¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
    Autobild.es

    IndyCarTakuma Sato vence en la lotería de Gateway por sólo 39 milésimas

    El japonés, fuera del top 10 todo el día, pasó del 12º al primer puesto gracias a una afortunada bandera amarilla.

    Ed Carpenter y Tony Kanaan, también beneficiados, completaron el podio en una carrera dominada hasta entonces por Santino Ferrucci.

    Josef Newgarden amplía su liderato pese a un trompo en la última vuelta.

    Todas las previsiones previas a la Gateway 500 apuntaban a un duelo de posición en pista en el que las estrategias, las paradas, el desgaste de las gomas y las banderas amarillas, jugarían un papel esencial. Todas ellas lo hicieron, pero de una forma que nadie podría haber imaginado. Cuando la carrera había evolucionado a un duelo directo entre los dos pilotos de Coyne y los candidatos al título, un trompo de Sébastien Bourdais puso la carrera en manos de tres pilotos que no habían figurado en todo el día, y Takuma Sato aprovechó el regalo para hacerse con una victoria que, aunque podría haberse esperado antes de la carrera, nunca habría podido imaginarse tras la primera vuelta.

    La salida vio a Josef Newgarden, Bourdais y Will Power retener sus posiciones en cabeza, pero por detrás, una desastrosa salida de Sato forzó una nueva situación de riesgo en la primera curva en la que, por increíble que parezca, los cinco pilotos implicados en el accidente de la primera vuelta en Pocono llegaron a estar en paralelo. Sato consiguió esquivar por poco una colisión con Ryan Hunter-Reay, a costa de caer al 13º lugar, mientras Santino Ferrucci y Scott Dixon aprovechaban la escaramuza para situarse en el top 5. Por detrás, un trompo de Marcus Ericsson entre las curvas 3 y 4 forzó un primer periodo de 'caution'

    En la resalida de la vuelta 7, Power superó a Bourdais por el exterior de la curva 2, y Ferrucci aprovechó la situación para rebasar a su compañero por el interior de la 3, ubicándose tercero. La posición en pista, como se esperaba, fue clave en el primer stint, en el que solo Power y Ferrucci aguantaron el ritmo de Newgarden. Justo cuando todos los pilotos de cabeza habían completado sus paradas entre las vueltas 50 y 55, Power golpeó el muro saliendo de la curva 4, intentando seguir la estela de Newgarden. El 'caution' fue providencial para James Hinchcliffe, octavo antes de las paradas, que estaba a punto de entrar en el pit lane en ese mismo momento, y heredó el liderato delante de Ferrucci, quien emergió de boxes por delante de Newgarden.

    Durante este 'caution', Dixon se dirigió a su pit con una fuga en el radiador que acabó con sus opciones. Tras una loca resalida, Bourdais adelantó a Newgarden, y tras buscar superar a Hinchcliffe por activa y por pasiva durante varias vueltas, Ferrucci se hizo finalmente con el liderato en la vuelta 84, marchándose a posteriori con un gran ritmo. En el segundo periodo de paradas, Bourdais consiguió salir por delante de Hinchcliffe parando más tarde, pero Newgarden no lo consiguió adelantándose, rozando el mismo accidente que Power, pero en la curva 2. De nuevo, un 'caution' puso fin al periodo de paradas, en esta ocasión por un doble roce de Ericsson con el muro. Habiendo adelantado su parada, Rossi alcanzó la quinta posición, arriesgando su situación de gasolina para el final de carrera.

    En la resalida de la vuelta 131, Rossi ganó una posición más a costa de su rival Newgarden, y Conor Daly, asentado en el top 10 con ayuda de un 'caution' anterior, se situó sexto sobre Pagenaud, pero la carrera solo se mantuvo tres vueltas con bandera verde, después de que Spencer Pigot acabase en el muro tras chocar con Charlie Kimball cuando intentaba pasarle. La resalida en la vuelta 142 vio a Rossi y Newgarden dejar atrás a Hinchcliffe, y desde entonces, Coyne pasó a gestionar la carrera con Ferrucci y Bourdais, sin rodar a gran velocidad y manteniendo agrupado a todo el pelotón en busca de completar la carrera con solo una parada más. La mayoría de pilotos en las posiciones de cabeza apostaron por parar sobre la vuelta 175, a excepción de los dos líderes y Daly, y todos ellos encontraron gran tráfico.

    Rossi perdió posición con Newgarden y Hinchcliffe en su parada, pero no tardó en rebasar al canadiense, mientras Daly en cabeza iniciaba su caza a los Coyne antes de parar en la vuelta 186, tres vueltas antes que ellos. Ferrucci perdió tiempo en su parada por culpa de la manguera y salió detrás de Daly, pero Bourdais, que había regresado a pista tras Rossi, trompeó en la recta, rompiéndose su suspensión trasera derecha y provocando el 'caution' que lo alteró todo. En principio, Newgarden y Rossi se ponían al frente de la carrera sobre Ferrucci y Daly, pero el primero estaba situado delante de Bourdais cuando este trompeó, al igual que tres pilotos que no habían parado: Sato (12º antes de las paradas previas), Tony Kanaan (13º) y Ed Carpenter (15º), y todos ellos contaban con una vuelta de ventaja sobre el resto, por lo que pudieron parar en boxes y mantenerse en las cuatro primeras posiciones.

    La resalida no trajo ningún cambio de posición al frente, aunque Ferrucci conseguiría quitarle el quinto puesto poco después a un Rossi totalmente vendido por su situación de gasolina, parando más tarde a 22 vueltas del final. Solo Newgarden y Ferrucci pudieron seguir a los afortunados líderes, pero sin más cambios de posición, con Sato abriendo hueco con facilidad sobre Kanaan. A solo tres vueltas del final, Carpenter consiguió al fin rebasar a Kanaan tras varias vueltas de presión, y tuvo tiempo de lanzar un ataque final sobre Sato, pero el japonés prevaleció por tan solo 39 milésimas, consiguiendo su segunda victoria de la temporada y la quinta de su carrera en IndyCar, de una forma similar a la obtenida en Portland el año pasado.

    Carpenter hubo de conformarse con el noveno podio de su carrera, y el primero en óvalo corto, mientras que Kanaan obtuvo su primer podio desde Texas 2017, y el 78º de su carrera, brindando además al equipo Foyt su primer podio desde Detroit 2015, y el primero en óvalo desde la victoria de Airton Daré en... ¡Kansas 2002! El final fue aún de mayor infarto en la pelea por el cuarto lugar. A 14 vueltas del final, Ferrucci superó a Newgarden, pero la ambición le pudo, y un mal intento sobre Carpenter le costó perder la posición de nuevo. Ferrucci recuperó posición en la penúltima vuelta, pero en la última vuelta sufrió un sobreviraje en la última curva, causando que Newgarden trompease en su interior. El líder del campeonato tardó en rearrancar, y cayó al séptimo lugar tras Pagenaud y un Daly que suma su mejor resultado en otra gran actuación con Carlin, aunque se quedase con ganas de más.

    Newgarden, de hecho, cruzó la meta milésimas por detrás de Rossi, pero este estaba doblado tras su tardía parada, en 13ª posición, aumentando su desventaja a 46 puntos, y siendo superado por un Pagenaud que se coloca a 38 de su compañero. Hunter-Reay, Colton Herta (primera carrera finalizada en óvalo) y Marco Andretti completaron el top 10 en un día de locos en el que los grandes protagonistas se vieron sobrepasados por un inoportuno 'caution', y en el que Takuma Sato encontró en una victoria aparecida de la nada la redención que necesitaba. Nunca es tarde, y menos cuando solo quedan dos carreras. La semana que viene, defenderá en Portland su victoria de 2018.

    RESULTADOS finales de la GATEWAY 500 (248 VUELTAS)

    clasificación de la indycar 2019 (15 carreras de 17)

    Fotos: IndyCar Media

    Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto