¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    Unos bocetos del Jaguar i-Pace parecen filtrar un rediseño del crossover eléctrico

    Unos bocetos del Jaguar i-Pace parecen filtrar un rediseño del crossover eléctrico
    13
    Bocetos de patente del nuevo Jaguar i-Pace 2022Motor Trend
    Sergio J. Cabrera
    Sergio J. Cabrera6 min. lectura

    Tras la gran actualización técnica que el Jaguar i-Pace 2021 estrenó a principios de este año, parece que Jaguar está preparando una nueva actualización que va a afectar al esquema estético del modelo. Ya que la marca ha registrado unos bocetos con ligeros cambios en la zaga y el frontal, tomados directamente del concept presentado en 2016.

    Estos extraños bocetos de patente fueron presentados por la compañía británica a principios del año pasado, pero no ha sido hasta inicios de este mes que se ha hecho efectivo su registro internacional, lo que ha supuesto que los bocetos pasen a formar parte de la base de datos pública de las respectivas autoridades de patentes y marcas. Estos han sido descubiertos por la publicación Motor Trend y revelan una serie de modificaciones estéticas del Jaguar i-Pace, aunque por su naturaleza no tenemos claro si se trata realmente de un facelift o de otra iniciativa de la firma.

    A pesar de que aparecen varios cambios en el frontal y la zaga, lo cierto es que estos son tan sutiles que cuesta diferenciarlos a simple vista. Por eso hemos creado imágenes comparativas de las zonas más afectadas por estos cambios, que curiosamente han sido extraídos del i-Pace concept que fue presentado en 2016. El parecido con este modelo es tal, que los bocetos parecen corresponderse con el prototipo inicial del modelo, aunque cuenta con algunas modificaciones propias de la variante de producción, como la silueta de los espejos retrovisores laterales de mayor tamaño.

    Comparativa delantera

    En el frontal es muy difícil encontrar los cambios del modelo que protagoniza estos bocetos, puesto que estos son mínimos y además, están tan bien integrados que resulta algo complejo localizarlos a simple vista.

    Al contrario que en otros facelifts de este tipo, los elementos principales del frontal del crossover eléctrico británico no van a cambiar. Como se aprecia claramente en los bocetos de patente, las ópticas, la parrilla y las entradas de aire frontales son idénticas a los elementos que monta el modelo que podemos encontrar actualmente en los concesionarios de la marca. Lo que sí cambia, aunque solo ligeramente, es la zona inferior del paragolpes, que adopta las formas del concept original, sin las ópticas auxiliares y con una moldura metálica que cubre el ángulo sobre estas y que dispone de lamas en su zona superior. De resto, el frontal luce idéntico a las imágenes del modelo actual.

    Curiosamente, en la zona trasera encontramos más cambios, pues el paragolpes cambia casi por completo. Las ópticas parecen tener las mismas gráficas pero las salidas de aire inferiores cambian de posición y las formas del propio paragolpes y el difusor inferior también son diferentes. Adoptando las formas exactas del concept de 2016.

    Comparativa trasera.

    ¿Facelift o concept?

    Ante el extremo parecido de estos bocetos con el concept no podemos sino preguntarnos si estamos realmente ante el registro del diseño de ese prototipo en lugar de una nueva actualización del modelo. Estos bocetos fueron presentados a inicios de 2019, cerca de 3 años después de la presentación del i-Pace concept y casi un año después de la presentación de la versión de producción. Sería un inmenso error dilatar tanto un trámite tan básico y fundamental como ese, de ahí que supongamos que la marca pretende registrar un rediseño del modelo, aunque lo cierto es que el único elemento impropio del concept es la silueta de los espejos retrovisores. Lo que también nos hace pensar que o bien nunca llegaron a registrar el prototipo de 2016 o pretenden emplear estos rasgos en un futuro.

    El caso es que la compañía ya presentó una gran actualización del modelo a inicios de este año, aunque en ese momento solo fueron implementadas novedades en los apartados técnico y de equipamiento, con motivo de la llegada del nuevo modelo 2021. Esto incluyó el estreno del nuevo sistema de información y entretenimiento Pivi Pro que ya está disponible en otros modelos de Jaguar Land Rover y que cuenta con dos pantallas de 5 y 10 pulgadas, conectividad inalámbrica Apple CarPlay y Android Auto. Además de elementos como la cámara 3D Surround con vista 360° y el sistema ClearSight para el espejo retrovisor interior. A nivel mecánico no fueron implementadas más modificaciones que las que afectaron al sistema de carga del modelo, que ahora cuenta con un cargador de 11 kW que permite cargar mucho más rápido.

    Prueba del Jaguar i-Pace.

    Unos bocetos del Jaguar i-Pace parecen filtrar un rediseño del crossover eléctrico