¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    IndyCarFoyt completa su dupla principal para 2021 con Dalton Kellett

    Kellett tendrá un año completo en Foyt tras su temporada debutIndyCar Media

    El piloto canadiense, que disputó media temporada en 2020, cambia de coche sin cambiar de equipo, y disputará la temporada completa.

    Su primera temporada fue muy discreta, en la línea de su trayectoria junior.

    Sébastien Bourdais será su compañero, a la espera de que Romain Grosjean acepte o rechace un tercer asiento.

    A. J. Foyt Racing tendrá un enfoque totalmente renovado para la temporada 2021 en busca de alejar los fantasmas de temporadas pasadas. Después de un año complicado en el que Charlie Kimball fue su único piloto principal a tiempo completo, con el segundo asiento siendo repartido entre tres pilotos distintos, la formación fundada por el legendario heptacampeón de IndyCar volverá a tener dos pilotos principales durante el año, aunque ninguno de ellos será Kimball.

    El pasado mes de septiembre se anunció a Sébastien Bourdais como notable punta de lanza deportiva para 2021, y este martes el equipo ha confirmado una cara conocida para su segundo asiento en la figura de Dalton Kellett. El piloto canadiense, de 27 años, disputará su primera temporada completa en IndyCar en su segundo año en la categoría, pasando al volante del coche #4 tras un debut poco notable en 2020 como parte de la triada que ocupó el #14 junto a Bourdais y Tony Kanaan.

    Kellett había sido designado para disputar en 2020 la mayoría de las carreras en circuitos ruteros, además de disputar las 500 millas de Indianápolis en un tercer coche. Dado que sus requisitos para ocupar el asiento eran más económicos que deportivos (ocho años sin victorias en el Road to Indy con algunos podios sueltos), su rendimiento con el peor equipo de la parrilla fue el que cabría esperar, sin pasar del 20º puesto en clasificación o en carrera en las ocho pruebas que disputó. Su fiabilidad fue su mejor activo, registrándose su único abandono en una Indy 500 en la que una decente clasificación fue su única nota positiva tras un desempeño muy pobre durante todo el evento.

    La empresa familiar, K-Line Insulators (cauchos de silicona usados como aislantes eléctricos), seguirá en su coche, garantizando a Foyt un patrocinador a tiempo completo que sustituya el apoyo insulínico que Kimball se llevará a Carlin o a Coyne. «Asegurar un asiento principal es un gran impulso, y estar junto a Sébastien será una gran oportunidad para aprender de uno de los veteranos más experimentados de la parrilla», ha asegurado Kellett. Con sus dos coches principales ya ocupados, el propio jefe de equipo Larry Foyt ha descartado formalmente la posibilidad de alinear un tercer coche a tiempo parcial más allá de Indianápolis.

    A finales de noviembre, el nombre de Romain Grosjean sonó con fuerza como principal candidato para un programa limitado en circuitos ruteros, y se reportó desde los medios americanos que Foyt la opción más avanzada entre los varios equipos con los que Stefan Johansson, su nuevo mánager (y que también gestiona a Scott Dixon y Felix Rosenqvist), había conversado. Con todo, la llegada de Grosjean a la IndyCar permanece en seria duda tras escapar de la muerte en su accidente del Gran Premio de Bahréin, habiendo llegado a decir públicamente que podría replantearse de nuevo esta opción y volver a su negativa inicial.

    Fotos: IndyCar Media