¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    Álex Palou hace historia en Long Beach y se proclama campeón de IndyCar

    Álex Palou hace historia en Long Beach y se proclama campeón de IndyCar
    En su segundo año en IndyCar, Palou entra en los libros de historia con su campeonatoIndyCar Media
    Adrián Fernández
    Adrián Fernández8 min. lectura

    El piloto español se convierte en el primer campeón español de la historia en los Estados Unidos tras acabar cuarto en el Gran Premio de Long Beach.

    Un accidente inicial de Pato O'Ward remató las opciones del talento mexicano.

    Colton Herta remontó desde el 14º lugar para quitarle el triunfo a Josef Newgarden.

    Álex Palou Montalbo ha inscrito su nombre con letras de oro en la historia del automovilismo español, al conseguir uno de los logros individuales de circuito más importantes jamás obtenidos por un talento nacional fuera de la Fórmula 1. El piloto nativo de Sant Antoni de Vilamajor se ha proclamado este domingo campeón de la temporada 2021 de IndyCar Series tras cumplir con el resultado que necesitaba en el Gran Premio de Long Beach, terminando la última ronda de la temporada en cuarta posición.

    De cara al inicio de esta carrera, la ventaja de puntos de Palou era tan amplia que le bastaba con terminar en duodécima posición para proclamarse campeón. Sin embargo, la situación no era sencilla saliendo en un circuito complicado desde la décima posición, tener dos puestos por delante a su principal rival Pato O'Ward, que necesitaba al menos terminar entre los dos primeros, y la pole de un lejano Josef Newgarden que necesitaba forzar el triunfo. Por fortuna, un temprano incidente para O'Ward y la excelente victoria de Colton Herta desde el 14º lugar terminaron por rematar la faena.

    La salida se saldó sin incidentes destacables, abanderando el orden Newgarden por delante de Scott Dixon y Hélio Castroneves, mientras Simon Pagenaud caía del cuarto al sexto puesto. Sin embargo, el drama saltó por los aires al llegar a la horquilla, cuando Ed Jones golpeó a O'Ward, haciéndole trompear. Justo detrás, Palou llegó a tocar su coche con su alerón, pero logró evitar que se rompiese por milímetros. Colton Herta, en el mismo incidente, se levantó brevemente del asfalto, pero corrió peor suerte Ryan Hunter-Reay, que tuvo que reparar daños en boxes en su última carrera como piloto de Andretti, y perdió después una vuelta al relanzarse rápido el evento en la quinta vuelta.

    Palou había aprovechado el incidente para situarse delante de Jones que recibió un Drive Through por su incidente, aunque la octava posición solo duró una vuelta hasta que Herta, remontando desde el puesto 14, le adelantó con facilidad. El americano también superó en vueltas posteriores a James Hinchcliffe y Pagenaud, poco después de que Romain Grosjean avanzase a la cuarta posición a costa de un bloqueo de frenada de Felix Rosenqvist en la recta trasera.

    Con la llegada de la vuelta 18, llegó el desastre para Pato O'Ward. A la salida de la horquilla, persiguiendo a Jimmie Johnson, el palier de su coche se rompió, junto a los sueños de los fans mexicanos. Este hecho dejaba a Palou con la necesidad de sumar solamente un 22º puesto para ser campeón sin importar lo que hiciese un Newgarden obligado a arrasar. Todos los líderes optaron por parar en boxes antes del periodo de caution, con la excepción de Castroneves, Grosjean y Rosenqvist, aunque el francés sí acabó parando antes de que se relanzase el evento. Este relanzamiento no duró mucho, ya que Ericsson se fue al muro de neumáticos en la primera curva de la vuelta 26 cuando se defendía de Alexander Rossi.

    En esta amarilla, todos los que no habían parado procedieron a hacerlo, salvo Castroneves y Graham Rahal. Con el reinicio, Herta continuó al ataque absoluto, rebasando en vueltas consecutivas a Dixon y Newgarden para ponerse líder virtual en la vuelta 32, y líder real en la 35 cuando pararon los dos pilotos fuera de estrategia. Un hecho importante que influía directamente en el bonus por vueltas lideradas que Newgarden necesitaba sí o sí. En las vueltas posteriores, el piloto de Andretti Autosport se marchó en la distancia, abriendo un margen de ocho segundos en la vuelta 47.

    Pocas cosas más ocurrieron en este stint, más allá de un meritorio adelantamiento de Grosjean sobre Rossi, problemas mecánicos para Rinus VeeKay (presión de gasolina) y para Hunter-Reay (neumático trasero derecho), los intentos de Palou por superar a Hinchcliffe y el regreso de O'Ward a pista con 35 vueltas perdidas. En el periodo de paradas posterior entre las vueltas 55 y 60, el gran trabajo de Ganassi permitió sacar a Palou por delante de Hinchcliffe, que después perdió muchos puestos repentinamente. La carrera volvió a ser neutralizada cuando un incidente entre Conor Daly y Oliver Askew dejó al segundo en una barrera de neumáticos. Esto reorganizó todo e igualó las diferencias para la resalida de la vuelta 66, pero las hostilidades cesaron en mayor medida.

    A 10 vueltas del final, con los abandonos y sin que Newgarden pudiese sumar ya el bonus de dos puntos por liderar más vueltas, las cuentas sumaban los puntos necesarios para considerar a Palou campeón, pasase lo que pasase. Newgarden intentó forzar la maquina en las vueltas finales y arrebatarle el triunfo a Herta, pero el líder usó la cabeza para conseguir su segunda victoria consecutiva, y la tercera de la temporada. Completaron el podio Newgarden y Dixon por delante del agraciado Palou. Pagenaud, Bourdais y Sato terminaron sus respectivas trayectorias en sus equipos con la quinta, octava y novena posición.

    Un éxito de proporciones mayúsculas para un Palou que nunca había conseguido un título en el automovilismo, que se convierte en el cuarto piloto de la historia moderna en ganar un título sin vencer antes en óvalos y que venga de este modo el desastre mecánico que le dejó sin título de Super Formula en 2019. Una trayectoria que le ha llevado desde un frío test en el invierno de 2014 para Campos Racing en un F3, al escalón más alto del automovilismo americano. ¿Próximo objetivo, según el propio Palou? Ganar otro. Y la Indy 500, por supuesto.

    RESULTADOS FINALES DEL GRAN PREMIO DE LONG BEACH 2021

    Fotos: IndyCar Media