Logo Motor.es

¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir

ITV negativa e ITV desfavorable, ¿cuál es la diferencia?

ITV negativa e ITV desfavorable, ¿cuál es la diferencia?
Estos son los diferentes resultados que puedes recibir al pasar la ITV
Adrián Lois
Adrián Lois6 min. lectura

Cuando pasas la ITV con tu vehículo, tienes tres posibles resultados: favorable, desfavorable y negativo. Muchos conductores desconocen las diferencias entre estas dos últimas posibilidades y las multas que acarrea circular sin superar la inspección.

La ITV es un procedimiento obligatorio que todo vehículo debe pasar durante el tiempo en el que esté circulando por la carretera para asegurarse que cumple las exigencias técnicas y medioambientales.

A la hora de pasar la ITV, podremos recibir hasta tres posibles resultados diferentes. Si la hemos superado, tendremos un resultado favorable; si no lo hacemos, recibiremos un resultado desfavorable o bien uno negativo.

De no pasar la ITV, el conductor tendrá que cumplir con ciertas obligaciones, que serán diferentes en función del resultado, y que no muchos conductores conocen en detalle.

La fecha válida para pasar la ITV viene reflejada en la ficha técnica del vehículo y en la pegatina de tu última inspección. No obstante, podrás pasar la ITV durante los 30 días anteriores sin que varíe los plazos.

Estos son los posibles resultados que puedes obtener en una inspección ITV

ITV favorable

Como su propio nombre indica, este resultado es el mejor que puedes obtener cuando realizas la inspección técnica de tu vehículo. Significa que has superado la ITV y podrás seguir circulando con normalidad.

La estación ITV anotará el resultado en el Registro General de Vehículos de la DGT y te dará la pegatina para que la coloques en la parte superior derecha del parabrisas.

El tener un resultado favorable no quiere decir que no se haya podido detectar algún defecto leve en el vehículo. Presta atención al resultado final, ya que deberás subsanar estos defectos leves, como por ejemplo una bombilla fundida, defectos en el limpiaparabrisas…, en un plazo máximo de 2 meses.

Recuerda que no llevar la pegatina puesta o ponerla en un lugar que no corresponde se puede castigar con una multa de 80 euros.

En la ITV puedes recibir dos resultados que te harán repetir la prueba: desfavorable y negativo

ITV desfavorable

Este es uno de los dos resultados que no quiere recibir cuando pasas la ITV. En el caso de que detecten algún defecto grave en el momento de realizar la inspección técnica, recibirás un resultado desfavorable.

Esto quiere decir que los defectos encontrados en el vehículo reducen las condiciones de seguridad del vehículo, ponen en riesgo a otros usuarios o pueden tener un impacto negativo sobre el medio ambiente. Defectos graves como, por ejemplo, llevar los frenos en mal estado, tener un retrovisor roto, pérdida de líquidos o problemas más serios en el alumbrado.

Si has recibido este resultado desfavorable, no podrás circular con tu vehículo salvo para su traslado al taller o al lugar en el que vayas a subsanar estos defectos graves, y para la vuelta a la estación ITV, que no tiene por qué ser necesariamente la misma.

Tienes un plazo de dos meses para hacerlo, si no la estación podría avisar a la DGT para proponer la baja del vehículo. Y si te pillan circulando en una situación diferente a las permitidas, podrías ser sancionado con 200 euros.

Conducir con la ITV desfavorable, negativa o caducada supone una sanción económica, y puede que algo más...

ITV negativa

En caso de recibir un resultado negativo en la estación ITV, querrá decir que tu vehículo presenta algún defecto calificado como muy grave, por lo que el riesgo para la seguridad vial o el impacto sobre el medio ambiente son directos e inmediatos.

Al igual que en el caso de una ITV desfavorable, el vehículo quedará inhabilitado para circular, pero ni siquiera para trasladarlo al taller. El conductor deberá llevar el vehículo hasta el lugar de reparación en una grúa, y lo mismo para su camino de vuelta a la estación. Y como en el otro caso, tiene dos meses para hacerlo.

De no cumplir este plazo, el conductor estará obligado a pasar de nuevo la inspección completa. Además, si el conductor es pillado circulando cuando no ha subsanado los defectos de su vehículo podrá ser multado con 500 euros, sin posibilidad de descuento por pronto pago.

ITV caducada

No es un resultado como tal de la ITV, pero a día de hoy llevar la ITV caducada representa uno de los problemas más graves a los que se enfrenta el parque automovilístico español en la actualidad.

El absentismo en las ITV se produce cuando los conductores no acuden a pasar la inspección cuando les toca, o que circulan con la ITV caducada. La multa por circular en estas condiciones es de 200 euros, si bien un agente podría retirarte el permiso de circulación si lo detecta a pie de carretera.

En estos casos, además, se entregará al conductor un documento para que pueda desplazarse hasta la ITV en un plazo de 10 días.

Seguro coche

Calcula ahora el precio de tu seguro de coche

¡Infórmate!
Contador visitas