Mis favoritosAccesoVender coche
Autobild.es

Infiniti paraliza el desarrollo de modelos basados en plataformas Mercedes

Un informe de Reuters asegura que Infiniti ha paralizado el desarrollo de nuevos modelos basados en plataformas compartidas con Daimler.

Citando algunas fuentes internas, Reuters asegura que se debe al elevado precio de la tecnología procedente de Mercedes, lo que reduce drásticamente la rentabilidad para la firma nipona.

Render del futuro Infiniti Q40 sedán.

El acuerdo de colaboración tecnológica que mantienen el Grupo Daimler y la Alianza Renault-Nissan-Mitsubishi ha sufrido un importante revés en los últimos meses, pues Nissan ha paralizado todos los proyectos de nuevos modelos compactos de Infiniti basados en la plataforma MFA2 de Mercedes. Los proyectos afectados son los sucesores de los actuales Infiniti Q30 y QX30 y el nuevo sedán compacto, que en teoría debería llamarse Q40, una berlina de un tamaño similar al nuevo Mercedes Clase A Sedán.

El motivo que alega el informe de Reuters es el precio, pues según afirman sus fuentes, los costos de la tecnología de Mercedes dificultan mucho alcanzar los objetivos de rentabilidad de Infiniti.

La consecuencia primera y directa de paralizar el desarrollo de estos productos con base MFA2 será tener que reorientar todo el proyecto con nuevas plataformas propias, extraídas de la Alianza Renault-Nissan-Mitsubishi. Lo cual no solo supone nuevos costos sino incurrir, probablemente, en retrasos sobre los calendarios previstos. Aunque lo más grave será el impacto económico negativo de modificar estos planes, pues Nissan ya ha pagado parte del desarrollo de dicha plataforma alemana, una plataforma que no va a usar.

Mercedes Clase A Sedán de batalla larga, versión específica para el mercado chino.

Aunque no solo está el gasto derivado del desarrollo de esta plataforma, sino que la nueva planta de Aguascalientes, en México, construida por ambas corporaciones y destinada a producir modelos de ambas marcas (Infiniti y Mercedes) para el mercado estadounidense, fue ideada desde el principio para producir modelos basados en la plataforma MFA2. Por lo que Reuters afirma que la rentabilidad de estas instalaciones se reducirá en unos 1.000 millones de dólares.

Es en esta planta donde se pensaba fabricar el aún inédito Infiniti Q40, un sedán compacto basado también en la plataforma MFA2 que estrenó recientemente la nueva generación del Mercedes Clase A, y la variante sedán de este, presentada ya en su formato de batalla larga, especificaciones que serán exclusivas del mercado chino. Aún estamos a la espera de asistir a la presentación de la variante sedán de especificaciones europeas.

Por el momento, el informe de Reuters solo afirma que los modelos afectados, los Q30, QX30 y el teórico Q40, serán desarrollados sobre plataformas propias, aunque no se han revelado detalles técnicos al respecto.

Fuente: Reuters

Noticias relacionadas

Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto