada con los agentes del sector para analizar estas barreras y encontrar soluciones eficientes que permitan alcanzar los objetivos fijados por el Gobierno, que consisten en contar con 100.000 puntos de carga de toda tipología en España para 2023.

    En este momento, España es el octavo país del continente en puntos de recarga con un total de 11.847 (poco más de 2000 son de carga rápida), lo que se traduce en una media de 245 puntos por cada millón de habitantes, que contrasta con la media europea de 573 habitantes.