¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    Lotus presenta su ambiciosa estrategia para convertirse en fabricante de eléctricos

    Factoría de Lotus en HethelLotus

    La compañía británica ha presentado un ambicioso plan estratégico para convertirse en un fabricante de mayor volumen con presencia en prácticamente todos los continentes y además con un catálogo que estará compuesto exclusivamente por modelos eléctricos mucho antes de lo esperado.

    Ayer fue una jornada muy especial para Lotus Cars, pues tras varios años de proyectos y estudios al fin han desvelado la elaborada planificación que han desarrollado para convertirse en un fabricante de mayor volumen, que además contará con un catálogo compuesto exclusivamente por vehículos eléctricos antes de que termine esta década.

    Aunque la novedad principal fue el Lotus Emira, el último modelo alimentado por gasolina presentado por la marca y que está llamado a sustituir a toda su gama actual, lo cierto es que el anuncio de este deportivo restó mucho protagonismo a los demás anuncios realizados por la marca británica, que en perspectiva son bastante más destacables, pues básicamente suponen el mayor golpe de timón que va a sufrir el fabricante de Hethel en sus más de 70 años de historia.

    La factoría de Hethel ha sufrido notables mejoras estos años.

    Desde que Lotus pasó a formar parte del Grupo Geely no hemos parado de oír que la compañía está preparando numerosas novedades y planes para convertirse en un fabricante de mayor volumen, pero hasta ahora no conocíamos el alcance de las medidas que van a ser puestas en práctica y que van a afectar a todas las divisiones de la compañía. Desde el departamento de I+D hasta la red comercial de la marca e incluso Lotus Engineering, su célebre consultoría de ingeniería, van a sufrir notables cambios en los próximos años.

    Esta gran transformación la podemos desgranar en 3 puntos principales: producto, infraestructura y ventas. El primero de ellos es el más evidente, pues no es ningún secreto que la gama de modelos de Lotus va a cambiar radicalmente, pues además de la llegada del monstruoso Lotus Evija eléctrico de +2.000 CV van a desaparecer todos los productos actuales de la compañía en favor de un nuevo deportivo de motor central que fue precisamente anunciado hoy, además del SUV que esperamos desde hace años.

    La columna vertebral de esta nueva gama serán 4 plataformas que serán la base del catálogo de Lotus. Una de las plataformas es denominada ‘Hypercar’ y como es evidente se trata de la que emplea el actual Evija. La otra recibe el nombre ‘Sportscar’ (denominada internamente Elemental) y es una evolución de la arquitectura de aluminio del Evora y que notablemente evolucionada va a ser la base del futuro Lotus Emira. Las otras dos arquitecturas serán las ‘Electric Sportscar’ y ‘Premium’ (también llamada Evolution), destinadas respectivamente a los futuros modelos eléctricos deportivos de la marca y lo que Lotus denomina «vehículos Lifestyle», expresión que solo puede corresponderse con los modelos de corte crossover, de los que por el momento solo tenemos confirmación de uno.

    Esquema de las 4 nuevas arquitecturas de Lotus.

    Un detalle muy importante es que el Lotus Emira ha sido presentado como el último modelo alimentado por gasolina de Lotus, por lo que podemos suponer que los futuros modelos - incluido el SUV - serán eléctricos. Según ha confirmado la marca, a partir de 2028 Lotus fabricará exclusivamente modelos alimentados por baterías. Por lo que el Lotus Emira solo estará en producción unos pocos años.

    Infraestructura y ventas

    En cuanto a su infraestructura, Lotus también ha confirmado que no solo ha mejorado sus instalaciones en Gran Bretaña, sino que además ha vuelto a anunciar la futura construcción de una planta en China, que suponemos servirá como cadena de montaje para los modelos de mayor volumen, como por ejemplo su futuro SUV.

    En cuanto a las ventas, Lotus espera sobrepasar ya las 100.000 unidades anuales, pero esto es tan solo una porción de lo que espera alcanzar de aquí a 2028. La compañía no ha revelado cifras específicas, pero si hacemos caso de algunos gráficos de previsión publicados ayer, la compañía espera duplicar o triplicar su producción antes de que termine esta década. Evidentemente, para ello necesita algo más que modelos de corte deportivo y contar con un modelo de elevadas ventas como puede ser un crossover. De la misma manera, también ha sido anunciado un ambicioso plan comercial que contempla crear una red más amplia de concesionarios y la posibilidad de adquirir vehículos de manera online.

    El nuevo Emira será presentado el 6 de julio.

    En cualquier caso, el primero de estos nuevos modelos va a ser presentado este mismo verano y esperamos que llegue al mercado antes de que termine el año, tras el cual llegará el Evija eléctrico y será de suponer que también en breve será anunciado el primer crossover de la compañía.