¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
    Autobild.es

    KTM no usará un motor radicalmente nuevo en su MotoGP de 2021

    Miguel Oliveira y Brad Binder serán los pilotos del equipo oficial de KTM en 2021.

    El nuevo motor de la KTM RC16 es una evolución directa del usado en 2020 y no presenta un concepto distinto como se rumoreaba.

    El fabricante austriaco ha podido homologar un nuevo propulsor gracia al sistema de concesiones que se utiliza en MotoGP.

    La pandemia de COVID-19 llevó a Dorna a modificar los plazos de homologación de cada una de las MotoGP y algunas de sus componentes, como el propulsor. El promotor del certamen y los seis fabricantes de la categoría reina acordaron congelar el desarrollo de las piezas que se homologaron para 2020, lo que entre otras cosas significa que las marcas competirán en 2021 con los mismos chasis, carrocerías y motores que la pasada campaña. Una regla que tiene una excepción, ya que KTM y Aprilia comenzaron 2020 como fabricantes con concesiones debido a su falta de resultados con anterioridad en condiciones de seco.

    Aunque KTM ha perdido estas ventajas en 2020, el hecho de comenzar la temporada como fabricante con concesiones ha llevado a recibir una exención a la norma por parte del resto de las marcas presentes en MotoGP. De esta forma, KTM podrá homologar un nuevo motor antes de la primera carrera de 2021, circunstancia que ha suscitado temor entre sus rivales. Sin embargo, responsables de la marca han confirmado que la firma austriaca no ha cambiado el concepto de su propulsor y el nuevo motor es evolución directa del utilizado en 2020. En otras palabras, la KTM RC16 no cuenta con un motor radicalmente nuevo.

    El propio Pit Beirer como responsable de KTM Racing así lo ha explicado: «Tenemos el mismo concepto de moto y no hay un motor radicalmente nuevo. Hemos revisado algunas piezas, pero no hemos traído un propulsor completamente nuevo. Aunque aplicando la normativa a nuestro favor podíamos construir una moto completamente nueva, nos hemos comprometido a aprovechar el material que teníamos y no malgastar recursos. No teníamos plan de hacer una MotoGP completamente nueva y sacar ventaja de este hecho. Hemos trabajado en algunas partes de nuestro motor y hecho algunas modificaciones, pero no afectan a las partes más importantes del propulsor».

    Fuente: Autosport / Fotos: KTM Racing