¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    Jean-Eric Vergne, un merecido campeón de la Fórmula E

    Fernando Sancho
    Fernando Sancho5 min. lectura

    Jean-Eric Vergne se reencuentra con la victoria ocho años después de ganar el título de la Fórmula 3 Británica.

    El enésimo producto roto de Red Bull ha sabido reinventarse para convertirse en el cuarto ganador distinto de la Fórmula E.

    "Este título va por mi amigo Jules". Estas fueron las primeras palabras de Jean-Eric Vergne una vez superado el éxtasis inicial, tras asimilar que se habíaconseguido su objetivo de campeón de la 'Season Four' de la Fórmula E. Un mensaje de cariño hacia el malogrado Bianchi que define en gran medida la naturaleza del piloto de Pontoise. Pocas veces el motorsport es justo, pero en esta ocasión Jean-Eric Vergne ha podido saldar un buen número de cuentas con su pasado, con los que decidieron no creer en él y con los que dudaron de su talento. Jean-Eric Vergne es, sin duda, un merecido campeón de la Fórmula E.

    Largo tiempo ha pasado desde que Jean-Eric Vergne consiguió en 2010, ya como miembro de la estructura Red Bull Junior Team, el título de la F3 Británica con el equipo Carlin. Un triunfo que le abrió de par en par las puertas de la Fórmula Renault 3.5 en la que ya había debutado como sustituto de un Brendon Hartley que había sido despedido del exigente programa de jóvenes pilotos del equipo austriaco. En su primer año, fue subcampeón, sumando los méritos suficientes para ser piloto titular de la Scuderia Toro Rosso en 2012 junto al australiano Daniel Ricciardo.

    Jean-Eric Vergne sumó más puntos que Daniel Ricciardo en su primer año en Fórmula 1 y no rindió muy por debajo del británico en su segunda temporada en el seno de Toro Rosso. Con todo, fue Ricciardo el que promocionó hasta el equipo Red Bull en 2014 con la marcha de Mark Webber, mientras que Vergne compartió box con un Daniil Kvyat que en ningún momento logró hacerle sombra. Con todo, fue el piloto ruso el que saltó en 2015 a Red Bull tras el fichaje de Sebastian Vettel con Ferrari y las prisas por colocar a Max Verstappen y Carlos Sainz en Toro Rosso hicieron el resto. Jean-Eric Vergne estaba fuera del programa Red Bull.

    Sin opciones de seguir en Fórmula 1, más allá del rol de piloto probador que ocupó en Ferrari, Jean-Eric Vergne buscó otras alternativas y encontró acomodo en el equipo Andretti Autosport de Fórmula E, con el que comenzó a competir a partir del tercer ePrix de la 'Season One' del certamen. A pesar de ello sumó dos podios en su primer año en el certamen eléctrico. En la temporada 2015-16 fichó por el equipo DS Virgin, aunque no terminó de cuajar en el equipo y su mala relación con Sam Bird, piloto con el que se ha jugado el título, le llevaron a cambiar de aires.

    Jean-Eric Vergne encontró su lugar en el mundo en el equipo Techeetah, una formación sin la presión de tener un fabricante detrás y con un ambiente mucho más familiar. Compaginó su primera temporada con el equipo chino con un programa en LMP2 junto a Manor en el WEC. En el certamen eléctrico, Vergne demostró todo su potencial sumando con el Renault Z.E. 16 un total de cuatro podios y alcanzando en la última carrera de la 'Season Three' su primera victoria en el certamen. Un triunfo que sin duda espoleó a Vergne de cara a un año 2018 en el que también ha competido en las European Le Mans Series con G-Drive Racing.

    Su rendimiento durante la 'Season Four' de la Fórmula E ha sido muy destacado. Comenzó la temporada con un podio en Hong Kong y aunque su primera victoria no llegó hasta el ePrix de Santiago de Chile, su regularidad ya le había colocado como candidato al título. También ganó en Punta del Este y en París, lo que unido al podio cosechado en Berlín ha sido suficiente para que Jean-Eric Vergne sea el nuevo campeón de la Fórmula E. Tras puntuar en cada una de las carreras de la temporada 2017-18, Vergne ha inscrito su nombre en la historia del certamen antes del que se espera que sea el inicio de una nueva era.

    Fotos: Techeetah