¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    IndyCarSantino Ferrucci y Sage Karam, dupla de Dreyer & Reinbold para la Indy 500

    Santino Ferrucci y Sage Karam, dupla de Dreyer & Reinbold para la Indy 500
    Dreyer & Reinbold logró su mejor resultado en casi una década con KaramIndyCar Media
    Adrián Fernández
    Adrián Fernández5 min. lectura

    El ex de Coyne y Rahal se suma a la modesta formación, que recupera su segundo coche dentro de un programa centrado en las 500 millas de Indianápolis.

    Ferrucci ha terminado sus tres Indy 500 entre los siete primeros.

    Karam repite con el mismo equipo por octava vez tras su mejor resultado en la prueba.

    Después de reducir por un año su formación a un único coche y obtener con ello su mejor resultado desde 2012, Dreyer & Reinbold Racing volverá a intentar alinear a dos pilotos en las próximas 500 millas de Indianápolis. La formación de Dennis Reinbold, que ha centrado su presencia en la mítica prueba desde la edición de 2014, ha anunciado este jueves que seguirá contando con los servicios de Sage Karam, y ha confirmado además a Santino Ferrucci como el ocupante de su segundo vehículo.

    La llegada de Ferrucci es la gran novedad del anuncio, de cara a una cuarta participación en una Indy 500 en la que siempre ha exhibido buen nivel. El piloto estadounidense de 23 años terminó séptimo en su debut en 2019 y cuarto en la edición de 2020, ambas como piloto de Dale Coyne Racing, y este año finalizó en una sólida sexta posición para Rahal Letterman Lanigan Racing. Pese a obtener siempre buenos resultados en las cinco carreras que disputó en el equipo, no logró hacerse con su tercer asiento a tiempo completo para 2022, el cual recayó en el danés Christian Lundgaard.

    A falta de una oportunidad más sustancial en IndyCar, Ferrucci compaginará esta cita con un programa aún por determinar en NASCAR Xfinity Series, la segunda división de los 'stock car' americanos, en la que ya mojó los pies este año en siete ocasiones. «No hay nada mejor que ser parte de un equipo que tiene una ética de trabajo tan grande. Su atención al detalle es comparable a la de los grandes equipos del campeonato», afirma Ferrucci, quien compitió en el pasado en Europa antes de su polémica salida de la Fórmula 2. «En mis últimas dos Indy 500 hemos estado en la pelea por la victoria, y creo que he crecido mucho como piloto para comprender la paciencia que se necesita para ganar».

    En el caso de Karam, esta podría ser su novena Indy 500, y es la octava en la que se inscribe como piloto de Dreyer & Reinbold desde su debut en 2014, con la única excepción su temporada 2015 en Chip Ganassi Racing. Siendo aún relativamente joven a sus 27 años, Karam sufre todos los años para conseguir velocidad a una vuelta, como demuestran sus últimas fila en las tres últimas ediciones y que nunca haya clasificado entre los 20 primeros. Aún así, este último año logró quitarse la espina en carrera al terminar en séptima posición tras Ferrucci, ayudado en parte por las estrategias arriesgadas de otros pilotos.

    Con ello, Karam logró mejorar el noveno lugar de su debut, e igualó el puesto obtenido por Justin Wilson en 2010, el cual era el segundo mejor resultado en la Indy 500 de Dreyer & Reinbold desde su creación en el año 2000, solo por detrás de la cuarta posición de Oriol Servià en 2012. Después de que la pandemia descarrilase por el momento sus ambiciones de competir en más eventos, tanto piloto como equipo han sido partícipes del renacer del rallycross en los Estados Unidos que ha impulsado Travis Pastrana este otoño, siendo Karam subcampeón del primer Nitro Rallycross en la clase secundaria NEXT. A su vez, el campeón de Indy Lights 2013 también se aventuró en el mundillo NASCAR este año, disputando cinco eventos entre las divisiones Xfinity y Trucks.

    Fotos: IndyCar Media